Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Cultura

Drew Barrymore se convierte al judaísmo: elimina todos sus tatuajes del cuerpo

“Es una fe hermosa y estoy muy honrada en estar involucrada en ella”, dice la actriz.

Publicado

en

La actriz Drew Barrymore (El Gran Milagro), quien se convirtió al judaísmo después que se casó con el consultor de arte Will Kopelman, ha decido retirar todos sus tatuajes para ser capaz de seguir la nueva religión.

La información fue dada por el diario británico The Sun. La actriz tiene seis tatuajes en el cuerpo, uno de ellos es una mariposa que tiene en el vientre y un diseño de flores en la cadera.

La razón es que está pensando en ser enterrada en un cementerio judío, entre cuyas exigencias está precisamente no tener tatuajes.

El método que utilizará Barrymore, para eliminarse los tatuajes será vía cirugía láser, lo que indica que tendrá que pasar por sesiones dolorosas, Megan Fox, no pudo hacerlo al querer eliminar su tatuaje de Marilyn Monroe, sin embargo, la noticia ha planteado de nuevo la pregunta sobre la religión y el tatuaje.

Drew, de 37 años, y ex chica salvaje, se casó en junio pasado con Kopelman bajo los cánones tradicionales judíos y planea criar a su hija de 4 meses, Olive, en la fe que prohíbe tatuarse el cuerpo.

“Es una fe hermosa y estoy muy honrada en estar involucrada en ella”, dice la actriz.

Otra fuente indicó que la transformación de la personalidad de Drew, también se puede notar en su actitud como madre. “Ella ya no quiere usar esa ropa atrevida de otras épocas. Le interesa ser más conservadora, definitivamente está madurando”.

Traducido y adaptado por NoticiCristiana.com de Góspel Prime

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Cultura

Carnaval amenazado por el auge de las iglesias evangélicas

Muchas de ellas, como relata Carvalho, están abandonando las escuelas de samba en las que se criaron por indicación de los pastores de las iglesias que empezaron a frecuentar, y están poco a poco siendo sustituidas por jóvenes.

Publicado

en

RÍO DE JANEIRO. — Brasil ya está de lleno viviendo la mayor fiesta del planeta, pero una porción cada vez mayor de brasileños están dejando de lado el Carnaval del que históricamente formaron parte: la comunidad evangélica, que ha crecido de forma exponencial en los últimos años.

Sin embargo, las alusiones a las religiones de matriz africana son un clásico en los desfiles del Sambódromo, y no es raro ver carrozas con gigantescas estatuas de orixás, santos católicos o el propio Cristo Redentor rodeadas de bailarinas semidesnudas, sin que esto ofenda a católicos o practicantes de la umbanda y el candomblé.

El año pasado el arzobispo de Río de Janeiro, Orani Tempesta, incluso dio la bendición “con votos de entusiasmo” a la escuela de samba Estácio de Sá, que hizo un desfile en homenaje a San Jorge —el patrón de Brasil— lleno de alusiones al sincretismo religioso.

No ocurre lo mismo con los evangélicos, que en general son bastante más conservadores: algunos optan por salir de la ciudad en los días de Carnaval y refugiarse en retiros espirituales; la mayoría esperan en casa a que pase el desenfreno y “libertinaje” que toma las calles.

El caso más paradigmático es el del nuevo alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella —exobispo evangélico de la Iglesia Universal del Reino de Dios— que no estará en la ciudad durante la semana más destacada del calendario y pasará unos días de vacaciones fuera.

Esta decisión, dejó atónitos a muchos cariocas; para unos el alcalde es coherente con sus convicciones, para otros debería separar sus creencias del cargo que ostenta para ejercer de anfitrión de la fiesta.

La cantante Beth Carvalho, con 52 años de carrera y conocida como la “madrina de la samba” por haber dado a conocer a multitud de talentos, explicaba recientemente a Sputnik cómo el auge de estas iglesias está empezando a afectar al carnaval.

“Para ellos la samba es pecado, eso es trágico, no deberían mezclar música y religión”, lamentaba, en referencia a la identificación de este género con el candomblé o simplemente con la ‘macumba’, que no tienen que ver nada con el cristianismo.

“El presidente de Rocinha (una escuela de samba de una de las mayores favelas de Río) me decía que está desesperado porque no tiene más ‘baianas’, cuando son la figura más vieja y de las más importantes”, apuntaba Carvalho.

Muchas de ellas, como relata Carvalho, están abandonando las escuelas de samba en las que se criaron por indicación de los pastores de las iglesias que empezaron a frecuentar, y están poco a poco siendo sustituidas por jóvenes.

La biznieta de Tia Ciata, Gracy Moreira, lleva ahora a cabo un cuidadoso trabajo para recuperar su legado, organizando charlas, conciertos y exposiciones sobre el papel de Ciata y de las otras mujeres negras que participaron en el alumbramiento de un género que el año pasado celebró su centenario.

