nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Con pancartas con la imagen de Martin Luther King, Harlem celebra el triunfo de Barack Obama

Harlem, el barrio negro de New York, fue hasta bien entrada la madrugada la capital de la gloria. Al son de tambores en la calles y jazz en los bares fue celebrado el triunfo de Barack Obama, el primer presidente afroamericano de los Estados Unidos.

  • Política    
  • 5 nov 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

A través de una pantalla gigante ubicada en la 125 Street, la misma donde Malcom X solía pasear y predicar entre 1950 y 1960, una multitud siguió con júbilo el discurso de Barack Obama, el flamante presidente electo que cambió el color de la historia de los EE.UU de América.

Expresiones como: “No lo puedo creer”, “Lo hicimos”, “Esto es histórico”; eran repetidas una y otra vez en medio de abrazos, lágrimas y risas por una muchedumbre cuyo fervor era de un solo color.

“Ahora creo que en este mundo todo es posible”, comentó Juliana Bol, una joven keniata residente en New York, quien explicó que en Kenia se vivió ayer, día de las elecciones, una verdadera fiesta nacional y hoy fue declarado feriado.

Con pancartas con la imagen de Martin Luther King, camisetas, banderas y coreando el nombre del presidente electo y el “Yes, we can” (si, podemos), slogan de la campaña del victorioso candidato demócrata, la gente recorrió las calles, mientras los automovilistas no paraban de sonar las bocinas. En algunas esquinas el bullicio de los tambores de la América negra resonaron vibrantes dando paso a frenéticas danzas de celebración.

En los bares atestados de gente, el jazz dominada la escena musical de un barrio que se resistía a poner fin a una fiesta que demoró en llegar; pero finalmente ya es realidad.