Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Crecimiento

Musulmanes se convierten al cristianismo en Australia

Los musulmanes australianos no sólo escuchan las buenas nuevas en las ondas televisivas…Los ex musulmanes asisten a cultos cristianos en árabe, en ésta iglesia en Sydney. La iglesia se llama Al-obour.

Publicado

en

Australia se está convirtiendo en un popular destino para los musulmanes que salen de Asia y el Medio Oriente. Algunos en el llamado “Continente Isla” dicen tener problemas con el crecimiento de la población musulmana. Pero los cristianos del país ven una oportunidad de ganarlos para Cristo.

Debe haber casi un millón de musulmanes en Australia. Viven en comunidades exclusivamente islámicas. Tienen pocas oportunidades de escuchar el evangelio, aunque eso está cambiando, según publica el diario Minuto Digital.

Fue lanzado en Australia por Michael el Masry, un ex musulmán, quien abrió el canal con su propio dinero y perseveró, a pesar de la fuerte oposición de la comunidad islámica.

El Masry ha afirmado que, Al hayat Tv Australia, transmite programas cristianos de una forma que los musulmanes entienden: “Es muy importante para los musulmanes que expongamos su religión. Lo amamos como hombre, la amamos como mujer, son personas bellas, pero están engañados. Tuve muchas amenazas, pero no tengo miedo porque Dios me protege. Creo en una misión especial, y el Señor dará protección extra. El murió por ellos, ellos merecen el mensaje de salvación. ¿Quién les dará el mensaje?”.

Los musulmanes australianos no sólo escuchan las buenas nuevas en las ondas televisivas…Los ex musulmanes asisten a cultos cristianos en árabe, en ésta iglesia en Sydney. La iglesia se llama Al-obour, que en árabe significa “cruzar”. La mayoría de los miembros son musulmanes que cruzaron o se convirtieron al cristianismo. Algunos vienen en secreto pues temen ser descubiertos por familiares musulmanes. Muchos asistentes han recibido amenazas de muerte por dejar el Islam.

El Pastor Ali Bazzi de la Iglesia Al-Obour comenta: “Como la religión del Corán fomenta el dañar a las personas, aquellos rebeldes o lo que en español llamamos apóstatas, si los mato… hago el bien a Alá”.

El Pastor Bazzi admite haber recibido amenazas de muerte desde que se convirtió en cristiano, pero dice que no dejará de proclamar el evangelio. Bazzi pasó su juventud como musulmán radical en el Líbano. Un amigo musulmán, convertido al cristianismo, le presentó la Biblia y a Jesús.

“Me gusta la personalidad de Jesús. La forma cómo lo presenta la Biblia, cómo Él compartía con la gente, los sanaba, alimentaba. Le digo a Mamá que soy un hombre nuevo. Ella responde: “si hay un Dios capaz de cambiar a Alí, quiero creer en Él. Toda mi familia se ha hecho cristiana, excepto mi papá”, añade Bazzi.

Según informa Mundo Cristiano tv, Helena Menadue, una ex musulmana de Egipto, se trasladó a Australia tras convertirse al cristianismo. Ella explica por qué dejó su país: “La policía vino a mi casa para llevarme. Pudieron matarme, torturarme, pudieron torturar a mi hermana, pudieron hacer cosas terribles”.

Ella también experimentó el rechazo de un ser amado y censura social: “Sentí que había perdido mi identidad, no sabía quién era”.

Helena dice que fue fortalecida por un versículo de la Escritura que levantó su espíritu: “Vengan a mí, los que estén trabajados y cargados y yo les daré descanso. La única forma en que Dios se me revela o puedo recibir su paz y alegría es a través de Jesús”.

Alya una ex musulmana conoció a Cristo tras casarse con un cristiano. Sus padres al principio no querían que se casara. Cambiaron de opinión cuando Alya fue sanada de un linfoma, por la oración de los cristianos.

“Fui sanada de cáncer y Dios hizo que mis padres cambiaran de opinión para que pudiera casarme con mi esposo y vivir la vida cristiana que yo quería”.

Y pese a la constante presión de la comunidad islámica australiana, estos ex musulmanes siguen compartiendo su testimonio con los musulmanes inmigrantes y con otros. Y si usted enciende su televisor aquí, verá el canal al Hayat Tv, lanzando su señal al aire y entrando en las salas de los australianos. Esos ex musumanes dicen que la palabra de Dios seguirá penetrando corazones en todos lados y especialmente aquí.

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Crecimiento

Cristianismo avanza en Indonesia, país musulmán más grande del mundo

Las estimaciones dan cuenta de que los cristianos pueden ser 50% en la capital, Yakarta; donde se reúnen la mayor parte de las iglesias domésticas.

Publicado

en

YAKARTA, INDONESIA. – En medio de la turbulencia en el país, debido a las recientes elecciones, la mayor nación musulmana del mundo experimenta un crecimiento del cristianismo sin precedentes.

