nav
Jueves 23 de Noviembre de 2017

Editora de famosa revista “gay” se convierte y cambia rumbo de su publicación

Charlene Cothran sorprendió a su audiencia con su última edición de “Venus”, cuya historia principal anuncia: “¡Redimida! 10 maneras de dejar ‘la vida’ (homosexual) si quieres salir de ella”. Ayudará a recuperación de homosexuales.

  • Sexualidad    
  • 2 mar 2007   

¿Qué sientes con esta noticia?

Charlene Cothran, una de las más prominentes lesbianas afro-americanas de Estados Unidos, fundadora y editora de la revista homosexual “Venus”, anunció sorpresivamente su conversión al cristianismo en el último número de la revista, y su decisión de cambiar el rumbo de la publicación para ayudar, en adelante, a la recuperación de homosexuales.

Considerada como una de las más famosas y exitosas lesbianas de color en los Estados Unidos, Cothran sorprendió a su audiencia con su última edición de “Venus”, cuya historia principal anuncia: “¡Redimida! 10 maneras de dejar ‘la vida’ (homosexual) si quieres salir de ella”.

En el artículo, la editora revela que la conversación con un pastor evangélico, que la instó sin cansancio a utilizar sus talentos para el bien en vez del mal, la llevaron a “rendir totalmente mi corazón a Jesús”.

“Aunque he vivido como lesbiana a lo largo de toda mi vida adulta –dice Cothran–, no tengo duda alguna de que el propósito de mi alma es el de usar mis dones para AMOROSAMENTE (en mayúsculas en el original) compartir la verdad de cómo llegamos aquí: cómo nos convertimos en un gay o una lesbiana, cómo llegamos a disfrutar de nuestro ‘estilo de vida’ y cómo llegamos a creer que esto estaba OK con Dios”.

En el artículo escrito con estilo y pasión, Cothran transmite esperanza a “mis hermanos y hermanas homosexuales que realmente buscan la paz” y afirma que “es más simple de lo que piensas adquirir [la verdadera paz] y no hay condenación alguna una vez que has entrado en ella”.

A los casi 40 mil suscriptores de la revista, la gran mayoría homosexuales de raza negra en Estados Unidos y Canadá, y a los cientos de lectores de su sitio web, Cothran informa que ha decidido “entregar todos mis dones de nuevo al Señor, incluyendo la revista Venus. El público será el mismo, pero la misión ha sido renovada: Nuestra nueva misión es animar, educar y asistir a todos aquellos en la vida que quieren cambiar, pero no han encontrado una salida. Hermano mío, hermana mía, por favor, sígueme en el camino de salida a todo esto”, escribe Cothran, con su habitual estilo persuasivo.

Entre los diez medios que la editora menciona para combatir la homosexualidad figuran: “busca la verdad sobre la homosexualidad en las Escrituras”; “no te resistas al llamado de Dios en tu vida”; y no esconder la decisión de cambiar una vez que ésta ha sido tomada porque “éste es un truco que usa el enemigo para ganar tiempo mientras trata de atraerte de regreso a tu vida pasada”.

Cothran responde con serenidad a las reacciones negativas a su conversión entre algunos líderes “gay”. “Comprendo perfectamente muchas de las respuestas, por más iracundas que sean. Un año atrás, yo habría reaccionado exactamente de la misma manera”, contesta.

Por eso, la editora ha respondido personalmente a los ataques de algunos dirigentes de grupos homosexuales que la acusan de haberse convertido en una “abusadora de gays”, explicando que su conversión la ha animado apoyar con verdaderas soluciones, no a señalar con el dedo, a los homosexuales.

“Sabemos que muchos de los nuevos y antiguos suscriptores de Venus han sido influidos por un sistema de creencias en consonancia con esta convicción (que la homosexualidad no es una forma de vida deseada por Dios) pero permanecen todavía en ‘la vida (homosexual)’. Muchos quieren cambiar y se preguntan si pueden ser aceptados en la familia de Dios ‘tal como son’. ¡La respuesta es SÍ! Estos lectores encontrarán que la nueva Venus es una herramienta refrescante y bendita para el trabajo del reino”, concluye Cothran.

ACI Prensa