nav
Viernes 24 de Noviembre de 2017

Pastor evangélico duda que Keiko cometa mismos errores de su padre Alberto Fujimori

Rosas, enfatizó que no se puede seguir mirando los errores y se debe buscar el lado positivo, como en las parejas. “Entre casados, la esposa le ofende a uno, uno ofende a la esposa, no vamos a ir todos los años con el resentimiento, vamos adelante”, dijo.

  • Política    
  • 18 ene 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

LIMA.- Julio Rosas, pastor evangélico, quien encabeza la lista de candidatos al Parlamento de Fuerza 2011, consideró que el relegamiento del pastor Carlos García, durante el período fujimorista, es parte del pasado y hoy se busca construir el “crecimiento y desarrollo del país”.

“Reconocemos la realidad de la historia, sabemos que la vida tiene pasado, presente y futuro. Hoy nos encontramos en el presente para construir”, afirmó Rosas, tras expresar que el ex presidente Alberto Fujimori y la candidata Keiko Fujimori, ya han pedido innumerables veces disculpas al país por sus errores.

Rosas, enfatizó que no se puede seguir mirando los errores y se debe buscar el lado positivo, como en las parejas. “Entre casados, la esposa le ofende a uno, uno ofende a la esposa, no vamos a ir todos los años con el resentimiento, vamos adelante”, dijo.

¿Y cuáles fueron los errores de Fujimori?

Según el diario El País de España, en el 2009 publicó: “Alberto Fujimori, condenado a 25 años de cárcel por delitos contra los derechos humanos”. El ex presidente peruano, de 70 años, fue sentenciado por los cargos de dos matanzas y dos secuestros ocurridos durante su mandato.

Fujimori, fue acusado por su responsabilidad en las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, que dejaron 25 muertos en 1991 y 1992, y en los secuestros de un periodista y un empresario en 1992.
La Corte Suprema de Justicia, César San Martín, precisó que el grupo militar encubierto Colina, autor material de las matanzas, cometió 50 asesinatos en 15 meses de actividad y que el Gobierno de Fujimori desarrolló una febril actividad para ocultar los hechos una vez que se conocieron.