Connect with us

Blogs

¿Será posible abusar la gracia y cómo disfrutar de su fruto?

Estar preocupado o tener temor que la gracia motiva a la gente a pecar es una evidencia de la falta de entendimiento de lo que es la gracia.

Avatar

Published

on

Primera Entrega

NOTICIACRISTIANA.COM.- Es imposible predicar la gracia y no escuchar los “peros y los suspiros”, además de cualificaciones y condiciones como: “la gracia hay que predicarla con mucho cuidado o las personas la abusaran”. Otra favorita de muchos es: “la gente puede usar la gracia como una licencia para pecar”.

O esta: “la gracia la tienes que predicar con balance porque de lo contrario te puedes ir a un extremo”.

El gran reto de los predicadores de la gracia (el único y verdadero evangelio) es que las personas oyen la palabra gracia y lo primero que le viene a la mente es Juan Calvino, Jacobo Arminio. ¿Acaso dice la Palabra que la ley vino por medio Moisés, pero la gracia la trajo Juan Calvino?

Jesucristo es la GRACIA personificada. La GRACIA = Jesucristo.

Juan 1:17

Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.

Por lo tanto, decir que es posible abusar de la gracia es como decir que puedes abusar a Cristo. ¿Puedes ver lo ridículo que son estos comentarios y las “preocupaciones”?

Para que no te quede dudas, todo lo que tu escuchas o dices como condiciones, cualificaciones y preocupaciones están fundamentadas en el temor, la mentira y la ignorancia.

Estar preocupado o tener temor que la gracia motiva a la gente a pecar es una evidencia de la falta de entendimiento de lo que es la gracia y lo que hace en la vida de los que han nacido de nuevo.

Cuando la gracia de Dios realmente se apodera de ti, es imposible que te motive a pecar. Lo que causa es que te acerques por amor y en fe, que es donde encuentras el deseo de caminar de una manera que agrade al Señor.

Solo alguien con mentalidad legalista tiene temor de predicar la gracia porque piensa que la gente se irá a pecar.

Para muchos es más fácil mantener a las personas obedeciendo por temor al juicio que enseñarles la obediencia por la fe.

Romanos 1:5

Y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre;

Cuando subestimamos el poder de la vida de Cristo en nosotros, terminamos con un evangelio centrado en la voluntad humana para obedecer y no en el querer como el hacer que Dios mismo produce en sus hijos.

Filipenses 2:13

Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

La gracia no es una licencia para pecar.

La gracia de Dios es el empoderamiento divino por la vida de Cristo en nosotros, para nosotros llegar a ser todo lo que él ha querido que seamos y hagamos lo que nos ha llamado a hacer.

Tito 2:11-12

Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,

En este texto Pablo nos indica que la gracia nos enseña a renunciar la impiedad, a renunciar a los deseos mundanos en este siglo para vivir sobria, justa y piadosamente.

En otras palabras, la gracia te liberto del pecado para que no peques.

La manera en como la gracia hace esto es por medio del cambio de enfoque.

Imagínate a un niño en el piso jugando felizmente con uno de sus juguetes, sobre una mesa hay muchos otros juguetes más a los cuales el niño no le está prestando atención, de repente el padre entra a la habitación y le dice; ¿ves esos otros juguetes en la mesa? ¡no quiero que ni siquiera los toques? ¿entendiste?

El enfoque del niño estaba en el juguete con el cual él estaba jugando, sin prestarle atención a los otros juguetes, sin embargo, cuando el padre entro y le dijo lo que no podía hacer su enfoque cambio de lo que estaba disfrutado a lo que era prohibido. ¿Qué sucedió? El niño se cansó del juguete con el cual estaba jugando y se fue a jugar con el “juguete prohibido”.

Esto es precisamente lo que Pablo considera en Romanos 7:7, cuando dice que él no hubiera conocido el pecado a no ser que algo se lo mostrara, en este caso – la Ley.

Romanos 6:1-2

¿Qué diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?


Publicado en: NOTCIASCRISTINAS.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo. 


Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Recibe Notificaciones de las nuevas noticias.    Ok No thanks