nav
Jueves 19 de Octubre de 2017

Bush opina sobre la libertad de religión, en la ONU

George W. Bush, dijo hoy en la ONU que la libertad fundamental de religión es el pilar esencial para la consolidación de sociedades sanas, en paz y democráticas, tras reconocer que “la fe cambió mi vida”.

  • Política    
  • 17 nov 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

    El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dijo hoy en la ONU que la libertad fundamental de religión es el pilar esencial para la consolidación de sociedades sanas, en paz y democráticas, tras reconocer que “la fe cambió mi vida”.

    “Nosotros fomentamos fuertemente que las naciones entiendan que la libertad de religión es fundamental para una sociedad saludable y llena de esperanza”, dijo el mandatario estadounidense ante el plenario de la Asamblea General de Naciones Unidas (ONU).

    Bush participó en el diálogo interreligioso que se celebró la víspera y este jueves, a iniciativa de Arabia Saudí con el fin de profundizar el diálogo entre distintas creencias religiosas.

    En su breve alocución el presidente Bush recalcó que la libertad religiosa es un importante fundamento para que las naciones vivan en tolerancia y respeto. “Una de las mejores formas de salvaguardar la religión es ayudar a promover la democracia”, indicó el mandatario.

    “En la actualidad, Estados Unidos esta llevando la noble tradición de hacer que la libertad de religión como elemento central de nuestra política internacional”, dijo el presidente Bush en su ultima intervención ante la ONU como primer mandatario.

    Bush instó a las naciones a tolerar la libertad de cultos y evitar justificar la violencia por defender las creencias religiosas.

    “Creemos que Dios nos pide vivir en paz – a diferencia de aquellos que usan su nombre para justificar la violencia y los asesinatos”, precisó Bush.

    El mandatario afirmó que Estados Unidos había ayudado a defender la libertad de religiones en otras naciones, desde liberarlos de los campos de concentración de Europa, hasta proteger a los musulmanes en lugares como Kosovo, Afganistán e Irak.

    Bajo el lema de “Cultura de Paz”, asistieron a la conferencia 15 jefes de Estado y de gobierno, además de ministros y enviados especiales de 50 países.

    Tras su discurso, el primer mandatario se reunió en privado con el Rey Abdullah de Arabia Saudi, a quien agradeció la convocatoria de este foro que permitió que lideres de todo el mundo hablaran sobre religión. (Con información de Notimex/CFE)