nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Nuevo líder de la oposición de Israel podría satisfacer demandas de la mayoría árabe

•Mofaz dijo al diario estadounidense que está de acuerdo con la evaluación de sus predecesores, Ehud Olmert y Tzipi Livni, que afirman que Israel debe permitir la creación de un Estado árabe palestino con el fin de mantener una mayoría judía en Israel.

  • Política    
  • 10 abr 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Shaul Mofaz, el nuevo jefe de la oposición de Israel y el principal del partido de la Knesset, el Kadima, expuso su plataforma política el viernes pasado según publica el New York Times, el líder se inclina un poco más a la izquierda como muchos israelíes esperaban.

El ex ministro de Defensa Mofaz es desde hoy el nuevo líder del partido israelí de centro-derecha Kadima, tras derrotar con claridad en las elecciones primarias a la hasta ahora presidenta y anterior titular de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni.

Mofaz dijo al diario estadounidense que está de acuerdo con la evaluación de sus predecesores, Ehud Olmert y Tzipi Livni, que afirman que Israel debe permitir la creación de un Estado árabe palestino con el fin de mantener una mayoría judía en Israel.

Mofaz dice que va a darles a los árabes el 100 por ciento de sus demandas territoriales, a pesar de los intercambios de tierra, ya que algunas ciudades judías en Judea y Samaria son simplemente demasiado grandes como para arrancar de raíz. También dijo, que alentará a moverse con incentivos económicos, o dar la cara para la expulsión forzada.

Por supuesto, este enfoque se ha intentado antes, sobre todo por el actual ministro de Defensa, Ehud Barak, un hombre que al igual que Mofaz fue un ex jefe del Ejército, con impecables credenciales de seguridad.

El Intento de Barak, estuvo a mano de Yasser Arafat, casi la totalidad de lo que pidió explotó en la cara de Israel, literalmente, con el inicio de la Segunda Intifada, o “Guerra de Oslo”.

Es probable que Mofaz, que ofrece incluso menos que Barak, ya está claro que la gran mayoría de los israelíes se oponen a la división de Jerusalén. Sin Jerusalén, o la limpieza de todos los Judios de Judea y Samaria, o el “derecho” a inundar Israel con los “refugiados palestinos”, nunca habrá un acuerdo sobre el estatuto definitivo de paz, sin importar quién es el primer ministro de Israel.

La mayoría de los israelíes se dan cuenta que Mofaz no está ofreciendo nada nuevo. Y las encuestas lo reflejan. Si las elecciones fueran hoy, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu aplastaría a Mofaz.

Mofaz, puede ser capaz de hacer progresos políticos, sin embargo, es en el ámbito social. Netanyahu, se asocia típicamente con el movimiento capitalista en Israel, mientras que el verano pasado grandes protestas en Tel Aviv demostraron que la mayoría de los israelíes todavía se identifica con un enfoque más socialista en su lucha con un alto costo de vida.

Mofaz, está haciendo todo lo posible para identificarse con los jóvenes israelíes desilusionados cuya renta, utilidades y otros gastos de vida estándar a menudo superan sus ingresos.

Pero, de nuevo, los partidos más socialistas de Israel Kadima y Los Laboristas están en el poder, la mayor parte de las últimas dos décadas, hizo poco o nada a la derecha. Así que, muchos israelíes no están convencidos de que saltar de nuevo al otro lado del pasillo es la solución a los problemas del país.

De cualquier manera, las próximas elecciones generales de Israel, prevista para 2013, se perfilan como una interesante batalla que va desde la seguridad con Irán hasta el proceso de paz con nuevas manifestaciones en la justicia social, tendrán un gran impacto.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Israel Today.