Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Ciencia y Tecnología

Buscan rescatar manuscritos del Nuevo Testamento Griego

Cada año generalmente se descubren dos o tres manuscritos del Nuevo Testamento en el Griego original. Según información suministrada a ANS.

Publicado

en

Cada año generalmente se descubren dos o tres manuscritos del Nuevo Testamento en el Griego original. Según información suministrada a ANS, el verano pasado el Centro para el Estudio de los Manuscritos del Nuevo Testamento (CSNTM) encontró un tesoro de ellos durante un viaje a Albania. CSNTM se centra en la preservación digital de alta resolución de estas copias del Nuevo Testamento.

Los eruditos habían intentado por décadas tener acceso al archivo nacional en Tirana con poco éxito. Hasta este momento, solamente dos de los trece manuscritos conocidos por los eruditos occidentales habían sido fotografiados, y eso fue hace muchos años con el microfilm. Y no fue hasta recientemente que el Dr. Daniel B. Wallace, director de CSNTM recibió el permiso para enviar un equipo de cuatro hombres a Albania a fotografiar los manuscritos con equipo digital de alta tecnología.

Para el final de su primer día de trabajo, los técnicos, descubrieron que había más de 13 manuscritos. «Cuando las noticias se dieron a conocer, me quedé atónito», dijo Wallace. El catálogo en el archivo nacional enumeró 47 manuscritos del Nuevo Testamento, y por lo menos 17 eran desconocidos por los eruditos occidentales. La evidencia sugiere que algunos de los otros manuscritos se perdieron en algún lugar de Albania, pero todavía no se ha hecho un recuento final.

El manuscrito más antiguo de la colección es «Codex Beratinus», escrito en el siglo sexto contiene solamente los Evangelios de Mateo y Marcos. El códice es del comienzo del formato del libro, que vino a sustituir los rollos y tablas de cera de épocas anteriores. Los primeros cristianos popularizaron el códice, adoptándolo para sus manuscritos y otras escrituras.

Según CSNTM, entre los otros hallazgos se encontraban cuatro manuscritos, que datan del siglo XI, proveyendo más información que dio luz a una controversia bíblica familiar. Se trata de la historia que aparece en Juan que 7:53-8:11 sobre la mujer que fue sorprendida en el adulterio, el cual se incluye en la mayoría de las Biblias hoy, aunque muchos eruditos dudan su autenticidad.

Estos cuatro manuscritos tienen la historia al final del libro de Juan o en conjunto, sugiriendo que es algo agregado. Wallace dijo que no se ha comprometido ninguna enseñanza fundamental de la Biblia – tal como el nacimiento virginal y la deidad de Cristo — por tal estudio, pero que algunos de los detalles han levantado preguntas.

CSNTM dijo que al estudiar estos manuscritos, si bien el año es importante, también lo es la fuente – de cual manuscrito anterior fue copiado. Expertos como Wallace, también profesores de estudios del Nuevo Testamento en el Seminario Teológico de Dallas, intentan buscar los antecedentes de un manuscrito bíblico como un experto en genealogía reconstruye el árbol genealógico de una familia.

Una tarea desafiante
«Esta labor es como tratar de armar un rompecabezas al cual le falta la mitad de los pedazos», aseguró Wallace en su comunicado de prensa suministrado a ANS. «Pero con el descubrimiento de manuscritos nuevos, más pedazos adquieren sentido. Y el resultado es que nosotros estamos logrando acercarnos más a reconstruir la fraseología original del Nuevo Testamento en los pocos lugares donde todavía hay interrogantes».

En sus cinco años de la existencia, CSNTM ha fotografiado los manuscritos en los lugares como Estambul, Turquía; Patmos, Grecia; y Muenster, Alemania en el instituto para la investigación textual del Nuevo Testamento. Cuando un manuscrito «nuevo» sale a la luz, se le asigna un número único – certificando el «descubrimiento». Hasta la fecha, unos 5.700 manuscritos que contenían cerca de 1.3 millones de páginas se han catalogado.

Fotografiar estos manuscritos es trabajo duro. Según Wallace el manuscrito griego promedio del Nuevo Testamento contiene alrededor de 550 páginas. Óptimamente, un equipo puede fotografiar entre 1.200 a 1.800 páginas al día, dependiendo del tamaño y de la condición de los manuscritos.

