nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Evangélicos serán los grandes ganadores en elecciones en Brasil

Los brasileños irán a las urnas de votación este fin de semana.

  • Política    
  • 29 oct 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Desde 1985 que Brasil volvió a la democracia, las elecciones presidenciales estuvieron dominadas por preocupaciones económicas, como solucionar la hiperinflación.

Esta vez, una campaña de base llevada adelante fundamentalmente por pastores evangélicos llevó al aborto, el matrimonio entre homosexuales y otras cuestiones morales a la agenda política.

Paul Freston, profesor en la Universidad de Federal Sao Carlos, declaró que normalmente los temas morales ocupan un lugar secundario respecto a las preocupaciones institucionales o económicas.

“Esto puede estar cambiando, y si lo está, es otra señal de cómo un proceso más abierto y democrático está abriendo espacio a otros asuntos”.

“Es otra señal de cómo un proceso más abierto y democrático está abriendo espacio a otros asuntos”,  señaló el autor de un libro sobre los evangélicos y la política en los países en desarrollo.

Se espera que Dilma Rousseff, ex ministra, se imponga el domingo en la segunda vuelta de las elecciones contra el ex gobernador de Sao Paulo, José Serra.

De acuerdo con la encuestadora Datafolha, Rousseff ha mantenido una ventaja de 56% contra 44% durante la última semana.

 Lo sorprendente es la importancia que han adquirido en las últimas semanas de campaña los electores evangélicos en un país tradicionalmente católico.

“Hemos escrito un nuevo capítulo en la historia de nuestra nación”, reveló  Silas Malafai, un popular televangelista brasileño. El pastror  envió más de 300.000 DVD en septiembre, llamando a sus seguidores a no votar por candidatos que legalizarían el aborto o que extenderían más protecciones a los homosexuales.

El fenómeno ayuda a explicar porque Brasil, está realizando una segunda vuelta. Rousseff se encaminaba a obtener el 50% de los votos que necesitaba para obtener la victoria el 1 de octubre en la primera vuelta, haciendo campaña como la sucesora seleccionada por el popular presidente saliente, Luiz Inácio Lula da Silva.

Las iglesias evangélicas juegan un importante y creciente papel en la política del país sudamericano; fundamentalmente apoyando candidatos al Congreso.

Este año fue un punto de suma importancia porque candidatos que se definen como protestantes ganaron 50% más de bancas en la votación de octubre, 71 de un total de casi 600 en disputa.