Al menos de tres a cuatro millones de indonesios “se volvieron a Cristo” el año pasado, según autoridades cristianas con conocimiento muy cercano a la situación.

Todos hablaron bajo condición de anonimato, ya que la cuestión de la conversión sigue siendo altamente sensible en Indonesia, donde decenas de personas fueron arrestadas o incluso muertas bajo acusaciones de “blasfemia” contra el islam.

“Incluso si usted ve a alguien vestido como musulmán, él o ella puede haberse convertido en un cristiano”, dijo un evangelista experimentado.

En Yakarta, la capital, al menos del 40% al 50% de los residentes pueden ser “cristianos“, según estimaciones de la Iglesia. Todavía no está claro cuántos de ellos son “nacidos de nuevo”, un movimiento que implica la aceptación de Jesucristo como “Señor y Salvador personal”.

“Ser” nacido de nuevo “es visto por muchos pastores aquí como la esencia del cristianismo”, informa el BNF.

Mayoría musulmana

Los musulmanes representan alrededor del 87% de más de 260 millones de personas en Indonesia, informó la Agencia Central de Inteligencia (CIA), pero estas estimaciones del gobierno de Estados Unidos son del 2010.

Además, el número de cristianos, incluyendo protestantes (7%) y católicos (2,9%) han crecido constantemente. “Esperamos que la mitad de los indonesios sean cristianos, dentro de cinco a diez años”, dijo un líder de la iglesia y evangelista a BosNewsLife.

Esto podría significar que cerca de 130 millones de indonesios se identificaran con la fe cristiana para el 2028.

Persecución y prisiones

Actualmente, la situación en Indonesia es desfavorable a la minoría cristiana. Al menos seis personas murieron y cientos resultaron heridas en los tumultos más recientes en la capital del país, después de que la Comisión General de Elecciones confirmó que el presidente Joko Widodo había agredido a su desafiante, el ex general Prabowo Subianto, en las elecciones del 17 de abril.

El año pasado, el gobernador cristiano de Yakarta fue condenado a dos años de cárcel por blasfemia en un caso que según los críticos ha minado la reputación de Indonesia.

Basay “Ahok” Tjahaja Purnama fue sentenciado por cinco jueces y culpado por el delito de blasfemia.

Indonesia está en el puesto 30 de la Lista de Persecución del Mundo 2019 según Puertas Abiertas, quien afirma que aumentó de 6 puntos con respecto al año anterior. Este crecimiento en puntos es parte de una tendencia de los últimos años.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Crecimiento

Nuevo informe revela que la Iglesia Católica pierde más fieles

Para conquistar fieles, los evangélicos salen a buscarlos en vez de esperar en el templo.

Publicado

en

PANAMÁ. – Arrebatándole fieles a la Iglesia católica, los evangélicos conquistan cada día más fieles entre la juventud panameña que sufre la violencia de las pandillas y vive en la extrema pobreza. Es un fenómeno que se puede observar en varios países de Latinoamérica, donde las iglesias evangélicas (con los pentecostales al frente) ya conquistaron fieles entre un 20% de la población, según datos del Pew Research Center.

Tras la pasada visita del Papa Francisco a Panamá se expuso el tema a la luz. Pero lo que se ve aquí es un panorama común a toda Latinoamérica.

La población total del continente es de 626 millones de personas y se estima que la Iglesia Católica tiene 425 millones de fieles. Pero los evangélicos avanzan. Según el Pew Research Center, hace sesenta años los fieles evangélicos eran el 3% de la población. Hoy en México son más del 10% de la población. Rondan ya el 15% en países como Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Argentina y Panamá. Suman el 20% en Costa Rica y Puerto Rico. En Brasil, son el 27% de la población. En países centroamericanos, como Guatemala, Honduras y Nicaragua, ya son el 40% de la población.

En un barrio popular de la ciudad de Panamá, El Chorrillo, los evangélicos tienen seis sedes en un perímetro de 200 metros cuadrados, cerca del templo católico Nuestra Señora de Fátima.

Lo que ocurre en el barrio panameño de El Chorrillo es otro indicio de la pérdida de fieles en la iglesia católica de Latinoamérica. Los evangélicos son pioneros en la asistencia social. Cerca de sus templos abundan los comedores populares y centros de orientación para jóvenes “perdidos”, dirigidos por pentecostales.

Más allá de las diferencias entre izquierdas y derechas, en política los votantes evangélicos son conservadores. Su discurso defiende los valores familiares tradicionales. En economía, su visión es la de los típicos emprendedores individuales. Ya le dieron el triunfo al presidente Jimmy Morales en Guatemala. En México, apoyaron a Andrés López Obrador. Y en Brasil, a Jair Bolsonaro.

