Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 25 de Septiembre de 2018

Terapias para frenar homosexualidad no deseada no perjudican

Los investigadores entrevistaron a 125 hombres residentes en Estados Unidos, en su mayoría cristianos, que estaban en varias etapas de experimentar atracción indeseada por el mismo sexo.

  • Estudios    
  • 16 ago 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Un nuevo estudio está desafiando la alegación recurrente de especialistas que dicen que las terapias para revertir una atracción indeseada por personas del mismo sexo son perjudiciales.

“Los efectos de la terapia en hombres religiosos que no les gusta tener atracción por el mismo sexo”, fue publicado por primera vez el 23 de julio en el The Linacre Quarterly. El informe revela que los esfuerzos de cambio de orientación sexual (SOCE), a menudo llamada “terapia de conversión”, ha mejorado la salud mental de los participantes.

Los investigadores entrevistaron a 125 hombres residentes en Estados Unidos, en su mayoría cristianos, que estaban en varias etapas de experimentar atracción indeseada por el mismo sexo. Algunos eran sexualmente activos, mientras que otros se abstenían del sexo.

Según Christian Post, el 89% de los encuestados eran cristianos de una variedad de tradiciones; 13,6% se identificó como “cristianos no denominacionales”; 5% dijo que eran católicos romanos; 28% eran mormones; y el 9,6% eran judíos. En ese universo, el 55% afirmó frecuentar cultos semanalmente.

Entre el total de entrevistados, el 54% afirmó ser solteros y el 46% casados. El muestreo tenía aproximadamente el mismo número de hombres que eran homosexuales activos y abstemios. En total, el 80% dijo haber sufrido algún grado de depresión o deseo de suicidarse al inicio de la terapia.

Casi el 70% de los encuestados tomaron la iniciativa de revelar que notaron una gran reducción en su atracción por personas del mismo sexo y un aumento en la atracción por el sexo opuesto.

Terapias

El estudio contradice las afirmaciones y recomendaciones de la American Psychological Association (APA) de que los esfuerzos destinados a reducir las atracciones del mismo sexo son arriesgados y perjudiciales para la salud mental y el bienestar de quienes se someten a tales terapias .

De todas las técnicas SOCE representadas, más de tres cuartos de los participantes de la investigación endosaron como especialmente útiles, con clasificaciones de “extremadamente”, “marcadamente” y “moderadamente” lo siguiente: “desarrollando relaciones no eróticas con pares del mismo sexo, mentores , parientes y amigos”; “Entender mejor las causas de su homosexualidad y sus necesidades y problemas emocionales”; “Meditación y trabajo espiritual”; “Explorar vínculos entre su infancia y experiencias familiares y su atracción o comportamiento por el mismo sexo”; y “aprender a mantener límites apropiados”.

Los participantes en la investigación también relataron mejoras “en la autoestima y el funcionamiento social, y de la misma forma disminución en los pensamientos suicidas, abuso de sustancias, depresión y auto-mutilación”.

“Antes de la terapia, los participantes relataron haber experimentado un promedio de tres de estos problemas. Los cambios aparentemente duraron un promedio de casi 3 años, para aquellos post-SOCE. El grado e intensidad de las condiciones iniciales no son conocidas y auto-relatadas, ni están en escalas psicométricas establecidas “, agregó el informe.

“Para este grupo de investigación, a diferencia de las hipótesis nulas, la SOCE no es ni ineficaz ni perjudicial, en conflicto con los descubrimientos de la APA. En base a esta investigación, los clientes religiosos pueden ser informados de que algún grado de cambio es probable de la SOCE y el cambio positivo en suicidio, autoestima, depresión, autoflagelación, abuso de sustancias, funcionamiento social deben ser moderados a acentuados. , las presiones sociales no predominan como razones para entrar en la SOCE, y los tamaños de los efectos no son claramente menores que para psicoterapias estándar”, concluyó el estudio.

Libertad

En 2009, la APA formó una fuerza de trabajo para estudiar el asunto, y llegó a la conclusión de que contar a pacientes con atracción sexual no deseada que ellos pueden cambiar podría perjudicar su salud mental.

En 2015, Barry S. Anton, entonces presidente de la APA, declaró que “las llamadas terapias reparativas apuntan a arreglar algo que no es una enfermedad mental y por lo tanto no requiere terapia”, y añadió que “no hay evidencia científica suficiente de que funcionan, y tienen el potencial de perjudicar al cliente”.

“La APA tiene y seguirá pidiendo a los profesionales de salud mental que trabajen para reducir el malentendido y el prejuicio en relación a las personas gays y transgénero”, agregó Anton en aquel momento.

Sin embargo, los autores del estudio afirman que la investigación es otra prueba de que la APA debería reconsiderar su postura de disuadir a los hombres de buscar terapia para su atracción indeseada por personas del mismo sexo.

George Carneal Jr., autor del libro From Queer To Christ: My Journey Into The Light (“de la homosexualidad a Cristo: mi viaje hacia la luz”) concuerda. Carneal pasó 25 años viviendo y identificándose como homosexual.

Le podría interesar: Cristiano podría ser condenado a 2 años de prisión por decir que homosexualidad es pecado

[ Fuente: Journal Sagepub  ]