“Madre hay una sola”: a propósito del día de la Madre

Por suerte, hay una sola. Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces…

Para los que perdieron a su madre

Para los que hemos perdido a nuestra madre, o incluso a una hermana que a su vez fue una querida madre para sus propios hijos, estas palabras nos conmueven hasta lo más profundo de nuestro ser. Es que, a no ser que aquella madre haya sido lo contrario a la que acabamos de describir, no podemos dejar de pensar en ella. Sentimos que no sólo es nuestro deseo sino nuestro deber recordarla tanto en los aniversarios de su muerte como en los de su natalicio, y no sólo en el Día de la Madre sino también todos los días del año en que algo sucede que nos la trae a la memoria y nos humedece los ojos con lágrimas de tristeza y de gratitud a la vez.

Tal vez lo único que no sobre añadir es que, cuando se dé el caso de que nuestro padre o nuestro cuñado vuelva a casarse, le roguemos a Dios que le dé la sabiduría para comprender que es humanamente imposible que la nueva mujer en realidad tome el lugar de la que perdieron sus hijos, así que más vale que ni ella ni él se porten como si ese fuera el objetivo… porque “madre hay una sola”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias.


Ah, hola
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial de NoticiaCristiana.com en tu bandeja de entrada, todos los días.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

¡Te ha suscrito correctamente a nuestro boletín!

portada