Vecinos del barrio El Chorrillo cuentan que los evangélicos se popularizaron en los últimos 15 años. “Hay una verdadera competencia con la iglesia católica”, opina la estudiosa panameña Claire Nevache, en un informe del Centro de Estudios de Iniciativas Democráticas Cidem.

En una de las peligrosas calles del barrio, Yamilka Carrión dirige el culto evangélico “Valle de Beraca”. Se nota que, salvo por la policía, el Estado panameño no existe en El Chorrillo. En ese contexto, las iglesias evangélicas son un refugio para aquellos que vienen de familias rotas, no van a la escuela y sufren violencias. “Hay muchos jóvenes en riesgo y nosotros estamos aquí”, dice Yamilka Carrión, una licenciada en marketing de 39 años. La violencia en Panamá se ensaña con los jóvenes. En 2018 más del 50% de las 440 víctimas de asesinatos eran menores de 30 años.

Para conquistar fieles, los evangélicos salen a buscarlos en vez de esperar en el templo. “Hay que llegar a la calle, la casa, la escalera, debemos conseguir que el joven sienta que tú te interesas por él”, dice la predicadora Dalia Viveros, de la escuela “Ciudad de Alabanza”. El Chorrillo tiene veinte mil habitantes y es la cuna del boxeador Roberto “Mano de Piedra” Durán.

La invasión estadounidense de Panamá en 1989 dejó el barrio en ruinas. “Donde hay pobreza y marginación las iglesias evangélicas ofrecen una experiencia de fe, una catarsis. Por eso los evangélicos se están extendiendo”, dice el sacerdote católico Jonathan Vásquez, párroco de Nuestra Señora de Fátima.

Esta iglesia sostiene económicamente un colegio y un asilo de huérfanos. Allí cada día mil niños encuentran comida y refugio. Pero el sacerdote Vásquez admite que la competencia con los evangélicos es “un poco hostil”. Es que hay “tensión y confrontación” porque se debate “quién tiene verdad y razón con la Biblia en la mano”, dice Vásquez.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE AP

Continuar Leyendo

Crecimiento

Evangélicos crecen en Argentina, hay más 700 templos en Rosario

Se calcula que cada domingo asisten allí alrededor de 160 mil personas. Hace 10 años eran 600 los lugares de culto en la ciudad, lo cual marca un crecimiento exponencial.

Publicado

en

ROSARIO, ARGENTINA. – Hay alrededor de 2.500 en la ciudad, no tienen la obligación de respetar el celibato y tampoco se someten a procesos de formación tan extensos y férreos como los sacerdotes.

En Rosario cada día aparecen nuevos templos y lugares de culto extendidos por toda la geografía de la ciudad, congregando a un número creciente de personas. Los evangélicos en sus múltiples denominaciones, representa a más del 13 por ciento de la población argentina. En Rosario esta proporción se replica, según Walter Ghione, pastor de la Iglesia Pentecostal, los domingos (que son los días de reunión principal) se congregan unos 160 mil fieles en 750 templos repartidos en distintas zonas de la ciudad, mientras que hace 10 años eran alrededor de 600. Van desde pequeños lugares de reunión, donde se juntan 20 o 30, personas hasta grandes auditorios que albergan hasta 5 mil congregantes.

Las iglesias evangélicas están repartidas en muchos tipos de congregaciones diferentes como las llamadas iglesias conservadoras o históricas (luteranas, metodistas, adventistas); y las surgidas hace unos 100 años, de acelerada expansión (como las pentecostales y bautistas), que engloban al 85% de los evangélicos.

Según números brindados por la Intendencia que provienen del Registro Nacional de Cultos, en Rosario hay 561 entidades religiosas, de las cuales 204 son evangélicas. La diferencia en el número es porque cada institución puede tener más de un templo a la vez, pero también porque el registro contempla a los más grandes, que cuentan con personería jurídica, pero es común que se monten oratorios y salas de culto en lugares humildes como garajes o locales comerciales pequeños que no figuran en la lista porque no están inscriptos.

En tanto, 142 son católicas, incluyendo además de las parroquias y capillas de los centros de día, comedores y merenderos donde se brinda la copa de leche, y otras dependencias a cargo de la Iglesia donde se predica, pero no se realizan misas.

Menos profesos de formación

En cuanto a la cantidad de pastores, Ghione calcula que son unos 2.500 en toda la ciudad, número que seguramente responda a las menores exigencias a las que someten a quienes tienen vocación de predicar: los pastores evangélicos no tienen la obligación de respetar el celibato y tampoco son sometidos a procesos de formación seminarista tan extensos y férreos como los sacerdotes.

En algunas congregaciones, un seminario teológico de tres años da la posibilidad de convertirse en pastor (luego hay un proceso de selección a manos de otros pastores y la posibilidad de hacer maestrías de hasta siete años), contra entre ocho y hasta doce que estudia una persona para convertirse en sacerdote.

Fuente: La Capital de Argentina

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas