Connect with us

Blogs

4 veces en que Jesús aparece como un ángel en el Antiguo Testamento

La Biblia frecuentemente menciona un ángel único conocido como el ángel del Señor. Es único porque los hombres que lo conocen generalmente caen al suelo para adorarlo.

Avatar

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – Siempre he tenido un interés especial en los ángeles; después de todo, mi primer nombre proviene de la misma palabra griega que significa mensajero.

Me gustaría pensar que mi nombre es apropiado porque soy una escritora que constantemente transmite mensajes a través de libros, artículos y listas de amor.

La sociedad cree en los ángeles y lo que la Biblia dice acerca de los ángeles es muy diferente. Incluso muchos cristianos los imaginan más como cuentos de hadas caprichosos que como poderosos mensajeros de Dios.

¿Quiénes son los ángeles?

Los ángeles son seres individuales, con nombres, trabajos y clasificaciones designadas. Algunos ángeles tienen nombres en la Biblia: Gabriel y Miguel. Otros son conocidos por su ubicación en el lugar de trabajo: “el ángel del abismo” (Apocalipsis 9:11), por ejemplo, y “el ángel de las aguas” (Apocalipsis. 16: 5).

Los ángeles tienen trabajos específicos o deberes. Su principal deber es adorar y servir a Dios.

Algunos son guerreros que luchan en el ejército de Dios y defienden al pueblo de Dios. Otros son guardianes de niños. Otros son mensajeros. Otros son escoltas que transportan almas humanas de la vida mortal a la eternidad.

Tres tipos de ángeles: Los ángeles también se clasifican en querubines, serafines y arcángeles.

Querubines: No son bebés lindos, alados con arcos y flechas. Son ángeles especiales encargados de proteger. Dos querubines fueron colocados en el Jardín del Edén para proteger el Árbol de la Vida después de que Adán y Eva fueron expulsados.

Dos querubines fueron representados en la parte superior del Arca del Pacto para proteger el lugar sagrado.

Los serafines: Fueron vistos por Isaías en una visión, se ciernen sobre el trono de Dios y recuerdan al espectador que Dios es santo. La palabra serafín, la forma singular, significa quemar y nos recuerda que debemos tener una devoción ardiente a Dios.

Los arcángeles: son probablemente “ángeles principales”, de alto rango y poder. Los arcángeles nombrados en la Biblia son Miguel y Lucifer. Estoy seguro de que hay otros tipos de ángeles y, cuando estemos en el cielo, sin duda aprenderemos todo sobre ellos.

La Biblia frecuentemente menciona un ángel único conocido como el ángel del Señor. Es único porque los hombres que lo conocen generalmente caen al suelo para adorarlo y llamarlo Señor. ¿Quién es el ángel del Señor?

1. Jesús aparece como un ángel para Agar

Lo encontramos por primera vez en Génesis 16, cuando Sara trata tan mal a Agar que la esclava escapa.

Y la halló el ángel de Jehová junto a una fuente de agua en el desierto, junto a la fuente que está en el camino de Shur.

Y le dijo: Agar, sierva de Sarai, ¿de dónde vienes tú, y a dónde vas? Y ella respondió: Huyo de delante de Sarai mi señora.

Y le dijo el ángel de Jehová: Vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo su mano.

Le dijo también el ángel de Jehová: Multiplicaré tanto tu descendencia, que no podrá ser contada a causa de la multitud.

Además, le dijo el ángel de Jehová: He aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción.

Y él será hombre fiero; su mano será contra todos, y la mano de todos contra él, y delante de todos sus hermanos habitará.

Entonces llamó el nombre de Jehová que con ella hablaba: Tú eres Dios que ve; porque dijo: ¿No he visto también aquí al que me ve?

Agar se encuentra con un ángel, pero este ángel es diferente a cualquier otro. Él ve el futuro, es santo.

En resumen, Él es Dios en carne. Él es Cristo antes de Belén. En términos teológicos, estas apariciones de Dios en carne en el Antiguo Testamento se conocen como teofanías, y las Escrituras están llenas de ellas.

2. Jesús aparece como un ángel para Abraham

Lo vemos nuevamente en Génesis 22: 11-12 cuando Abraham toma un cuchillo y está a punto de matar a Isaac como sacrificio:

En ese momento el ángel del Señor lo llamó desde el cielo: “¡Abraham! ¡Abrahán!”

