Dante Gebel insta a votar por un líder que ayude a la iglesia

“A veces uno tiene que votar por gente que uno no está muy de acuerdo, pero que ayuda al crecimiento de la Iglesia”, dice el pastor Dante Gebel.

  • Política    
  • 20 abr 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- El pastor Dante Gebel habló con Mundo Cristiano sobre los retos que enfrenta la Iglesia hispana en el estado de California. “Creo que el gran reto es salir de esa posición de que siempre necesitamos recibir. Esencialmente los hispanos que estamos en los Estados Unidos, pensamos que estamos siempre en condiciones minoritarias y necesitamos que nos ayuden desde lo económico, lo financiero, lo espiritual. Y creo que los hispanos tenemos que hacernos la idea que venimos a aportar, a ayudar; un calor, un folklor, que no tiene el americano, una cultura que no tiene generalmente el anglo”, indica el pastor.

Para Gebel, los hispanos deben considerarse una bendición. “Creo que nosotros somos una bendición para este país, independientemente de lo que diga el amigo Trump, somos una bendición que venimos a traer no solo fuente de trabajo o mano de obra, sino también un renuevo espiritual al reino de Dios, a la Iglesia de Jesucristo”.

Según Mundo Cristiano Gebel pone de ejemplo a la iglesia que dirige, como respuesta a esta incógnita.

“Nosotros éramos un departamento hispano de la Catedral de Cristal, de una iglesia anglo. De repente, así se dieron las circunstancias, la Catedral de Cristal se vendió como edificio, los anglos la vendieron, y quedamos en la calle y nos hicimos una iglesia independiente. Entonces, nosotros no dependemos de los anglos, compramos nuestra propia Arena (se refiere a la iglesia que dirige), compramos nuestro propio templo, tenemos nuestro propio programa de televisión, un montón de empleados, una oficina que genera continuamente proyectos, conciertos y estudios de TV”, afirma.

En un tiempo de elecciones en los Estados Unidos, Gebel da consejos para escoger un líder que ayude a la Iglesia hispana.

“Es muy difícil esperar un candidato cristiano que reúna todas las condiciones, pero por lo menos hay que ver aquel que tiene un discurso que sabemos que no va a ir en contra de la Iglesia, de la libertad de expresión o de culto. A veces uno tiene que votar por gente que uno no está muy de acuerdo, pero que ayuda al crecimiento de la Iglesia”, dice.

“Uno tiene que votar a conciencia, sabiendo cuáles son las políticas, las macroeconomías, las propuestas que tiene cada candidato y después básicamente no votar con el corazón como el que me cae más simpático, el más rubio, el más moreno, este me da lástima, este me enternece; hay que votar a conciencia, cuando uno vota así tiene que saber los pros y los contras. Y bueno, podemos equivocarnos, pero por lo menos poder votar pensando racionalmente en cuál creemos que es el candidato que más nos va a beneficiar como cuerpo de Cristo”, concluye.