nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Candidatura de Harold Caballeros, sin respaldo de líderes evangélicos

Dirigentes de iglesias consideran que su decisión no coincide con la teología bíblica. El voto evangélico, dice un experto, no está necesariamente con él.

  • Política    
  • 5 ene 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Las posibilidades de que el sector evangélico apoye la candidatura del ex pastor Harold Caballeros, parecen pocas. El que haya coincidido con dirigentes protestantes durante años y que incluso sea conocido por los medios de comunicación eclesiales, no garantizan un voto de ese sector, señalan.

Algunos interpretan su incursión en la vida política del país como “una teología equivocada”. Eberto García, superintendente nacional de la Iglesia de Dios del Evangelio Completo, es uno de ellos: el dirigente señala que en ningún pasaje de la Biblia se aprecia a un sacerdote dejando su sacerdocio para convertirse en Rey y tampoco a un Rey dejando el trono para hacerse sacerdote.

García cree que el llamado para convertirse en pastor de un grupo de personas es un designio divino que no admite metamorfosis. Acepta, eso sí, que Dios en su soberanía puede decidir que Caballeros participe. “Y si es así, cosechará el fruto de ese llamado”, concluye.

elPeriódico intentó localizar a Caballeros a través de su teléfono celular, pero fue imposible.
Entre tanto, Darío Pérez, presidente de la Alianza Evangélica, señala que Caballeros tiene derecho a participar como ciudadano.

Luego de decir esto, toma distancia con el proselitismo que este pueda realizar e indica que la Alianza Evangélica es apolítica y no apoyará a nadie, aunque uno de los candidatos se confiese como cristiano evangélico.

Otros pastores a quienes se les pidió conocer su opinión prefirieron no hablar. Belarmino Martínez, pastor adjunto de la iglesia Elim Central, señaló que su agrupación religiosa se reserva el derecho de opinar sobre la decisión de Caballeros.

Nunca ha habido entusiasmo

La Iglesia evangélica como tal nunca ha tenido un marcado entusiasmo sobre la candidatura de un pastor a la Presidencia, expone Samuel Berberián, decano de la Facultad de Teología de la Universidad Panamericana.

A su criterio, ningún candidato puede asegurar que tiene el voto de la Iglesia por sí misma. Los feligreses por lo regular apoyan proyectos como actividades masivas para evangelizar y conseguir prosélitos, pero cuando se habla de la Presidencia de la República se cuestionan sobre si votar por la expresión evangélica ayudará a su congregación en particular o no.

Además, algunos estarán expectantes en torno al grupo que acompañará a Caballeros. Si notan que es un grupo de políticos que han tenido participación previa, el entusiasmo decaerá.

El Periodico