“Con el legado de la samba vemos la continuación de un trabajo que se hizo en la raíz, con los compositores; la samba era marginal, hubo mucha resistencia”, recuerda Moreira, que aunque es optimista sobre la salud del género asume que el riesgo ahora está en el pensamiento de algunos ‘fanáticos’.

Aunque en las favelas donde nació la samba se oyen más los altavoces de los pastores que el repique de los ‘tamborins’, los millones de personas que colapsan Brasil cada año y el renacimiento del carnaval de calle en ciudades como Río de Janeiro y São Paulo no invita a pensar que el Carnaval esté amenazado.

Quizá esté en transformación: en algunas ciudades diversas iglesias evangélicas organizan sus propios eventos: más recatados, sin disfraces y sin alcohol, dedicados a exaltar la fe en Jesucristo.

El año pasado, en Santos (estado de São Paulo) el Carnaval de la ‘Batucada Bendecida’ reunió a más de 16.000 personas en un desfile por la playa.

Fuente: Sputnik News

Continuar Leyendo

Cultura

Egipcios creen que demonios son causantes de los incendios en residencias

Mena Safour en Egipto trata de luchar contra los malos espíritus con la oración y la lectura del Corán.

Publicado

en

La ciudad de Mena Safour está en alerta. En los últimos días, más de 20 incendios ocurrieron en viviendas, causando una gran destrucción.

La serie de eventos no tiene una causa, aparentemente, pero los residentes están asustados. Muchos tienen miedo a permanecer en el interior, por temor a otro ataque. Para ellos los responsables son los “djinns” – genios –, criaturas sobrenaturales, que son llamados “espíritus malignos”.

La policía está investigando el caso, pero sin resultados todavía. Los bomberos están atentos para responder lo más rápidamente posible. El pánico ha tomado el control del lugar, ya que hay informes de que los extintores no son capaces de extinguir las llamas.

El-Saed Shabana, a quien se le incendió una casa, relató su experiencia a la BBC. Él dice que las llamas comenzaron sin razón aparente y se extendió rápidamente. En unos 10 minutos se quemó todo su apartamento. Incluso utilizando agua y un extintor de fuego, para controlar el incendio no pudo porque las llamas no cedieron. Para él, es algo espiritual.

Shabana explica que los residentes de Mena Safour han estado clamando a Alá por protección, pero que la ciudad está siendo atacada por los espíritus. “El pánico se hizo cargo… Los niños tienen miedo, no van a la escuela… Nadie sabe quién será el siguiente en ser lastimado”, se lamenta.

Aunque algunas autoridades religiosas afirman que hay un montón de supersticiones involucradas, no hay pruebas de cómo iniciaron los incendios. Con mayoría musulmana, las mezquitas de la ciudad desde las torres transmiten oraciones y recitaciones del Corán.

Según la tradición islámica, se crearon los ‘genios’ antes de Adán. Después Alá creó al hombre, estos “genios” se negaron a obedecer y fueron expulsados del paraíso a la Tierra y se convirtieron en seres perversos.

Original

Continuar Leyendo

Cultura

Egipcios creen que demonios son causantes de los incendios en residencias

Mena Safour en Egipto trata de luchar contra los malos espíritus con la oración y la lectura del Corán.

Publicado

en

La ciudad de Mena Safour está en alerta. En los últimos días, más de 20 incendios ocurrieron en viviendas, causando una gran destrucción.

La serie de eventos no tiene una causa, aparentemente, pero los residentes están asustados. Muchos tienen miedo a permanecer en el interior, por temor a otro ataque. Para ellos los responsables son los “djinns” – genios –, criaturas sobrenaturales, que son llamados “espíritus malignos”.

La policía está investigando el caso, pero sin resultados todavía. Los bomberos están atentos para responder lo más rápidamente posible. El pánico ha tomado el control del lugar, ya que hay informes de que los extintores no son capaces de extinguir las llamas.

El-Saed Shabana, a quien se le incendió una casa, relató su experiencia a la BBC. Él dice que las llamas comenzaron sin razón aparente y se extendió rápidamente. En unos 10 minutos se quemó todo su apartamento. Incluso utilizando agua y un extintor de fuego, para controlar el incendio no pudo porque las llamas no cedieron. Para él, es algo espiritual.

Shabana explica que los residentes de Mena Safour han estado clamando a Alá por protección, pero que la ciudad está siendo atacada por los espíritus. “El pánico se hizo cargo… Los niños tienen miedo, no van a la escuela… Nadie sabe quién será el siguiente en ser lastimado”, se lamenta.

Aunque algunas autoridades religiosas afirman que hay un montón de supersticiones involucradas, no hay pruebas de cómo iniciaron los incendios. Con mayoría musulmana, las mezquitas de la ciudad desde las torres transmiten oraciones y recitaciones del Corán.

Según la tradición islámica, se crearon los ‘genios’ antes de Adán. Después Alá creó al hombre, estos “genios” se negaron a obedecer y fueron expulsados del paraíso a la Tierra y se convirtieron en seres perversos.

Original

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas