nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Testigos de Jehová destruyen “templo del diablo” en México

Después de ser arrestados, los Testigos de Jehová explicaron a las autoridades que destruyeron el santuario “siguiendo la palabra de Dios”, porque creen que el culto ancestral indígena implica al diablo.

  • Sectas    
  • 4 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

MEXICO. – Miembros de los Testigos de Jehová revindicaron un ataque que destruyó la mayor parte de un sitio arqueológico sagrado, en el centro de México. Para los medios locales, fue un acto de intolerancia religiosa.

Después de ser arrestados, los Testigos de Jehová explicaron a las autoridades que destruyeron el santuario “siguiendo la palabra de Dios”, porque creen que el culto ancestral indígena implica al diablo.

Para ellos, aquellos eran “ídolos” y su adoración está prohibida en las Escrituras.

El ataque contra el santuario de Makonikha en el estado mexicano de Hidalgo, provocó la destrucción de al menos una docena de estructuras de piedra utilizadas como altares. Fueron construidas hace unos 7000 años por los indígenas otomíes. Su religión venera a la tierra, el agua y el fuego, entre otras deidades a quienes hacen ofrendas en ceremonias dedicadas a la “Madre Tierra”.

Según explica la antropóloga mexicana Lourdes Báez, Makonikha, para los otomíes es como la Meca para los musulmanes y el Vaticano para los católicos.

No se sabe cómo los Testigos de Jehová fueron capaces de actuar porque el sitio arqueológico está protegido por los nativos, que permiten el acceso sólo a los fieles.

Luiz Peres Lugo, un profesor universitario que estudia la cultura precolombina sugirió que fuese hecha una ceremonia para “pedir perdón a los dioses”.

La dirección de los Testigos de Jehová en México negó que ellos fomenten este tipo de actitud y que los vándalos que ahora están presos, no tienen ningún registro en cualquiera de sus templos. De acuerdo con testigos, estos pueden ser nativos de la región que recientemente se habían convertido a la “nueva fe”.