nav
Lunes 11 de Diciembre de 2017

Jóvenes religiosos en EEUU se inician sexualmente a los 21 años; la media general es a los 17

Un estudio de la revista PEDIATRICS demuestra que los jóvenes religiosos tienen su primera experiencia sexual a una edad media de 21 años.

  • Sexualidad    
  • 8 ene 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un estudio en el ejemplar de enero de 2009 de la revista especializada PEDIATRICS demuestra que los jóvenes religiosos tienen su primera experiencia sexual a una edad media de 21 años, mientras que la media general en Estados Unidos es tenerla a los 17 años.

La autora del estudio, Janice Rosembaum, de la Escuela Johns Hopkins Bloomberg de Salud Pública, es contraria a los programas de educación para la abstinencia sexual y especialmente escéptica con los programas de abstinencia en que los chicos hacen voto públicos de mantenerse vírgenes hasta el matrimonio.

Sin embargo, los datos que ha analizado son contundentes: los jóvenes religiosos aplazan su edad de inicio sexual, y eso es bueno para evitar embarazos precoces y enfermedades sexuales.

Rosembaum usa datos de la Encuesta Nacional de Salud Adolescente, examinando a 934 adolescentes y jóvenes de buerte trasfondo religioso, de los cuales 289 hicieron votos públicos de abstinencia y 645 no los hicieron.

Rosembaum considera que lo que de verdad induce a los jóvenes a mantener la abstinencia sexual es su religiosidad, no el compromiso público mediante votos de abstinencia. Para la autora, una clave es el ambiente que protege a estos jóvenes: “sus amigos se implican menos en conductas de riesgo; sus padres van a la iglesia, y ellos deciden ir también”, dice la investigadora.

Pese a la evidencia objetiva, la autora sigue proponiendo dar a los jóvenes más formación en anticonceptivos, en vez de en valores pro-abstinencia.

Abstinencia: no sólo es buena para el sexo

Robert Rector, investigador de la Heritage Foundation, declaró a CNSNews.com que su asociación ha usado los mismos datos del estudio de PEDIATRICS con conclusiones distintas.

“Es realmente asombroso descubrir en la encuesta que muchachos con muy poco contacto con los votos públicos de virginidad ya mejoran radicalmente sus comportamientos vitales, comparados con los chicos de un mismo nivel socioeconómico”, asegura Rector. ¿Qué mejorías radicales son esas? “Índices mucho menores de embarazos precoces, de abortos, de sexo adolescente, de nacimientos fuera del matrimonio y menor número de parejas sexuales”, dice el investigador de la Heritage Foundation.

Rector recuerda además que la mayoría de programas de formación para la abstinencia no incluyen votos públicos de mantenerse casto. Según él, los datos demuestran que la combinación de entrenamiento para la castidad junto con fuertes creencias religiosas es la fórmula más eficaz para evitar los riesgos del sexo adolescente, y que ello ayuda incluso a terminar satisfactoriamente los estudios, evitar drogas y relaciones dañinas y prácticas violentas.

forum libertas