nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Policía interviene tras enfrentamiento entre satanistas y cristianos

Cuando se anunció que el líder del grupo había sido autorizado a manifestarse, una multitud de cristianos (católicos y protestantes) decidió actuar.

  • Sectas    
  • 20 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

FLORIDA, EE.UU.- Los satanistas tuvieron otra victoria en el campo legal en los Estados Unidos. Una vez más demostraron que tienen el mismo derecho de realizar invocaciones igual que los cristianos.

Tradicionalmente, las reuniones del consejo municipal de Pensacola, Florida, comienzan con una oración. La noche del pasado jueves (14), se convirtió en un asunto de la policía.

A pesar de que digan que son ateos, el grupo conocido como Templo Satánico adora públicamente al diablo y está luchando en varios ámbitos políticos y judiciales para ser reconocido como una religión con los mismos derechos que los cristianos.

Parte de su campaña se centra en la eliminación de los símbolos cristianos en terrenos pertenecientes al poder público. Esta vez, ellos reclamaron por una cruz que mide unos 10 metros de altura la cual debe ser retirada de Bayview Park.

El representante del Templo Satánico en Florida West, David Suhor, exigió que el asunto fuese discutido por el consejo municipal.

Alegando que los satanistas poseen todos los derechos que los miembros de otras religiones, Suhor pidió que hicieran una oración satánica antes de la reunión del consejo municipal.

El presidente del consejo de la ciudad Charles Bare, estuvo de acuerdo, diciendo que de lo contrario podrían dar lugar a una demanda. De acuerdo con las prerrogativas de la laicidad del Estado, ninguna creencia puede ser beneficiada, todos tienen los mismos derechos.

Cuando se anunció que el líder del grupo había sido autorizado a manifestarse, una multitud de cristianos (católicos y protestantes) decidió actuar. Dos pastores de la Iglesia Metodista llevaron a cientos de personas de diferentes denominaciones que fueran al local. Una parte estaba de pie en frente del edificio, en oración contra la manifestación satánica.

Un grupo más pequeño entró en la sala del Consejo y empezó a rezar un Padre Nuestro en voz alta así que Suhor comenzó a clamar por la intervención del Diablo en la ciudad.

Algunos de los presentes se exaltaron y querían evitar que la invocación continuase. La policía fue llamada y Bare aclaró que debía hacerse silencio en la sala.

Advirtió que los descontentos debían salir o la policía iba a detenerlos por causar perturbaciones en el espacio público. También advirtió al líder del Templo Satánico que no podía hacer discursos, sólo su oración. Alrededor de un tercio de cristianos prefirió salir con el consejero Gerald Wingate.

Después que Suhor finalmente hizo su oración, la reunión comenzó, pero no hubo ninguna decisión sobre derrumbar la cruz.

El último gran avivamiento

El último gran avivamiento en los Estados Unidos fue a mediados de la década de 1990, ocurrió en la ciudad de Pensacola, en una pequeña iglesia de las Asambleas de Dios.

Desde hace varios años, millones de visitantes de todo el mundo fueron a la pequeña iglesia para presenciar manifestaciones milagrosas. Todas las noches, se multiplicaban los testimonios de curación de enfermedades como el cáncer. Se estima que, en su apogeo, la Asamblea de Dios de Brownsville atrajo cerca de 5.500 personas por noche. Esto asciende a 4,5 millones de personas en los seis años que duró el fenómeno.

Había cientos de conversiones y la iglesia tuvo un crecimiento explosivo, llegando a tener 50 ministros a tiempo completo por lo que tuvieron que construir un nuevo santuario gigantesco y abrir una escuela para preparar pastores y obreros. Aunque todavía es grande, la iglesia se enfrenta a serios problemas financieros.

Es significativo que, en la misma ciudad, más de 20 años después, los satanistas hayan logrado esta victoria.