Connect with us

Blogs

¿Es pecado que un cristiano o una cristiana se vista sexy?

La pregunta formulada se la hará siempre el nuevo creyente, el que no lo es, el que se congrega en una iglesia donde muchos se visten sexys.

Ninro Ruíz Peña

Published

on

NOTICIACRISTIANA.COM. – Quiero contestar esta pregunta no con mi opinión, pues todos tenemos una diferente, sino con la Biblia a la que nos regimos todos aquellos que hemos nacido de nuevo y nos llamamos hijos de Dios.

La pregunta formulada se la hará siempre el nuevo creyente, el que no lo es, el que se congrega en una iglesia donde muchos se visten sexys o provocativos dentro y fuera del templo.

Pero he visto que cada uno responde desde el punto de vista de las reglas de la iglesia, la denominación o las costumbres de la congregación o según cómo debían vivir el evangelio desde el punto de vista teológico.

Por qué aún persiste lo “sexy” en la iglesia

Para empezar todo aquel que cree en Jesucristo, se arrepiente de su pecado y decide servirle al Señor, cuando llega a la iglesia, esta no le da un recetario de cómo debe vestir afuera y dentro del templo.

Sin embargo, existen iglesias que tienen un manual de conducta, que le indican al creyente cómo debe vestir ahora que es una persona cristiana, otras congregaciones no lo tienen porque consideran que es más que suficiente la Biblia.

El punto es este, donde hay un manual rígido de vestimenta para hombres y mujeres estos cumplen con los requisitos, pero viven camuflados en aquel recato, es como dijo una vez el papa Francisco sin ánimo de alabarlo: “Hay cristianos que viven como paganos”, no sé si se incluía él allí.

Pero está la otra cara de la moneda, donde no hay un código de vestimenta en una congregación esta viste como se le antoja, y entonces vemos: la piernita de pollo flaco de la hermanita, el trasero y el delantero apretado del hermanito por tan ajustado que tenía el pantalón.

A la hora del culto estamos inspirados alabando a Dios y pasa otra hermanita con un escote que nos acelera y que hasta casi nos da taquicardia, que luego tenemos que ir al altar a golpearnos el pecho por estar viendo otro pecho y preguntarnos ¿por qué no alzamos la vista hacia el techo?

Debido a estas cosas, le llueven al pastor las críticas de que no pone orden en la iglesia, que un es flojo, que no lo hace para que no se le vayan los diezmos, las ofrendas, las primicias, los regalos del día de su cumpleaños, del día del pastor, del aniversario, etc.

Cabe destacar que usted encontrará a muchos heraldos de la fe en las redes sociales, divulgando imágenes con reglas estrictas de vestimenta para las mujeres y hombres.

Con tono fuerte e imperante les miden las costillas a muchos cristianos carnales que, si existiera la Santa Inquisición Evangélica Raja Tabla, ya hubieran mandado a un montón de hermanitos y hermanitas carnudos a la hoguera a asar carne.

Qué dice la Biblia sobre la vestimenta

Vive Dios que le dediqué muchas horas a investigar y reflexionar para no imprimir mi interpretación sino lo que quiso decir el apóstol Pablo cuando pidió a la Iglesia de Éfeso cómo debían vestir las mujeres en la congregación.

Asimismo, que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad, 1 Timoteo 2:9 – 10.

El versículo proviene de un mandato de una carta pastoral, porque iba dirigida a la Iglesia de Éfeso donde Pablo había designado a su discípulo Timoteo como pastor de la congregación, la pregunta es ¿por qué les pidió a las hermanas cambiar su vestimenta y no usar joyas?

Contexto cultural

La Biblia de Estudio Mundo Hispano destaca en su nota que en el contexto cultural grecorromano en que se escribió la carta a Timoteo, había mujeres que tenían una posición cómoda, gozaban de lujos y exhibicionismo.

Con peinados, adornos, joyas, vestidos caros y muy llamativos, de una manera creída, buscaban atraer toda la atención sobre su apariencia externa.

John MacArthur subraya que las mujeres en la iglesia de Éfeso llevaban una vida impura y egocéntrica citando: 1 Timoteo 5:6; 1Timoteo 5:11-15; 2 Timoteo 3:6, debido a esto los cultos de adoración estaban siendo afectados por la distracción que estaban provocando las mujeres.

Cuando la Biblia dice “se atavíen” se refiere a que “se adornen” o “se arreglen”. La mujer debe vestirse con ropa arreglada u ordenada.  Al resaltar con pudor y modestia, está hablando de recato, cordura y buen juicio.

Wayne Partain y Bill H. Reeves en su Comentario al Nuevo Testamento dicen:

Si ella tiene sentido de vergüenza, y emplea la prudencia o buen juicio, se va a arreglar, o adornar, de tal manera que no haga en otros una impresión aturdida…, que no excite en el hombre pensamientos inmoderados, que no provoque en las demás mujeres la envidia, y que no refleje en ninguna manera en contra de su buen carácter como cristiana.

