China ejecuta a dos miembros de una secta por asesinar una mujer

La agencia china de noticias Xinhua, publicó los nombres de los condenados, identificados como Zhang Fan y su padre, Zhang Lidong, fueron ejecutados después de que el Tribunal Supremo aprobara la sentencia a muerte.

  • Sectas    
  • 2 feb 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Las autoridades chinas ejecutaron este lunes a dos miembros de una secta religiosa prohibida en el país. Consideran que los condenados eran responsables de asesinar a una mujer en el interior de un establecimiento de McDonalds en mayo de 2014.

La agencia china de noticias Xinhua, publicó los nombres de los condenados, identificados como Zhang Fan y su padre, Zhang Lidong, fueron ejecutados después de que el Tribunal Supremo aprobara la sentencia a muerte.

Los medios estatales aseguraron en informaciones previas que Zhang Fan y otro miembo de la secta habían tildado a la mujer de «espíritu maligno» antes asesinarla. El grupo, surgido en la provincia de Henan cree que Jesucristo resucitó como «Yang Xiangbin», esposa del fundador de la secta, «Zhao Weishan».

En septiembre de 2014 publicamos que esta secta usa un método de conversión bastante brutal e incluye sesiones de lavado de cerebro. Sus seguidores tratan de infiltrarse en los servicios de adoración cristianos con mentalidad de “buscadores”, para posteriormente, convertirlos en presas de sus doctrinas subversivas.

El gobierno de China ha llevado a cabo redadas contra este grupo. Ellos guardan una postura fuertemente apocalíptica y anti gubernamental.

Recurren a muchos grupos de campesinos insatisfechos con el gobierno de China.

Cómo ocurrió el asesinato

Era una noche ordinaria en un pequeño restaurante de McDonald ubicado en el pueblo llamado Zhaoyuan, en la provincia de Shandongen al este de China, una familia de seis llegó tratando de reclutar a nuevos miembros a su culto cristiano.

Comenzaron a moverse de mesa en mesa pidiendo números de teléfono y cuando una comensal se negó, la golpearon hasta la muerte, otros comensales comenzaron a gritar que se alejaran o enfrentarían la misma suerte.

El salvaje asesinato fue filmado en la televisión de circuito cerrado y en los teléfonos móviles.

Antes que fuera ejecutado Zhang Lidong, este no mostró remordimiento ni miedo. Él dijo: “Le pegué con todas mis fuerzas. Ella era un demonio Tuvimos que destruirla…”.

La imagen pública de la “Iglesia del Dios Todopoderoso” es un sitio web lleno de himnos edificantes y homilías. Pero su creencia central es que Jesús ha vuelto a la Tierra como una mujer china para causar el apocalipsis.