Satanista violó a más de 60 adolescentes tras prometerles convertirlas en brujas

Para evolucionar en la secta, las chicas tenían que hacer oraciones de duelo, beber sangre de animales, matar un enemigo y, por último, tener relaciones sexuales con él.

  • Sectas    
  • 16 dic 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un hombre de 30 años de edad, fue arrestado por la policía civil, como sospechoso de violar a más de 60 niñas y adolescentes en rituales de magia negra. Los crímenes tuvieron lugar en dos ciudades de la Amazonia y fueron descubiertos después que las víctimas lo denunciaron.

Según la policía, Renato Reis Fragata cometió los crímenes en las ciudades de Parintins, a 369 km de Manaus, e Iranduba, a 32 km de la capital de Amazonas.

Los adolescentes tenían edades comprendidas entre 13 y 17 años. Después de ser arrestado, a principios de esta semana, con una orden de detención, el sospechoso se declaró culpable.

En la comisaría, Renato contó que se acercaba a las chicas en la puerta de las escuelas. En primer lugar, entabló amistad con las jóvenes instándolas a unirse a un grupo en una red social que examinaba cuestiones relacionadas con bandas de rock. Después reveló que era parte de un culto satánico e invitó a unirse a este grupo.

“Motivadas por la curiosidad, estas chicas terminaron aceptando ser parte del grupo satánico. Primero les pasaba oraciones satanistas para que las descargaran a través de Internet y los rituales de iniciación.

Sin embargo, para evolucionar en la secta, las chicas tenían que hacer oraciones de duelo, beber sangre de animales, matar un enemigo y, por último, tener relaciones sexuales con él.

De acuerdo con el testimonio de Renato y algunas de las víctimas tuvieron relaciones sexuales con él. Las chicas recibirían el poder que decía tener, por lo que estas chicas se convertirían en brujas”, explicó Paulo Mavignier, delegado titular de la estación de Iranduba.

Durante la presentación, confirmó haber tenido relaciones sexuales con niñas de 13 en Iranduba. Sin embargo, según la policía, sólo en Parintins eran más de 60. Renato también reveló que había mantenido relaciones sexuales con las chicas en los cementerios de dos ciudades donde cometió los crímenes.

En Iranduba, fue gracias a un maestro de la ciudad que descubrió al satanista. “El maestro se dio cuenta de que él se dirigía a las jóvenes todos los días en la puerta de una escuela aquí en la ciudad y le pareció extraño. Al hablar con algunas de estas adolescentes, descubrió el secreto y denunció el caso a nosotros”, dijo el oficial.

El sospechoso responderá por los delitos de violación, corrupción de menores y difusión de material pornográfico que involucra a las adolescentes.- ya que, según la policía, publicó fotos de sexo con las jóvenes en un grupo cerrado de una red social. La policía también investiga un presunto aborto realizado inducido por el satanista.