Es intención de Dios que la mujer sea atractiva al hombre (1Corintios 11:7-9). La belleza es de Dios. Pero el punto aquí es que su atracción consista en su pudor y modestia…

Joyas, oro, peinados y perlas

Muchas iglesias evangélicas y no quiero mencionar ninguna específica para evitar malos entendidos, prohíben el uso de joyas a las mujeres, solo les permiten el anillo de casada al igual que al hombre que también solo le admiten un reloj de mano.

Los peinados, el oro, las perlas y los vestidos costosos son solo objetos para embellecer a las personas.  Dios hizo el oro (Joe 3:5; Oseas 2:8) y lo usó, pero nunca fue objeto de adoración y más importante que darle la gloria y la honra al Señor.

Respecto a la ropa costosa, en Éxodo 28:1-43, los primeros en vestir ropa carísima fueron los sacerdotes para servir en el Tabernáculo, el punto es que la vestimenta no tenía porqué ser objeto de culto, pero con estas vestimentas honraban al Señor.

Los diferentes objetos ahora mencionados por Pablo no se prohíben en lo absoluto. El punto de Pablo (como el de Pedro, en 1 Pedro 3:3-4) es que la mujer cristiana no use solamente tales cosas para arreglarse o adornarse, sino de buenas obras correspondientes a mujeres piadosas, Wayne Partain y Bill H. Reeves, Comentario al Nuevo Testamento.

Evitar distracción y discordia

Las mujeres piadosas aborrecen el pecado y controlan sus pasiones para no hacer caer a los demás en pecado. Peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos. Estas eran prácticas específicas que ocasionaban distracción y discordia en la iglesia.

Esto mismo era cierto en cuanto a las mujeres que se ponían “vestidos costosos” porque al hacerlo atraían la atención a ellas mismas y distraían a los demás de enfocarse en el Señor.

Hacían que las mujeres con menos recursos sintieran envidia. Lo que Pablo se propuso fue prohibir la obsesión de ciertas mujeres con el alarde de su riqueza e impedir que distrajeran al resto de la congregación en su culto al Señor, John MacArthur, Comentario al Nuevo Testamento.

¿Es pecado ser sexy?

Sí porque el fin es de carácter erótico, es una obra de la carne no del espíritu, es rendirle culto al cuerpo, es buscar como llamar la atención con la vestimenta sexual y con la exposición de ciertas partes de mi cuerpo o todo en sí.

“De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”, 2 Corintios 5:17.

Ya analizamos que el mandato bíblico iba dirigido específicamente a las mujeres, pero los varones no estamos exentos de vestirnos “con ropa decorosa, con pudor y modestia”, para dar testimonio que “los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos”, Gálatas 5: 24.

Corazón de pastor

También cabe resaltar que no existen especificaciones en la Biblia sobre qué tipo de ropa iban van usar las mujeres cristianas y hombres cristianos como he visto en muchas publicaciones radicales en las redes sociales.

Yo sé que persiguen con esas publicaciones, pero no se trata solamente de señalarle el pecado a las hermanas o hermanos: “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga”, 1 Corintios 10: 12.

El vestir erótico no es el único pecado que se debe abordar en la iglesia y que se debe dejar de practicar, pero como es llamativo se habla mucho de ello, pero no es la única batalla que enfrentan las mujeres y los varones cristianos.

La transformación espiritual es el largo e interminable camino a la santidad, es posible que muchos hermanos y hermanas en la iglesia aún están en ese proceso y restregándole su pecado no hará que ellos tengan una conversión espiritual genuina.

Es con corazón de pastor que debemos corregir: “…con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él”, 2 Timoteo 2:25-26.

No hay pecado que no nos asedie a nosotros o no lo veamos persistente en nuestros hermanos, pero entendamos esto: “…sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados”, Santiago 5:19-20.

Quiero resaltar que la nueva vida en Cristo es de adentro hacia afuera, y por ende lo que va cambiando Dios en nosotros por dentro se van reflejando por fuera, y allí la forma de vestir, de hablar, de hacer y de comportarnos y eso se hará sólo con la más íntima comunión con su Espíritu Santo.

“Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio”, Juan 16: 8.

Si queremos que nuestros hermanos y hermanas sean transformados por Dios, seamos instrumentos de compasión y de misericordia a la hora de corregir con mansedumbre y no caigamos en el juicio y de sentencia que ha provocada muchísima deserción en las iglesias.

Nuestros hermanos y hermanas tienen todo el derecho a decidir qué ropa ponerse y cuál no. Nadie tiene por qué imponerles qué deben vestir y qué no.

El cambio en ellos va a surgir no de la imposición de un código de vestimenta sino de su comunión íntima con Dios.

Es trabajo del Espíritu Santo convencerlos de pecado y aquí el mío es hacerles llegar su palabra: “sin santidad nadie verá al Señor”.

Con misericordia y verdad se corrige el pecado,

Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.

Proverbios 16:6

Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Escrito por Nínro Ruíz Peña – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo.


Comunicador Social con especialidad en Radio y Televisión. Diplomado en Teología por el Seminario Teológico de Nicaragua. Diez años de experiencia en periodismo cristiano. Manejo de Redes Sociales y SEO. Periodismo Digital. Actualmente supervisor de edición en NoticiaCristiana.com.

Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Recibe Notificaciones de las nuevas noticias.    OK No thanks