¿Por qué Jesús todavía no ha regresado?

NOTICIACRISTIANA.COM.- Desde el principio, Jesús sabía que cumpliría con el llamado que Dios le había dado para morir en nuestro lugar, pagando el precio de nuestros pecados. 

También sabía que regresaría; Su “Segunda Venida”, para reinar sobre un cielo nuevo y una tierra nueva. Sin embargo, Jesús nunca nos dijo exactamente cuándo vendría.

Jesús sabía lo que sucedería, pero ni siquiera Él sabía cuándo. En Mateo 24:36, Él proclamó: “Acerca del día o la hora nadie sabe, ni aun los ángeles en el cielo, ni el hijo, sino solo el padre”.

Pero una y otra vez nos aseguró que vendría; “Veréis al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria”, (Mateo 24:30).

Entonces, podemos estar seguros de que Jesús regresará. ¿Pero por qué le está tomando tanto tiempo? Déjame darte algunas razones por las que Jesús aún no ha regresado.

1. Está esperando para darle a tantas personas como sea posible la oportunidad de arrepentirse y volverse a él

“El Señor no tarda en cumplir su promesa, como algunos entienden la lentitud. Al contrario, tiene paciencia con vosotros, no queriendo que nadie perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”. ( 2 Pedro 3:8-9 )

Hay un precedente para este tipo de retraso. Dios no quiere enviar a nadie al infierno. Es un Dios de amor. De hecho, Dios le dio a Noé 120 años para construir el arca, esperando contra toda esperanza que muchos se arrepintieran y limpiaran sus vidas.

Es triste decirlo, pero durante estos tiempos de aplazamiento muy pocos cambian de opinión y se arrepienten.

2. Él está esperando hasta que no queden suficientes cristianos para detener el mal en el mundo

Hablando a sus seguidores, Jesús dijo: “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ya no sirve para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres”. 

Mateo 5:13

Jesús está usando una analogía aquí. Desafortunadamente, la buena sal se diluía y perdía su utilidad al mezclarse con la suciedad en las condiciones insalubres del mundo del primer siglo. Llegaría un momento en que se mezclaría tanta suciedad con la sal que la mezcla ya no serviría para nada.

Cuando el número de cristianos bien salados disminuye hasta el punto en que el mundo ya no se ve afectado por su presencia, Jesús dice: «¡Tíralo!» Jesús entonces regresará.

3. Él está esperando que quien sea o lo que sea que esté reteniendo al “hombre del desafuero” lo suelte

“No dejen que nadie los engañe de ninguna manera, porque ese día [la segunda venida] no vendrá hasta que ocurra la rebelión y se manifieste el hombre del pecado”.

2 Tesalonicenses 2:3

En 2 Tesalonicenses, el apóstol Pablo está enseñando sobre el Anticristo, usando el término “hombre de pecado”. Tenga en cuenta que sus escritos coinciden con la visión de Juan del Anticristo en Apocalipsis.

El “hombre del desafuero” vendrá, será un presagio del fin, precederá a la Segunda Venida de Jesús… pero no sabemos quién o qué está deteniendo el develamiento del hombre del desafuero. Sea lo que sea, Jesús no regresará hasta que el hombre del pecado sea desenmascarado.

4. Primero debe cumplir con todas sus responsabilidades profetizadas

La Segunda Venida ocurrirá al final de la Gran Tribulación de siete años. Se han abierto los sellos, se han tocado las trompetas y se han derramado las copas de la ira.

Ahora, ocurre la batalla de Armagedón.

El apóstol Juan, observando desde el punto de vista que Dios le había dado, declaró: “ Y otro ángel salió del templo, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: ‘Mete tu hoz, y siega; por el tiempo ha venido a ti a segar; porque la mies de la tierra está madura.’ Y la tierra fue segada”, (Apocalipsis 14:15-16).

En la Segunda Venida, las naciones hostiles se reunirán en Armagedón para luchar entre sí (Zacarías 14:2 ). Cristo luego regresa y se para en el Monte de los Olivos. Estas naciones enemigas reconocerán al Rey Jesús como su verdadero adversario. Unen sus fuerzas… y no tienen ninguna posibilidad.

Jesús ahora es libre para comenzar sus responsabilidades posteriores a la Segunda Venida, desde el juicio de Satanás y sus ejércitos hasta el día en que la tierra vieja pasa y el cielo y la tierra nuevos llegan a ser (lea los capítulos 20 y 21 de Apocalipsis).

Por cierto, el rapto no es la segunda venida

Está bien orar para que ocurra el arrebatamiento, cuando Jesús vendrá en el aire y “nosotros, los que aún estemos vivos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire” ( 1 Tesalonicenses 4:17 ).

Aquellos que hayan elegido seguir a Cristo en ese momento, vivos o muertos, serán llevados al cielo. Pero Jesús no volverá a la tierra en ese momento.

En conclusión, haríamos bien en emular las palabras de Jesús en el Padre nuestro mientras esperamos: “Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”. ¡Unámonos a Jesús para orar para que el Reino de Dios venga a la tierra!


Escrito por: Roger Barrier en Crosswalk.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.


Ah, hola
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial de NoticiaCristiana.com en tu bandeja de entrada, todos los días.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

¡Te ha suscrito correctamente a nuestro boletín!

noticias cristianasnoticias_cristianas2022