“Sí”, respondió Abraham. “¡Aquí estoy!”

“¡No pongas una mano sobre el chico!” Dijo el ángel. “No lo lastimes de ninguna manera, por ahora sé que realmente temes a Dios. No me has ocultado ni siquiera a tu hijo, tu único hijo”.

 ¿Lo ves? Abraham estaba sacrificando a su hijo a Dios, y el ángel del Señor dijo: “No me has ocultado a tu único hijo”, hablando por Dios.

3. Jesús aparece como un ángel para Moisés

En Éxodo 3, Moisés se encontró con el ángel del Señor:

Allí, el ángel del Señor se le apareció en un fuego abrasador desde el medio de un arbusto. Moisés lo miró asombrado. Aunque el arbusto estaba envuelto en llamas, no se quemó. “Esto es asombroso”, dijo Moisés a sí mismo. “¿Por qué no se está quemando ese arbusto? Debo ir a verlo.

Cuando el Señor vio que Moisés venía a mirar más de cerca, Dios lo llamó desde la mitad de la zarza: “¡Moisés! ¡Moisés!”

“¡Aquí estoy!”, Respondió Moisés.

“No te acerques más”, advirtió el Señor. “Quítate las sandalias, porque estás parado en tierra santa. Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob “Al oír esto, Moisés se cubrió el rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios (. Ex. 3: 2- 5, NLT).

En este pasaje, el ángel del Señor declara expresamente que Él es el Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Y Moisés tiene miedo de mirar a Dios.

Entonces, cuando lees sobre “el ángel del Señor”, estás leyendo sobre la aparición en el del Hijo de Dios Antiguo Testamento, el segundo miembro de la Trinidad.

Note que “un ángel del Señor” podría estar hablando de cualquier ángel santo, pero “el ángel del Señor” se refiere a Jesús.

4. Jesús aparece con Dios el Padre

La Biblia registra varias conversaciones entre “el ángel del Señor” y el Señor Dios: son dos personas separadas. Mira Zacarías 1: 8-17:

Vi de noche, y he aquí un varón que cabalgaba sobre un caballo alazán, el cual estaba entre los mirtos que había en la hondura; y detrás de él había caballos alazanes, overos y blancos.

Entonces dije: ¿Qué son éstos, señor mío? Y me dijo el ángel que hablaba conmigo: Yo te enseñaré lo que son éstos.

Y aquel varón que estaba entre los mirtos respondió y dijo: Estos son los que Jehová ha enviado a recorrer la tierra.

Y ellos hablaron a aquel ángel de Jehová que estaba entre los mirtos, y dijeron: Hemos recorrido la tierra, y he aquí toda la tierra está reposada y quieta.

Respondió el ángel de Jehová y dijo: Oh Jehová de los ejércitos, ¿hasta cuándo no tendrás piedad de Jerusalén, y de las ciudades de Judá, con las cuales has estado airado por espacio de setenta años?

Y Jehová respondió buenas palabras, palabras consoladoras, al ángel que hablaba conmigo.

Después de que el Hijo de Dios nace en Belén, vive, muere, resucita y regresa al cielo, ya no se lo conoce como “el ángel del Señor”, sino como Jesús el Cristo. Es por eso que las referencias al “ángel del Señor” se encuentran solo en el Antiguo Testamento.

Por Angela Hunt ganadora del Premio Christy, es una gran escritora que ha vendido casi cuatro millones de copias de sus libros en todo el mundo.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Blogs

Enseñanzas: “Seamos libres sin aplicar el libertinaje”

El concepto de “disfrutar la vida” a menudo se malinterpreta, ya que, pensamos que esto está sujeto a hacer lo que nos provoque sin medir las consecuencias.

Avatar

Publicado

en

Cuando éramos adolescentes creíamos o pensábamos que la libertad lo era todo. Íbamos de aquí para allá o viceversa, viviendo un libertinaje, hasta que llega Dios a nuestras vidas y lo ordena todo.

El concepto de “disfrutar la vida” a menudo se malinterpreta, ya que, pensamos que esto está sujeto a hacer lo que nos provoque sin medir las consecuencias.

Dios nos enseña que para toda acción siempre habrá una consecuencia, bien sea, buena o mala. Depende de nosotros el estar conscientes de lo que hacemos, pensamos hacer o haremos.

