nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Decenas de miles de menores son víctimas de las sectas en Francia

60,000 niños son manipulados por diferentes grupos sectarios.

  • Sectas    
  • 24 nov 2006   

¿Qué sientes con esta noticia?

Medio centenar de menores viven ”completamente separados del mundo”, en la secta Tabitha’s Place, en el suroeste de Francia, país donde 60,000 niños son manipulados por diferentes grupos sectarios, según publicó ayer el diario Le Parisien”.

Según la Misión Interministerial de Lucha contra los Desvíos Sectarios (MIVILUDES), 600 niños de los 60,000 que ”crecen en Francia bajo el yugo de las sectas” ”serían víctimas de graves maltratos psicológicos, físicos y a veces sexuales”, destacó.

La situación de los 50 niños y adolescentes de Tabitha’s Place, ”víctimas de la ideología de sus padres, que les imponen supuestamente vivir como los primeros cristianos” fue revelada al rotativo populista por cuatro diputados de la misión oficial contra las sectas.

En aras de la protección infantil, el grupo visitó por sorpresa, el pasado martes, la casa solariega donde viven desde hace 23 años los miembros de Tabitha’s Place, en el centro del pueblo de Sus.

Un lugar donde ”los juguetes están prohibidos” y donde ”nunca se oyó hablar de Zinedine Zidane”, explicaron al diario los diputados, a quienes la visita “conmocionó”.

”Tuve la impresión de encontrar a 18 Natascha Kampusch”, dijo al periódico uno de ellos, Georges Fenech, presidente de la comisión y miembro del UMP (partido en el gobierno).

El diputado conservador comparaba así la situación de los 18 niños sin escolarizar percibidos en la localidad pirenaica con la de la joven austríaca que escapó el pasado agosto de su cautiverio, tras haber vivido encerrada en un zulo desde 1998, ocho años después de haber sido secuestrada por un pederasta.

El diario viajó al lugar y constató que el portal de la mansión, situada frente a la alcaldía de Sus, está siempre abierto de par en par y nadie se esconde a la llegada de un intruso, a quien se le ofrece un pastel casero y un vaso de mate”.

Los autodenominados ”jefes de la tribu de Abraham” defienden su derecho a la ”libertad educativa” según la Biblia, de las que hacen una lectura ”casi caricaturesca”, explicó.

Se dicen ”incomprendidos” del mundo exterior, ”corrupto y perverso”, pero la mayor parte de ellos ”tiene un teléfono móvil al alcance de la mano”, destacó el rotativo.

Los miembros de esta secta creada en 1979, en EEUU, viven en Francia de la agricultura biológica y la fabricación de muebles.

Otros 19 miembros de esta ”comunidad” fueron condenados a penas de cárcel por negarse a escolarizar y a vacunar a sus hijos. La secta tiene otras sedes en Estados Unidos, España, Alemania, Reino Unido, Brasil y Argentina.

El Nuevo Herald