nav
Domingo 20 de Agosto de 2017

Presidente Alan García recibe Biblia Quechua

Presidente del Perú muestra orgulloso Biblia entregada por el obispo metodista Jorge Bravo en el TeDeum evangélico.

  • Política    
  • 5 ago 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Todos los medios de prensa, televisión, radio e internet del Perú y muchos medios extranjeros destacaron la reciente participación del presidente Alan García en el Te Deum Evangélico y la entrega de una Biblia Quechua Cuzco que le hiciera el obispo metodista Jorge Bravo a nombre del pueblo cristiano del Perú.

El 30 de Julio los noticieros televisivos, así como la radio y prensa el 31, destacaron el acto de entrega de una Biblia al Presidente del Perú.

El Diario oficial El Peruano presenta la noticia en portada así como una ampliación en la página 3. El Comercio, diario decano de la prensa peruana, hace lo propio en la página A7. Por su parte el Diario La República publica la foto de la entrega de la Biblia en su portada y otros medios de prensa como Peru21, La Prensa, Ojo y El Trome siguieron el ejemplo. A estos se suman una gran cantidad de medios virtuales de prensa. La Biblia vuelve a ser noticia de primera plana en el Perú.

Por cuarto año consecutivo el presidente del Perú, Dr. Alan García Perez, acude a la ceremonia denominada Te Deum Evangélico ofrecido por las iglesias cristianas del Perú en lo que se considera un acto de equilibrio religioso, debido a que las celebraciones por el aniversario patrio comienzan con un Te Deum en la Catedral de Lima.

Este año, sin embargo, la atención de los medios se centró en la entrega que se le hizo al Presidente de una Biblia de colección en idioma Quechua del Cuzco, el idioma nativo más importante del país, y que él recibiera con tan buen agrado.

Aproximadamente a 10 minutos de comenzada la ceremonia -luego de los cantos iniciales del coro y de la lectura bíblica- los altavoces del recinto anunciaban el acto especial de entrega de la Biblia en Quechua Cuzco al Presidente del Perú, como símbolo de que se estaba poniendo en sus manos la verdad de Dios para que él pueda difundirla entre nuestros compatriotas que hablan el idioma de los incas.

El ejemplar bíblico entregado fue preparado especialmente para esta ceremonia y tiene un forro hecho a mano por artesanos peruanos, en cuero cabretilla, con letras repujadas en pan de oro.

El encargado de la entrega fue el obispo metodista Jorge Bravo en su calidad de Presidente de la Sociedad Bíblica Peruana y a nombre del pueblo cristiano del Perú. Al acercarse y anunciarle que esta Biblia estaba escrita en el idioma Quechua el Presidente comentó que él entendía en parte este idioma y se animó a pronunciar algunas palabras en él. Luego, tomó asiento, sacó sus gafas y comenzó a escudriñar con mucho interés el texto bíblico. Al final de la ceremonia el Presidente se retiró del recinto levantando la Biblia en alto y sonriendo a todos los presentes.

BIBLIA“Esta vez el gobernante del Perú no arrojó la Biblia al piso como lo hizo el Inca Atahualpa en su encuentro con los conquistadores. Esta vez el gobernante recibió la Biblia en el idioma de su pueblo y se sintió honrado de tenerla. Dios quiera que esto signifique un nuevo tiempo para la difusión de la Biblia en el Perú” expresó el obispo Bravo, al final de la ceremonia.

Cabe destacar que al comienzo de la ceremonia la Biblia fue “analizada” por el cuerpo de seguridad del Presidente para descartar cualquier elemento extraño en ella. Luego fue devuelta al obispo Bravo para que cumpliera con su cometido.

La Sociedad Bíblica Peruana es una institución que tiene 63 años de presencia en nuestro país y es la gestora de esta traducción al Quechua del Cuzco y a cerca de la mitad de los 92 idiomas y lenguas que se hablan en el Perú. Es así que actualmente se tiene publicada la Biblia completa en Quechua del Cuzco, Quechua Ayacucho, Aymara y, el próximo año se publicará la Biblia completa en Quechua del Huallaga.

Con la entrega de esta Biblia en Quechua Cuzco al Presidente de la República, se espera una mayor difusión de los textos en idiomas nativos y una revaloración del gran patrimonio que significa para nuestro país la herencia incaica.