Connect with us

Blogs

Cristo, es la sabiduría de Dios

Avatar

Published

on

Segunda Entrega

NOTICIACRISTIANA.COM.-  Cuando  leemos  la carta de Pablo a los Corintios es evidente que la palabra que gobierna la representación de esta epístola es la palabra SABIDURÍA.

De una manera magistral Pablo resumió los problemas y deficiencias que estaba teniendo la iglesia de Corinto al tema de la SABIDURÍA.

Según la sabiduría divina lo que Dios escoge es:

  • Necio – para avergonzar a los sabios
  • Débil – para avergonzar lo fuerte
  • Lo vil, menospreciado y lo que no es – para deshacer lo que es

Esta palabra “escogió” era la que se usaba por la gente ordinaria – no los educados – cuando ellos estaban haciendo una selección entre un numero de cosas para escoger algo que ellos querían.

Ellos buscaban entre una cantidad de cosas y cuando encontraban lo mejor lo escogían de entre el resto y lo hacía suyo.

La idea era mostrar que Dios busco entre las multitudes por algo que el quería, y cuando lo encontró, lo separo del resto y lo hizo SUYO.

Así fue que Dios escogió lo necio, débil, vil, menospreciado y cosas sin esencia – para su propósito.

¿Por qué escogió Dios de esta manera?

Verso 20 – a fin de que nadie se jacte en su presencia.

El principio gobernante de Su escogimiento es “a fin de que nadie se jacte en su presencia.” Pablo concluye el capítulo uno citando a Jeremías cuando escribe: El que se gloría, gloríese en el Señor. Esto explica toda la epístola.

¿Qué es lo que Dios está buscando?

En el lado negativo – Él está menospreciando la gloria y la sabiduría del hombre.

En el lado positivo – Él está estableciendo el fundamento en el cual el mismo será glorificado.

Este es el factor que gobierna todos los tratos de Dios con los suyos: por un lado, eliminar la tendencia natural de gloriarnos en el hombre, por el otro lado establecer la base para solo gloriarse en el Señor.

¿Cuáles son los hombres y mujeres de valor para Dios?

Es fácil identificar a los que el mundo le asigna valor.

  • Tienen recursos
  • Gran reputación
  • Grandes logros
  • Dinero
  • Éxito
  • Educados

En sí mismo esto no es malo – el problema está cuando esto se convierte en el fundamento sobre el cual asignamos valor y queremos operar en las cosas del Espíritu.

Esta es la misma vara de medir que usa la religión para asignar valor.

  • Grandes congregaciones
  • Dinero
  • Éxito ministerial
  • Teológicamente educados
  • Gran reputación

Nada malo con esto si el fundamento es el correcto y la sabiduría en la cual se ha establecido es la de arriba y no la del mundo.

Diferente al mundo, Dios le asigna valor a lo necio, débil, vil, menospreciado y lo ordinario. Este es el lado negativo que es esencial para el lado positivo.

¿Cuál es el lado positivo? Gloriarse en el Señor.

En este estado el Señor lo es todo – él no es un medio para lograr cosas. Él no es un conjunto de doctrinas, filosofías y reglas. Él es el todo de la vida – en el somos, en el vivimos y en él nos movemos. (Hechos 17:28)

¿Cómo se llega a este estado de gloriarse solo en el Señor?

Pablo procede a decirnos en el verso 30 – “Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;

Dios nos escogió en necedad, debilidad, vileza, sin valor y ordinarios para hacer a Cristo en nosotros sabiduría, justificación, santificación y redención.

Según la sabiduría de Dios el valor del hombre está en que en sí mismo él es nada y Cristo es todo para él. Según la sabiduría de Dios algo de valor no es aquello que es grande, importante, noble, sabio, y fuerte – cosas a las cuales el mundo se gloria. Para Dios solo tiene valor lo que está relacionado a Su Hijo.

Si no está en Cristo para el mundo puede ser importante, pero para Dios no tiene valor – si esta en Cristo para Dios tiene un valor incalculable y para el mundo no es importante.

Por lo tanto, la acción deliberada de Dios al escoger tiene la intención de darle valor al hombre.

No pierdas esto de vista:

Dios escogió, él fue, sobre todo, busco todo, y cuando encontró lo que quería – lo tomo y lo separo para El –cuando ya lo había asegurado lo tomo en la mano y dijo: ¡Esto no sirve para nada”

Según los hombres – eso no muestra sabiduría.

  • ¿Dónde está el valor?
  • ¿Dónde está la gloria?
  • ¿Dónde está el poder?

Sin embargo, a lo que Dios escogió le impartió a Alguien que trasciende toda la sabiduría, poder y gloria del mundo.

Él puso al vaso que escogió en Cristo y está formando a Cristo en el vaso.

Por lo tanto, a lo único que Dios le asigna valor es a lo que está en Cristo y en quien Cristo está siendo formado.

Esto debe revolucionar la manera en como entendemos las cosas en Dios.

Esta fue la posición que Pablo acepto de si mismo.

Cuando el termina en ese capítulo diciendo “El que se gloría, gloríese en el Señor” inmediatamente continua en el capítulo 2 verso 1-5 diciendo:

Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.

2 Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.

3 Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor;

4 y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,

5 para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

¿Cree usted que Pablo fue un hombre valioso en el reino y como decimos nosotros – poderoso?

Cuantos de nosotros anhelamos un poco de la estatura espiritual que mostro Pablo. Aquí él nos da la condición para alcanzarla:

Él se consideró necio, débil, ordinario y menospreciado – en relación al mundo no tenía validez o esencia. Pero lo que para el mundo es ordinario en Dios es extraordinario.

Para Dios la “nada” en nosotros es la condición para desarrollar la medida de Cristo en nosotros. Dios puede hacer cosas extraordinarias cuando alguien se considera nada.

El medio que Dios utiliza para avergonzar la sabiduría del mundo es LA CRUZ.

Verso 2 capitulo 2 – Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.

1 Corintios 1:18

Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.

Es la cruz la que nos lleva a la necedad y causa que nos gloriemos solo en Cristo.

Desde la perspectiva del mundo y el hombre natural están correctos cuando consideran a los creyentes necios, como personas que no suman valor.

Sin embargo, su calculación ha probado ser equivoca – porque es a lo que ellos consideran necio, débil, vil y ordinario lo que Dios ha usado y seguirá usando para vencer al mundo con todo su sistema

El gran reto del sistema del mundo es que en la “NADA” las cosas ordinarias – son las que Dios ha establecido para avergonzar en su totalidad toda la sabiduría y poder del mundo.

Nuestro mayor problema ha sido que queremos hacer de la NADA algo.

  • ¿Tratamos de ser importantes?
  • ¿Queremos ser alguien?
  • ¿Queremos ser vistos y oídos?
  • ¿No es esto lo que ha causado la mayor cantidad de problemas en nuestras congregaciones?
  • ¿No es esto lo que ha estancado nuestra madurez y efectividad espiritual?

Según Pablo en vez de querer ser alguien – la mejor opción en la sabiduría de Dios es considerarnos nadie para que Cristo sea revelado y manifestado en nosotros y a través de nosotros. El que se gloria – gloríese en el Señor.

El verdadero problema en la iglesia en Corinto estaba influenciado por las tendencias de la cultura.

Para los griegos todo era una filosofía o se llegaba a convertir en una – los corintios estaban reduciendo las enseñanzas de Cristo a una NUEVA FILOSOFÍA.

En la iglesia en Corinto, Cristo estaba siendo enseñado como una filosofía en vez de un estado espiritual.

Este es siempre el peligro que está acechando a la iglesia del Señor. Esto no era exclusivo de los griegos o corintios. En cualquier congregación Cristo se puede convertir en un asunto de enseñanza – sabiduría de palabras.

Cuando esto sucede el peligro está en que SOLO gratifica la mente.

El hombre natural – EL VIEJO HOMBRE ama el saber. El conocimiento para el hombre natural le da un sentido de fuerza, poder, y valor y este vicio de la carne se infiltra en el ámbito de la enseñanza cristiana.

Por eso presentar la buena enseñanza, sistemática y clara de las verdades que están en Cristo de una manera que la mente las pueda entender hay siempre un peligro que está asociado con esto.

¿Cuántos predican lo mismo 3 domingos corridos?

Nadie – porque – a muy pocas personas le gusta la reiteración.

A la gente le gusta las cosas frescas. Por eso para muchos el predicador atractivo es el que siempre tiene algo nuevo – el que está diciendo cosas que otros no conocen – algo fresco. Esto es ATRACTIVO para los apetitos de la carne. Trátelo a ver si no es así.

Trate de enfatizar y constantemente establecer el mismo punto y usted vera lo molesto que se siente la gente. Se cansan. Ellos quieren algo fresco para la mente. Muy pocas veces reconocen la importancia de esa verdad para el corazón.

Todo esto pertenece a la esfera del hombre natural – el hombre que come del árbol del conocimiento de la ciencia del bien y del mal.

En este tipo de congregación la verdad en Cristo y la enseñanza se convierte en algo que alimenta la mente natural pero no trasciende a la transformación espiritual. Este peligro está presente en todos los lugares donde la verdad de Cristo está siendo ensenada.

En esto los griegos eran unos expertos y los corintios lo habían introducido en la congregación – querían hacer de la verdad en Cristo un nuevo sistema de sabiduría humana y las consecuencias fueron desastrosas.

¿Cómo sabemos cuál es la diferencia? ¿Cómo sabemos cuándo hemos caído en esta trampa? ¿Cuáles son las evidencias?

La realidad es QUE siempre se puede saber si la verdad que se posee es mera enseñanza, una doctrina, una filosofía o algo vivo en relación a Cristo.

Los efectos y el fruto revelaran la fuente de donde proviene.

Si la sabiduría es la sabiduría de Dios requiere que lo que ella presenta sea revelado si es del mundo solo alimentara el conocimiento en la mente, pero no servirá para el propósito eterno.

En el próximo articulo continuaremos con este tema.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo.


 

Summary
Cristo, es la sabiduría de Dios
Article Name
Cristo, es la sabiduría de Dios
Description
Según la sabiduría de Dios el valor del hombre está en que en sí mismo él es nada y Cristo es todo para él. Según la sabiduría de Dios algo de valor no es aquello que es grande, importante, noble, sabio, y fuerte – cosas a las cuales el mundo se gloria. Para Dios solo tiene valor lo que está relacionado a Su Hijo.
Author
Publisher Name
NoticiaCristiana
Publisher Logo
Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Recibe Notificaciones de las nuevas noticias.    Ok No thanks