Pero, el viaje de la vida nos enseña que cuando eres joven, lo quieres todo y no piensas lo que puede ocurrir en el mañana.

Cuando los placeres ya no importan. Adiós libertinaje

Una vez que somos conscientes de nuestras acciones, comenzamos a experimentar la vida desde otro punto de vista, la madurez, la sabiduría, la experiencia y el conocimiento de la verdad de Cristo, llega y lo llena todo.

Ya no importan las fiestas, las relaciones fuera del matrimonio, la vida pasajera. Cuando llega Cristo, eres diferente, tu forma de hablar, actuar, pensar y hacer, cambia.

Cambia tu mentalidad, eres todo. Cuando te miras al espejo ves la obra de Dios en ti y comienzas a experimentar una transformación mayor, que nace desde adentro hacia afuera.

Qué sentido tendría que el hijo de Dios viniera a la Tierra, si detrás de ello no estuviera un propósito. Dicho esto, la verdad del Señor nos fue revelada y vale más vivir por la verdad que morir por el engaño.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate de las mejores noticias cristianas evangélicas y del mundo.


 




Continuar Leyendo

Blogs

La ‘vacuna de la esperanza’ otra alternativa ante el Covid-19

Aun en medio de esta situación, hemos visto cómo la tierra se renueva, las familias se unen y todos clamamos a Dios por un milagro. Es tiempo de orar como familia, y pedirle a Dios que nos llene de esperanza y de ánimo.

Avatar

Publicado

en

Todos estamos enfrentando un tiempo de incertidumbre producto de la crisis mundial por el brote del COVID-19. Las autoridades y las familias tienen preguntas que no encuentran respuesta.

Ante esta situación, necesitamos ser solidarios, atender las instrucciones de las autoridades, y mantener viva la esperanza y la confianza en Dios para salir fortalecidos.

Dios está al control del más mínimo detalle, porque ni una hoja cae al suelo sin que Él lo autorice. Por eso, no debemos dejar que el miedo nos domine, más bien, es tiempo de alabar a Dios y de glorificarlo en medio de la prueba; Él nos seguirá sorprendiendo y sanará la tierra.

Aun en medio de esta situación, hemos visto cómo la tierra se renueva, las familias se unen y todos clamamos a Dios por un milagro. Es tiempo de orar como familia, y pedirle a Dios que nos llene de esperanza y de ánimo.

Colaboración en casa ante Covid-19

Es importante que se organice a la familia para que todos colaboremos en casa, seamos más tolerantes, y sigamos una rutina que nos permita avanzar. Ría con los suyos, juegue y sea creativo.

Permitamos que Dios nos sorprenda. Es un buen tiempo para dialogar con la familia, escuchar las inquietudes de los más pequeños, disculparnos si nos equivocamos y acercarnos si hemos estado lejos.

Es un tiempo para dejar que la Palabra de Dios nos llene de fuerza, ánimo y esperanza, como lo expresa el Salmista: “Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza. Confío en Dios y alabo su palabra; confío en Dios y no siento miedo.” (Salmo 56: 3, 4, NVI) “Yo le digo al Señor: “Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío”. (Salmo 91: 2, NVI)

Es posible que usted tenga preguntas sobre cómo ayudar a sus hijos a procesar las noticias abrumadoras del entorno.

Por: Sixto Porras. 


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM- Entérate de las mejores noticias cristianas evangélicas y del mundo.


 




Continuar Leyendo

Blogs

Doce bendiciones del Nuevo Pacto que Dios prometió

La pregunta es ¿Y qué se hace para heredar todas estas bendiciones? Solo confiar en Cristo.

Avatar

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM.-  En Cristo heredamos todas las bendiciones que Dios le prometió a Abraham y todas las bendiciones bajo el Viejo Pacto de la ley sin ninguna de las maldiciones.

Gálatas 3:13

Cristo nos rescató de la maldición de la ley al hacerse maldición por nosotros, pues está escrito: Maldito todo el que es colgado de un madero.

Gálatas 3:14, 29

Así sucedió, para que, por medio de Cristo Jesús, la bendición prometida a Abraham llegara a las naciones, y para que por la fe recibiéramos el Espíritu según la promesa

Y si pertenecéis a Cristo, sois la descendencia de Abraham y herederos según la promesa.

Esto es mucho decir cuando consideras todo lo que Dios prometió en el Antiguo Testamento.

