Connect with us

Denominaciones

Asambleas de Dios de Brasil ya tiene su propia operadora móvil

Según el diario Valor Económico, el nuevo MVNO planea atraer a 1,2 millones de clientes en el primer año de funcionamiento.

Publicado

en

Aló Servicios de Telefonía Móvil, una empresa vinculada a la Iglesia Asambleas de Dios recibió la autorización de Anatel para operar en la red Vivo.

La decisión fue anunciada el pasado viernes (30) en el Diario Oficial de la Unión que autoriza el inicio de las obras. La empresa cuenta con licencia de MVNO (acrónimo de Mobile Virtual Network Operator) revendiendo chips de Vivo y ahora puede ofrecer a sus clientes servicios y tarifas propias, esta es la primera licencia de este tipo que se concede.

Según el diario Valor Económico, el nuevo MVNO planea atraer a 1,2 millones de clientes en el primer año de funcionamiento pues venderá chips de entre 2 y a 4 dólares. Pero el público objetivo de la empresa son los 18 millones de fieles de las Asambleas en todo el país. Aún no está claro qué ministerio asambleísta está ligado con la empresa.

Quien formuló la estrategia de operación de Aló Servicios fue Ricardo Knoepfelmacher, el ex presidente de Telecom Brasil junto con Raúl Aguirre, consultor de muchos años de experiencia en telecomunicaciones. Juntos lograron la aprobación de la Asamblea de Dios y convertieron a la compañía en Hola AD, dando a la Iglesia una parte del resultado de la empresa.

Entre los servicios ofrecidos por Aló AD están: un canal con pastor de su región, el salmo del día vía chat, consultar la agenda de la iglesia local, encuentre el templo más cercano, y algunos juegos temáticos y un centro de llamadas formada por personas para la comunidad.

Brasil tiene cuatro compañías de MVNO operando. Además de Aló AD, está Porto Seguro y Datora Telecom – esta última adquirida por Vodafone de Brasil – y Terapar. La primeras actúan en la red TIM y Vivo, y la última opera en la red CTBC.

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Denominaciones

Pastora metodista asegura que el Espíritu Santo la guio a su pareja gay

Meyer explicó que se había quedado sola durante 20 años de ministerio, pero hace unos años se enamoró de su pareja, María.

Publicado

en

EE. UU.- Después de 25 años de ministerio dentro de la Iglesia Metodista Unida (UMC), la reverenda Cynthia Meyer hizo un gran anuncio recientemente. Durante un sermón en su iglesia en Edgerton, Kansas, ello hizo pública su homosexualidad.

“El Señor me ha llevado aquí para compartir mi profunda verdad con usted. Es tiempo”, dijo Meyer a su congregación el 3 de enero. “He sido una pastora de UMC ordenada hace 25 años. Por fin, estoy eligiendo para servir en ese papel con plena autenticidad, ya que mi verdadero yo, como mujer que ama, comparto mi vida con otra mujer”.

Meyer explicó que se había quedado sola durante 20 años de ministerio, pero hace unos años se enamoró de su pareja, María. “En medio de mucha oración, por fin María y yo decidimos que el Espíritu Santo nos había girado alrededor para unirnos; nuestra relación es una parte sagrada del llamado de Dios en nuestras vidas”.

La UMC actualmente no permite los matrimonios entre personas homosexuales que fueron ordenados como ministros, o del mismo sexo, y Meyer dijo que su relación “se parece a algunos a cuestionar la política de la iglesia”.

“Ciertamente, en muchos en ordenados y liderazgo laicos de la UMC veo que esas restricciones son injustas, discriminatorias y no para ejemplificar la manera amorosa, inclusiva de Jesús. Sin embargo, existen restricciones discriminatorias en el Libro de Disciplina. Es un ‘no preguntes, no digas’ del sistema, por lo que mi apertura con usted, mi deseo de vivir es con autenticidad en cada faceta de mi vida, pero sirve como un acto de desobediencia civil”.

En declaraciones a Christian Today, Meyer dijo que la decisión de salir no fue una decisión fácil, sobre todo por las repercusiones que puede tener en su vocación de un ministro. “He estado pensando, reflexionando y orando acerca de mi papel en la Iglesia y lo que significa ser quien soy y las formas de resolver el conflicto entre las partes de mi identidad. Hace unos meses, esto se hizo más claro, y lo veo como una especie de llamado en mi vida a hablar públicamente sobre las dos: sobre lo que soy como una ministra ordenada, y lo que soy como una mujer en una relación amorosa, comprometida con otra mujer”.

Su congregación le ha demostrado un apoyo increíble en su decisión, dijo Meyer. Después del servicio, recibió numerosos abrazos y palabras de afirmación. “Lo que escuché con mayor frecuencia fue: Esperamos que continúe siendo nuestra pastora. Queremos estar con ustedes en esta”.

Pero a pesar de la buena acogida que recibió de sus feligreses, está a la espera de saber de sus superiores en la Iglesia. “Todavía estoy esperando saber del obispo, la Conferencia Metodista o mi superintendente de distrito, que no se han puesto en contacto aún”, dijo.

Un comunicado enviado a Christian Today el 8 de enero del Obispo de Scott Jones, quien supervisa a Meyer, dijo que al confesarse “homosexual practicante” es un delito imputable por el clero en la Iglesia Metodista Unida, y que un proceso de “supervisión respuesta” comenzó el 7 de enero, sin embargo, Meyer aún predica en la iglesia y aún no se ha enfrentado a ninguna acción disciplinaria.

Continuar Leyendo

Denominaciones

Pastora metodista asegura que el Espíritu Santo la guio a su pareja gay

Meyer explicó que se había quedado sola durante 20 años de ministerio, pero hace unos años se enamoró de su pareja, María.

Publicado

en

EE. UU.- Después de 25 años de ministerio dentro de la Iglesia Metodista Unida (UMC), la reverenda Cynthia Meyer hizo un gran anuncio recientemente. Durante un sermón en su iglesia en Edgerton, Kansas, ello hizo pública su homosexualidad.

“El Señor me ha llevado aquí para compartir mi profunda verdad con usted. Es tiempo”, dijo Meyer a su congregación el 3 de enero. “He sido una pastora de UMC ordenada hace 25 años. Por fin, estoy eligiendo para servir en ese papel con plena autenticidad, ya que mi verdadero yo, como mujer que ama, comparto mi vida con otra mujer”.

Meyer explicó que se había quedado sola durante 20 años de ministerio, pero hace unos años se enamoró de su pareja, María. “En medio de mucha oración, por fin María y yo decidimos que el Espíritu Santo nos había girado alrededor para unirnos; nuestra relación es una parte sagrada del llamado de Dios en nuestras vidas”.

La UMC actualmente no permite los matrimonios entre personas homosexuales que fueron ordenados como ministros, o del mismo sexo, y Meyer dijo que su relación “se parece a algunos a cuestionar la política de la iglesia”.

“Ciertamente, en muchos en ordenados y liderazgo laicos de la UMC veo que esas restricciones son injustas, discriminatorias y no para ejemplificar la manera amorosa, inclusiva de Jesús. Sin embargo, existen restricciones discriminatorias en el Libro de Disciplina. Es un ‘no preguntes, no digas’ del sistema, por lo que mi apertura con usted, mi deseo de vivir es con autenticidad en cada faceta de mi vida, pero sirve como un acto de desobediencia civil”.

En declaraciones a Christian Today, Meyer dijo que la decisión de salir no fue una decisión fácil, sobre todo por las repercusiones que puede tener en su vocación de un ministro. “He estado pensando, reflexionando y orando acerca de mi papel en la Iglesia y lo que significa ser quien soy y las formas de resolver el conflicto entre las partes de mi identidad. Hace unos meses, esto se hizo más claro, y lo veo como una especie de llamado en mi vida a hablar públicamente sobre las dos: sobre lo que soy como una ministra ordenada, y lo que soy como una mujer en una relación amorosa, comprometida con otra mujer”.

Su congregación le ha demostrado un apoyo increíble en su decisión, dijo Meyer. Después del servicio, recibió numerosos abrazos y palabras de afirmación. “Lo que escuché con mayor frecuencia fue: Esperamos que continúe siendo nuestra pastora. Queremos estar con ustedes en esta”.

Pero a pesar de la buena acogida que recibió de sus feligreses, está a la espera de saber de sus superiores en la Iglesia. “Todavía estoy esperando saber del obispo, la Conferencia Metodista o mi superintendente de distrito, que no se han puesto en contacto aún”, dijo.

Un comunicado enviado a Christian Today el 8 de enero del Obispo de Scott Jones, quien supervisa a Meyer, dijo que al confesarse “homosexual practicante” es un delito imputable por el clero en la Iglesia Metodista Unida, y que un proceso de “supervisión respuesta” comenzó el 7 de enero, sin embargo, Meyer aún predica en la iglesia y aún no se ha enfrentado a ninguna acción disciplinaria.

Continuar Leyendo

Denominaciones

Asambleas de Dios bautiza a 12.000 fieles en el Amazonas

La organización dividió el evento por las 300 áreas misioneras existentes en la ciudad. En cada área estaba a cargo un pastor misionero que llevaría a cabo la ceremonia.

Publicado

en

BRASIL.- La Iglesia Asambleas de Dios del Estado de Amazonas realiza siempre una ceremonia de bautismo comunitario desde hace 10 años. Todos los años, un gran número de personas deciden ser bautizados en el mismo lugar.

Algunas áreas misioneras realizan el bautismo de 3 en 3 meses, pero el pasado sábado (5), unos 12 mil fieles bajaron a las aguas del Río Negro, uno de los principales del estado. Sólo en la capital Manaus, fueron por lo menos 8.000 bautismos en la playa de Ponta Negra.

La organización dividió el evento por las 300 áreas misioneras existentes en la ciudad. En cada área estaba a cargo un pastor misionero que llevaría a cabo la ceremonia.

El pastor José Bom Ciano da Cruz, uno de los muchos que estaban allí, bautizó a 12 miembros de su congregación. Él dice que cada persona tiene que pasar por una formación previa.

“Es necesario que nuestros hermanos estén conscientes de la responsabilidad de que van a recibir el bautismo. Por lo tanto, hay un período de 6 meses de estudio, dedicación y formación”, explica. Para esto son utilizados dos libros en el proceso de discipulado. Además, la vida de la persona es monitoreada de cerca, por un líder que sea de ayuda al nuevo creyente.

El vendedora Cristina Nunes de Lima, de 27 años, una de los cuales fue bautizada siempre supo la importancia de recibir el bautismo. Sin embargo, durante años apenas frecuentaba la iglesia. “Este año decidí convertirme y nada es mejor que empezar por el bautismo”, resaltó.

Continuar Leyendo

Más leídas