nav
Domingo 10 de Diciembre de 2017

Mueren balaceados en Puerto Rico dos fieles seguidores de José Luis de Jesús Miranda

“Vicky conoció a Jesucristo hombre y no se avergonzó de su nombre ni de su número 666”, dijo Rodríguez. “Vicky conoció la verdad y no se avergonzó de ella”,dijo Rubén Rodríguez, obispo del Ministerio Creciendo en Gracia.

  • Sectas    
  • 30 may 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

María “Vicky” Olivero Soler y su hijo, José Olmo Olivero, ambos fieles seguidores del Ministerio Creciendo en Gracia, fueron las víctimas de un incidente violento en casa de sus vecinos en el barrio Factor II de Arecibo, el jueves pasado, al siguiente día fueron sepultados en el cementerio municipal nuevo de la Villa del Capitán Correa.

La familia agradeció la solidaridad recibida desde el sábado en la noche, cuando madre e hijo fueron asesinados a balazos en su vecindario.

En los mensajes no se pronunciaron palabras de la búsqueda de venganza por estas muertes, según el diario Primera Hora de Puerto Rico.

Sin embargo, José Olmo y su hija, Zindy Ivelisse Olmo Olivero, se mostraron esperanzados en que la Policía aclara por completo el crimen.

Pedro Valderrama Colón, confesó que fue él el autor del doble asesinato. La versión del imputado es que camino a su casa vio una pelea en casa de unos vecinos y que se detuvo cuando observó que golpeaban a un amigo suyo. Supuestamente sacó un arma -para la que no tiene licencia de portación- y disparó contra madre e hijo.

En el camposanto, Rubén Rodríguez, quien se presentó como obispo del Ministerio Creciendo en Gracia que dirige José Luis de Jesús Miranda (autoproclamado Jesucristo hombre), sostuvo que Olivero Soler creía en los postulados de este grupo.

“Vicky conoció a Jesucristo hombre y no se avergonzó de su nombre ni de su número 666”, dijo Rodríguez. “Vicky conoció la verdad y no se avergonzó de ella”, agregó.

Mientras que una vecina de Olmo Olivero, en el barrio San José en Arecibo lo describió como un buen esposo y un buen vecino que siempre estaba a la disposición de quien lo necesitara.

Madre e hijo encontraron la muerte en casa de sus vecinos. Las dos familias tenían una disputa desde hace algún tiempo debido a una verja que separa sus residencias.