Halloween y su relación con Día de Todos los Santos

Blogs

El Día de Todos los Santos, también conocido como Hallowmas, es una celebración cristiana en honor de todos los santos de la historia cristiana. En el cristianismo occidental, se celebra el 1 de noviembre por la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Metodista, la Iglesia Luterana y otras denominaciones protestantes. La Iglesia Ortodoxa Oriental y las iglesias católicas orientales asociadas, celebran el Día de Todos los Santos el primer domingo después de Pentecostés.

¿El Día de Todos los Santos una conexión espiritual?

El festival cristiano el Día de Todos los Santos, viene de la convicción de que existe, una conexión espiritual entre los que están en el cielo y en la Tierra. En la tradición católica, el día festivo honra a todos aquellos que han pasado al reino de los cielos.

Es una fiesta nacional en numerosos países históricamente católicos. En la tradición metodista, el Día de Todos los Santos se relaciona con dar a Dios la más sincera gratitud por las vidas y las muertes de sus santos, recordando a aquellos que eran conocidos y no lo eran. Además, celebran a individuos a lo largo de la historia cristiana, como Pedro el Apóstol y Charles Wesley, así como personas que han guiado personalmente a la fe en Jesús, como un familiar o amigo.

Además de las reuniones semanales de adoración, El Día de Todos los Santos, nos recuerda anualmente nuestra conexión como cristianos. Se conmemora cada 1 de noviembre. 

Relación con Halloween

Vestidos como drácula o como demonios, los niños del vecindario fueron felizmente «engañados» en los Estados Unidos y en otros países. Pero, ¿te sorprendería saber que «Halloween» (con ese nombre) comenzó como una santa celebración cristiana?

Hallow, en inglés antiguo, significa «santo» o «sagrado». Por lo tanto, «Halloween» simplemente significa «la noche de las personas santas» y se refiere a la noche anterior al Día de Todos los Santos, que es este día 1 de noviembre en los calendarios anglicanos y católicos. Pero ahora Halloween es una mezcla de sincretismo, de ideas religiosas celtas y martirología cristiana.

En los primeros años en que el Imperio Romano perseguía a los cristianos, mártires morían por su fe, que la Iglesia reservaba días especiales para honrarlos. Por ejemplo, en 607, el emperador Focas presentó al papa el hermoso templo romano del Panteón.

Fue cambiado por el papa Gregorio III

El Papa quitó las estatuas de Júpiter y los dioses paganos y consagró el Panteón a «todos los santos» que habían muerto por persecución romana en los primeros trescientos años, después de Cristo.

Muchos huesos fueron traídos de otras tumbas y colocados en la iglesia del Panteón reedificada. Dado que había demasiados mártires para que se les diera un día, se agruparon en un solo día. En el siglo siguiente, El Día de Todos los Santos fue cambiado por el papa Gregorio III a la fecha de hoy, 1 de noviembre. Personas preparaban su celebración con una noche de vigilia en Hallows.

En el siglo X, el Abbot Odela del monasterio de Cluny agregó el día siguiente, el 2 de noviembre, como el Día de «Todas las almas» para honrar no solo a los mártires, sino a todos los cristianos que murieron.

¿Qué dice la Biblia sobre esta celebración?

La gente oró por los muertos, pero muchos continuaron con las supersticiones no cristianas. La gente en las tierras cristianas ofrecía comida a los muertos, como lo había sido en los tiempos paganos, lamentamente aún si practica.

Los supersticiosos también difundían que en estos dos días, las almas en el purgatorio tomarían la forma de brujas, sapos o demonios y acosarían a las personas a quienes les habían hecho daño durante su vida.

Como sucede a menudo en la historia de la Iglesia, las festividades cristianas sagradas, pueden absorber tantas costumbres paganas que pierden su significado como feriados cristianos.

La Biblia no nos dice que oremos a los santos (Mateo 6: 6) ni a través de los santos (1 Timoteo 2: 5). En cambio, pensamos en nuestra conexión con los santos del pasado y encontramos inspiración en sus historias por su fidelidad a Dios. Hebreos 11 da muchos ejemplos de la gran nube de testigos cuyas vidas hablan del amor y la gracia infalibles de Dios.

Alex Crain es editor de Christianity.com. Se desempeña como pastor de ministerios de adoración en Harvest Christian Fellowship en el área de Richmond, VA.

Le puede interesar: ¿Nos conoceremos cuando lleguemos al cielo?