Para Abraham y sus descendientes se le prometió, grandeza, fructificación, prosperidad, gran recompensa, las naciones y más… (Gálatas 12:2-3, 15:1, 17:4-8,22:18)

Para aquellos que estuvieron bajo el pacto de ley se les prometió larga vida, fructificación, abundante prosperidad, protección y más… (Deuteronomio 5:33, 28:3-13)

Como si esto no fuese suficiente en el Nuevo Pacto tenemos 12 bendiciones que Dios ha prometido a sus hijos. Por supuesto que son muchas más al final puedes dejar tu comentario y compartir otras.

Dios perdona todos nuestros pecados. (Mateo 26:28, Hechos 13:38) Nuestros pecados no fueron cubiertos con la sangre de toros y cabras, fueron quitados por el cordero de Dios (Juan 1:29). En la cruz la justicia fue satisfecha, su perdón es perfecto y completo.

Dios no se volverá a acordar de tus pecados jamás (Hebreos 8:12, 10:17, Jeremías 31:34). En relación a la justificación es como si nunca hubieras pecado. (algunos se cayeron de la silla al leer esto)

Dios ha prometido que nunca volvería a enojarse con nosotros (Isaías 55:3) El Nuevo Pacto es un pacto eterno de amor y justicia. Dios nunca dejara de hacernos el bien (Jeremías 32:40).

Dios mismo te hace apto para participar de la herencia (Colosenses 1:12). Ahora no tiene que ver con lo que haces (el viejo pacto) o a quien estas relacionado (el pacto de Abraham) tiene que ver con en quien confías.

Cristo te hace de Él y nunca te soltara (Filipenses 3:12, Judas 24). Nada te puede separar del amor del Padre (Romanos 8:39). Por lo tanto, podemos hablar de nuestra esperanza como “un ancla segura para nuestra alma” (Hebreos 6:19).

Dios mismo nos acredita la perfecta justicia de Jesús (2 Corintios 5:21) La justicia no se puede ganar tiene que ser recibida (Romanos 5:17) Por causa del sacrificio de Jesús en la cruz nuestra condición delante de Dios es “perfecto” para siempre (Hebreos 10:14).

Dios nos da el Espíritu Santo para enseñarnos (Juan 14:26) empoderarnos (Hechos 1:8) y recordarnos de nuestra justicia (Juan 16:10). Ya no necesitamos sacerdotes que sean mediadores entre nosotros, porque ahora todos conoceremos al Señor (Jeremías 31:34). Somos su real sacerdocio (1 Pedro 2:9).

Dios es por nosotros (Romanos 8:31). Dios nos justificó y ya no hay más condenación (Romanos 8:1). Cuando pecamos, Jesús no nos juzga, nos defiende (1 Juan 2:1). Su gracia nos empodera para vencer el pecado (Tito 2:12). El suple abundantemente todas nuestras necesidades (Filipenses 4:19), para que disfrutemos la vida en abundancia (Juan 10:10). El favor de Dios es inmerecido y no se puede ganar.

Dios está con nosotros (Ezequiel 37:27). Por causa de Jesús la puerta al trono de justicia siempre está abierta (Hebreos 4:16). Podemos acercarnos con libertad y confianza (Efesios 3:12)

Dios nos empodera para vencer al enemigo (1 Juan 5:4). Tenemos autoridad sobre enfermedades y demonios (mateo 16:17).  Vivimos bajo su protección divina (Lucas 10:19). Estamos destinados a “reinar en vida” (Romanos 5:17).

Dios nos ofrece su descanso (hebreos 4:10-11). Bajo el viejo pacto era “tienes que hacer, hacer, hacer” bajo el Nuevo Pacto es hecho, hecho, hecho (Juan 19:30). Estamos sentados con Cristo en lugares celestiales (Efesios 2:6)

Dios mismo nos da vida eterna (Romanos 6:23).

La pregunta es ¿Y qué se hace para heredar todas estas bendiciones? Solo confiar en Cristo. Descansa en él. Escoge creer lo que dice la Escritura que él murió por los pecados del mundo, incluyendo los tuyos y resucito victorioso de entre los muertos. Déjale saber a otros que él es tu redentor y Rey.

Si nunca has hecho esto, ¿Por qué no lo haces ahora?


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo. 


Continuar Leyendo

Más leídas