nav
Viernes 24 de Noviembre de 2017

Politicos y mundo evangélico abordaron temas valóricos

Representantes de la Iglesia Evangélica se reunieron con los dirigentes de Partidos de la Concertación, Camilo Escalona, por el PS, y Sergio Bitar, por el PPD, para dar a conocer su posición sobre temas valóricos, como el aborto o la “píldora del día después”.

  • Política    
  • 22 ene 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Representantes de la Iglesia Evangélica se reunieron con los dirigentes de Partidos de la Concertación, Camilo Escalona, por el PS, y Sergio Bitar, por el PPD, para dar a conocer su posición sobre temas valóricos, como el aborto o la “píldora del día después”.

“Nosotros discrepamos del planteamiento de la Iglesia Católica, en el sentido de generar una posición o creerse con una posición moral para todo el mundo, incluidos los católicos como la Iglesia Evangélica.

Discrepamos de esa posición, porque nosotros somos gente que tenemos un pensamiento más liberal. Defendemos la libertad de opinión, la libertad de poder decidir por cada persona”, sostuvo el obispo Emiliano Soto, Presidente de la Coordinadora Mesa Ampliada Evangélica.

“Nosotros pensamos que la píldora del día después no es micro abortiva”, declaró el obispo Soto.

Consultado si apoyaban la propuesta del Gobierno de repartir la píldora, Soto dijo que “apoyamos la propuesta, aunque si bien es cierto existe la libertad de decisión sobre el tema, tal vez no sea desde los 14 años, sino que sea desde una capacidad de 18 años, en que una persona pueda decidir por sí, en forma madura, en torno a asumir una píldora”, declaró.

A la reunión asistieron el obispo Emiliano Soto; la pastora Juana Albornoz; los pastores Manuel Covarrubias y Nacor Arredondo, y los obispos Luis Verdugo y Jorge Méndez; los diáconos José Miguel Vásquez y Juan Carlos Adarme y José Roberto Aburto.

Finalmente, la semana pasada los presidentes de Partidos de la Concertación se reunieron con el Presidente de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica, monseñor Alejandro Goic.