nav
Jueves 17 de Agosto de 2017

Atribuyen al satanismo y las drogas el asesinato de un niño en Paraguay

Un niño de 12 años fue asesinado de al menos 15 puñaladas tras ser atacado en su habitación en la noche del pasado 8 de junio.

  • Sectas    
  • 21 jun 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un niño de 12 años fue asesinado de al menos 15 puñaladas tras ser atacado en su habitación en la noche del pasado 8 de junio, en un inquilinato de Benjamín Aceval, Presidente Hayes (Paraguay). Seis jóvenes fueron detenidos como sospechosos y se manejan varias hipótesis como causas. La más fuerte, en un principio, era un ajuste de cuentas por narcotráfico. Según los datos, la víctima, Alex Daniel Aguilar Riveros, se encontraba sola en la casa y dormía en su habitación cuando fue atacada por los desconocidos, quienes aparentemente entraron a la vivienda por el techo, dado que se halló una escalera en el lugar, además de las tejas y tejuelas levantadas.

Tras las investigaciones, ayer la Policía detuvo a seis jóvenes sospechosos del crimen, tres de los cuales están muy comprometidos, según los datos. En la casa de los dos primeros se encontraron pantalones con manchas de sangre, en tanto el último tenía rasguños en el rostro y no supo explicar la causa de los mismos. Todos tenían marihuana en su poder, según los datos. La Policía maneja diversas hipótesis sobre la tragedia, pero la más fuerte tiene relación con tráfico de droga. “Ahora, lo que no se entiende aún cuál habría sido la participación de ese niño”, sostuvo uno de los agentes investigadores.

Agregó que investigan algunos antecedentes con el padre en busca de aclarar el caso.

Al día siguiente, el diario paraguayo ABC Color añadía más información: el microtráfico de drogas y la supuesta práctica del “satanismo” estarían conectados con el brutal asesinato de Alex Daniel Aguilar. Las sospechas apuntan hacia el tráfico de marihuana en pequeña escala, asociado a la práctica de ritos satánicos, según las explicaciones. Dentro del dolor, la impotencia, conmoción e incertidumbre del suceso, la gente maneja varias hipótesis, aunque la más fuerte es la relacionada con la droga, porque en poder de los sospechosos fueron encontrados tocos de marihuana. Al mismo tiempo, se habla de que la práctica de ritos satánicos está conectada con lo sucedido.

“Pero sea como fuese, tiene que haber de por medio algo más para que una persona actúe de esa manera”, sostuvo el comisario Rufino Gill López, titular de la unidad policial de Benjamín Aceval. “Y ese algo más tiene que ser la droga”, acotó. Existen sospechas de que la madre del niño sabía de las actividades de los sospechosos detenidos.

infoRIES