nav
Jueves 03 de Septiembre de 2015

Consejo Dominicano de Unidad Evangélica no servirá de “trampolín” de partidos políticos

Fidel Lorenzo Merán, advirtió a los partidos y sus candidatos presidenciales que la comunidad evangélica tiene “reacciones impredecibles” cuando se le pretende “narigonear” o “utilizar”. “Las iglesias no son ni lo serán nunca mercancía en oferta en el mercado electoral.

  • Política    
  • 22 ago 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Santo Domingo.- El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE),se pronunció aclarando que no se prestará como “trampolín” de ningún partido político, para conseguir votos para un determinado partido pero que respeta el orden democrático y las simpatías de los miembros de la iglesia, publica el periódico dominicano 7 días.

“Creemos que la democracia y la participación social es el camino más viable y necesario para el desarrollo sostenible a que aspiramos, pero rechazamos que se quiera manipular y negociar con la comunidad evangélica, aprovechando para fines partidarios su indiscutible crecimiento, sus estructuras y su capacidad de organización social”, resaltó CODUE en un comunicado de prensa.

Dado que las elecciones presidenciales se realizarán el 20 de mayo del 2012. CODUE, expresó su preocupación por pronunciamientos públicos hechos por dirigentes de iglesias y asociaciones evangélicas manifestando su apoyo a candidatos y partidos políticos, tanto del oficialismo como de la oposición.

“Reafirmamos una vez más que como organización representativa de la comunidad evangélica, no tenemos inclinaciones políticas partidarias de ninguna índole.

Incluso dando nombres de organizaciones evangélicas reconocidas y atribuyéndose niveles de representación e influencia que en realidad no poseen”, puntualizó CODUE.

El CODUE, que preside Fidel Lorenzo Merán, advirtió a los partidos y sus candidatos presidenciales que la comunidad evangélica tiene “reacciones impredecibles” cuando se le pretende “narigonear” o “utilizar”. “Las iglesias no son ni lo serán nunca mercancía en oferta en el mercado electoral. Las iglesias colaboran con todos en la búsqueda del bien común”.