El costo para esta labor es elevado pues según informa CSNTM, cuando se suman todos los elementos envueltos en el proyecto, cada página tiene un costo entre $6 y $7 dólares (USA). Wallace quisiera fotografiar los 1.3 millones de páginas de los manuscritos conocidos por los eruditos. «Ya hemos fotografiado varios miles de páginas, pero es como una gota en el cubo de necesidades de lo que hay que hacer», aseguró. «Estos manuscritos se están deteriorando. Lo mismo ocurre con las fotografías más viejas hechas en microfilm, que por ser de una calidad mucho más pobre de lo que podemos hacer hoy, también se están deteriorando», agregó.

«En adición a esto, algunos manuscritos están perdidos o robados y otros se han dañado a causa de fuegos, gusanos o agua. De manera que es por eso que tenemos un sentido de urgencia. Tenemos que tomar las fotografías mientras tengamos la oportunidad».

Para más información sobre el centro para el estudio de los manuscritos del Nuevo Testamento, visita www.csntm.org

Cristianos.com

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Ciencia y Tecnología

Reprogramación podría hacer que hombres produzcan óvulos y mujeres, espermatozoides

Tomando células normales, se podrían reprogramar y crear un espermatozoide y un óvulo que, una vez fecundado, se debería implantar en el útero de una mujer.

Publicado

en

ESPAÑA. – Recientemente, una clínica dedicada a los tratamientos de fertilidad, aprovechando las celebraciones del Orgullo LGTB, sugirió la posibilidad de que una pareja homosexual podrían tener hijos con la información genética de ambos y que esto muy pronto podría ser realidad.

Tomando células normales, se podrían reprogramar y crear un espermatozoide y un óvulo que, una vez fecundado, se debería implantar en el útero de una mujer.

Según El País, la técnica también serviría igualmente para parejas heterosexuales que no pudiesen producir de forma natural sus propios óvulos y espermatozoides.

Hace poco más de una década, el investigador japonés Shinya Yamanaka logró algo parecido a revertir el tiempo.

Una de las aplicaciones teóricas de la reprogramación celular es transformar una célula de piel, por ejemplo, hasta convertirla en un óvulo, la célula original y la que tiene la capacidad de diferenciarse en todas las células necesarias para construir un organismo completo.

En humanos, hasta el momento, con esta técnica solo ha sido posible crear precursores de ovocitos

La investigación en este campo es intensa y los logros en modelos animales han sido importantes.

En 2016, un grupo de investigadores liderado por Katsuhiko Hayashi, de la Universidad de Kyushu, en Japón, logró producir óvulos de ratón completamente funcionales a partir de células madre pluripotentes.

Después, sometieron a los óvulos cultivados en el laboratorio a fecundación in vitro y los insertaron en hembras de ratón para su gestación. Pese a que el proceso tuvo un porcentaje de éxito pequeño, algunos de esos embarazos produjeron crías fértiles que después tuvieron sus propias crías.

En 2018, un equipo chino logró superar otro escollo que hace que los mamíferos, a diferencia de otros grupos de animales, no puedan reproducirse entre parejas del mismo sexo.

La impronta genómica hace que, en condiciones normales, haya distintos genes del padre o de la madre que se encienden o se apagan.

Cuando hay una combinación entre los dos sexos, el embrión puede ser viable, porque la suma de genes activados y desactivados hace que el sistema funcione, pero si se crea un espermatozoide a partir de células de la hembra, los genes que permanecen apagados en el óvulo y en el espermatozoide serían los mismos y el sistema fallaría.

Los investigadores, liderados por Qi Zhou, de la Academia China de Ciencias, realizaron las manipulaciones genéticas necesarias para evitar este problema y lograron producir 29 crías viables a partir de 210 embriones. Su intento de hacer lo mismo con los machos fracasó.

Para demostrar que el proceso funciona en humanos como se ha hecho en ratones sería necesario crear y destruir embriones, algo que se puede hacer en países como EE UU o Inglaterra, pero no en España. “Hay por delante un proceso de cinco o diez años con muchísimas comprobaciones”, dijo Carlos Simón, director científico de Igenomix, una compañía dedicada a la genética reproductiva.

Anna Veiga, directora del Banco de Líneas Celulares del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona dijo que “En humanos, lo último que se ha conseguido es producir ovogonias, que son precursores de los ovocitos, pero de una manera muy imperfecta”, señala.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Físico ateo reconoce que “la ciencia no mata a Dios”

El físico y astrónomo brasileño Marcelo Gleiser recibió el Premio Templeton 2019, por mostrar que la ciencia y la religión no son enemigas.

Publicado

en

EE.UU.- El Premio Templeton 2019 fue para el astrónomo físico y brasileño Marcelo Gleiser que incluso sin creer en Dios, se dedica a demostrar que la ciencia y la religión no son enemigos.

