nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Millares de fieles abandonan Iglesia Mormona en un mismo día

Más de 2.500 personas se desligaron del mormonismo y protestando contra las protestas políticas anti gays.

  • Sectas    
  • 16 nov 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- La segunda semana de octubre de este año pasará a la historia en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, más conocida como la Iglesia Mormona, la cual es considerada una secta ya que basa sus doctrinas más en el Libro de Mormón que en la Biblia.

Entre las muchas enseñanzas controvertidas, creen que Jesús y el diablo son hermanos y que el cielo es otro planeta. Pero la razón que llevó al menos 2.500 personas a desligarse del mormonismo fueron los cambios en la política mormona en contra de los gays.

Hasta 1978, la Iglesia estrictamente prohibía los matrimonios interraciales y no celebraba matrimonios entre negros en sus templos. Los tiempos han cambiado y la iglesia comenzó a aceptarlos normalmente y dejó de enseñar que los negros estaban malditos, ya que llevaban supuestamente la “marca de Caín”.

Ahora, los documentos de la Iglesia afirman que los hijos de las familias LGBT no pueden ser bendecidos o bautizados. La prohibición se aplica a adoptivos o hijos biológicos, y las parejas que cohabitan o están casadas legalmente. Si uno de estos chicos quieren ser bautizado, debe ser mayor de 18 años y renunciar a sus familias y abandonar sus hogares.

La reacción causó indignación inmediata y miles de personas rechazaron el documento oficial de la iglesia, en su sede en la ciudad de Salt Lake City, Estados Unidos. No hay registros oficiales de cuántos repitieron el gesto en el mundo.

Para ser desligado de la iglesia se tiene que entregar una carta certificada a su obispo y al presidente regional. El liderazgo mundial de los mormones publicó un documento dando explicaciones, y asignó al Consejo de la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles.

Los analistas creen que puede aparecer una denominación que puede satisfacer a los mormones que son practicantes o simpatizantes homosexuales. En los EE.UU., varias denominaciones cristianas como los presbiterianos, metodistas, luteranos y la Iglesia de Dios ya tienen “ramificaciones” que aceptan miembros LGBT, en algunos casos, incluso permiten pastores y obispos homosexuales.