nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Presidente de Nicaragua: “La caída de la bolsa de valores en Nueva York es un castigo divino”

El presidente Daniel Ortega invocó a Dios en varias ocasiones, y calificó en duros términos la caída de la bolsa de valores también la llamó “Becerro de oro”.

  • Política    
  • 28 oct 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

El presidente Daniel Ortega, en un acto lleno de flores realizado el pasado 21 de octubre en el Palacio de los Pueblos, entregó títulos de propiedad a 213 iglesias evangélicas de 28 denominaciones. Durante el acto, el mandatario invocó a Dios en varias ocasiones, y calificó la caída de la bolsa de valores en Nueva York como “castigo divino”.

Durante el acto, el primer mandatario se mostró muy cristiano y devoto, expresando que donde está el pueblo está Dios y agregó: “somos transitorios, y por la voluntad de Él estamos, porque nos da la vida”.

Dió también gracias a Dios que impidió llegara un temporal en Nicaragua el 18 de octubre, “porque era un diluvio el que se venía según los técnicos de meteorología”, indicó 0rtega.

Dijo que las causas de la crisis económica mundial originada en Estados Unidos es un castigo divino que hizo explotar la bolsa de valores, a la que llamó “becerro de oro”. Y agregó: “Esa bolsa usa una políitica de saqueo y enseña a la juventud que los valores están en ella. Esta crisis revela el fracaso del capitalismo”.

Sixto Ulloa, líder bautista y procurador especial para la participación ciudadana, dijo que el gobierno cumplió su promesa, algo que nunca hicieron los gobiernos neoliberales que pasaron en el poder durante 16 años.

También el pastor Ramón López de la Asociación de Pastores Evangélicos de Nicaragua agradeció el gesto del Presidente y su esposa, la primera dama Rosario Murillo, presente en la ceremonia. “Ahora podremos gestionar fondos en el exterior para el impulso de proyectos sociales”, indicó.

El pastor Abel Mendoza de la Convención Bautista de Nicaragua, fue el primero en recibir muy sonriente los titulos de propíedades de denominacion sin costo alguno.

Los pastores oraron por la familia gobernante y por el país. Ortega afirmó sentirse reconfortado, sobre todo cuando el pastor Felix Tijerino de la Iglesia de Dios pentecostal, le puso la mano sobre la cabeza y bendijo su dormir, su despertar y su descendencia.

alc