Él es profesor de física y astronomía en el Dartmouth College de New Hampshire, Gleiser, de 60 años, nació en Río de Janeiro y vive en Estados Unidos desde 1986. Incluso sin creer en Dios, Gleiser reconoce que el conocimiento humano es limitado.

“El ateísmo es incompatible con el método científico”, dijo Gleiser a la AFP. “El ateísmo es una creencia en la no-creencia. Entonces usted niega categóricamente algo contra el cual no tiene pruebas. Mantengo la mente abierta porque entiendo que el conocimiento humano es limitado”.

El premio es financiado por la Fundación John Templeton, una organización filantrópica bautizada en homenaje al presbiteriano estadounidense que comenzó a “buscar pruebas de actuación divina en todas las ramas de la ciencia”, según el diario The Economist.

Es el primer latinoamericano en ganar el premio, creado en 1973, y va a recibir 1.5 millones de dólares, superando un 50% más que el Nobel el Nobel. La ceremonia de premiación será el 29 de mayo en Nueva York.

El físico se concentra en hacer que los asuntos complejos sean accesibles. El autor de cinco libros de habla inglesa y cientos de artículos en Estados Unidos y Brasil, Gleiser también explora cómo la ciencia y la religión intentan responder a preguntas sobre los orígenes de la vida y del universo.

“La primera cosa que ves en la Biblia es una historia de creación”, observó. “Sea cual sea su religión, todo el mundo quiere saber cómo el mundo comenzó”.

Aunque la ciencia tiene su metodología para explicar el origen del mundo, el físico cree que las explicaciones son limitadas. “La ciencia puede dar respuestas a ciertas cuestiones, hasta cierto punto”, apuntó Gleiser. “Debemos tener la humildad de aceptar que hay misterio a nuestro alrededor”.

Arrogancia científica

Gleiser cree que muchas veces las personas que creen que el mundo fue creado por Dios encaran a la ciencia como “enemiga”, “porque tienen una visión muy anticuada sobre ciencia y religión en la que todos los científicos intentan matar a Dios”, observó. “La ciencia no mata a Dios”.

Para el físico, que creció en una comunidad judía en Río, la religión no debe ser alejada de la ciencia.

“Cuando usted oye a científicos muy famosos haciendo pronunciamientos como ‘la cosmología explica el origen del universo’ y ‘no necesitamos más de Dios’, es un absurdo completo”, agregó. “Porque no explicamos el origen del universo”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – AGENCIA DE NOTICIAS- Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Científicos israelíes crean colirio que puede sustituir anteojos

Experimento es capaz de alterar hasta dos grados la miopía y la hipermetropía

Publicado

en

ISRAEL. – Un equipo de oftalmólogos del Centro Médico Shaare Zedek y del Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados de la Universidad Bar-Ilan, en Israel, desarrolló un colirio capaz de reparar córneas y mejorar problemas de visión de corta y larga distancia.

El experimento israelí logró alterar hasta dos grados la miopía y la hipermetropía en cerdos. La novedad fue presentada en el último Congreso de la Sociedad Europea de Cirugía Refractiva en Lisboa el año pasado, pero no se había publicado en revistas científicas.

Aún no se sabe por cuánto tiempo los efectos de ese colirio pueden durar y con qué frecuencia puede ser reaplicado. La previsión es que los ensayos clínicos en humanos se realicen aún este año. En caso de éxito, la expectativa es que el colirio disminuya e incluso elimine la necesidad de anteojos.

La ciencia en Israel

Desde su fundación, el Estado de Israel ha dedicado notables esfuerzos a la ciencia y a la tecnología. Las aportaciones israelíes en ciencia y en ingeniería han sido muy significativas. Los científicos e investigadores israelíes han realizado contribuciones relevantes a la genética, a la informática, a la electrónica, a la óptica y a otras industrias de alta tecnología. La ciencia israelí es bien conocida por su desarrollada tecnología militar, por su agricultura científica y por su medicina de vanguardia.

Israel ocupa el tercer puesto en gasto en Investigación y Desarrollo, el octavo en preparación tecnológica (de acuerdo al gasto de sus compañías en I+D, la creatividad de su comunidad científica, el número de ordenadores personales y el índice de penetración de Internet), el undécimo en innovación, el decimosexto en exportaciones de alta tecnología y el decimoséptimo en logros tecnológicos en la lista Nation Master de países en el mundo por estándares económicos.

Le puede interesar: 79 niños cristianos son secuestrados por radicales islámicos




Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas