nav
Viernes 20 de Julio de 2018

Bush afirma que con ayuda de Dios se logrará un mundo más libre

Bush asistió al desayuno de oración junto a la primera dama Laura, en el Hotel Washington Hilton, donde participaron personalidades religiosas, congresistas, miembros de su gabinete, entre otros.

  • Política    
  • 8 feb 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

El presidente de EE.UU., George W. Bush, afirmó en el tradicional desayuno nacional de oración que con la ayuda de Dios Todopoderoso, ‘crearemos un mundo más libre’ y un país ‘más seguro, más esperanzado y noble’.

Bush asistió al desayuno de oración junto a la primera dama Laura, en el Hotel Washington Hilton, donde participaron personalidades religiosas, congresistas, miembros de su gabinete, mandos militares, empresarios y otros mandatarios, entre ellos el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, y el hondureño, Manuel Zelaya.

Todos los presidentes desde Dwight Eisenhower han asistido al desayuno de oración, que se organiza cada año entorno a esta fecha, una tradición de la que Bush se confesó ‘orgulloso’.

‘Espero que los presidentes que me sigan hagan lo mismo’, afirmó, recalcando que éste era su último desayuno de oración como mandatario estadounidense.

En su discurso, Bush señaló que cree ‘en el poder de la oración’, porque lo ha experimentado en su propia vida.

‘La oración me ha dado fuerza en tiempos de desafíos personales. Me ha ayudado a afrontar los retos de la presidencia’, aseguró Bush.

El presidente dio las gracias a los asistentes al desayuno y a ‘todas las personas en Estados Unidos’ por sus oraciones.

‘Os pido que no dejéis de orar en este año que tenemos por delante. Tenemos tanto trabajo por hacer para nuestro país, y con la ayuda de Dios Todopoderoso construiremos un mundo más libre y un Estados Unidos más seguro, más esperanzado y más noble’, afirmó.

Durante su discurso, Bush subrayó, asimismo, que experimentar la presencia de Dios ‘transforma nuestros corazones y a medida que busquemos más su presencia, más sentimos el deseo en nuestras almas de ayudar a los pobres, a los hambrientos, las personas mayores y los enfermos’.

Terra