Dios le dio a Firmino una vida de sacrificio a cambio del éxito

Deportes

NOTICIACRISTIANA.COM.- Roberto Firmino Barbosa de Oliveira es un deportista cristiano y jugador de la selección de fútbol de Brasil y también pertenece al club inglés del Liverpool. Juega en las posiciones de delantero centro, media punta y/o medio campista ofensivo.

Nació en Maceló, Alagoas, Brasil el dos de octubre de 1991. El  jugador tuvo una infancia difícil así que tuvo que enfrentarse a sus padres para jugar fútbol  ya que los papás de Firmino no querían que jugara a la pelota, sino que estudiara.

Firmino: »Cuando era niño, mis padres no querían que yo me dedicase a esto. Ellos solo querían que estudiara así que me encerraban en casa, pero yo saltaba un muro por la puerta trasera», así lo cito el diario Depor.

Firmino en su niñez dedicaba su tiempo a vender agua de coco, pero lo que tenía en mente era su pasión por la pelota.

A los 16 años, el jugador entró al club CRB quien lo traspasó posteriormente al Figueirense. Acostumbrado a su familia le dolió mucho estar lejos de los suyos, así que por lo general llamaba llorando a sus padres.

Firmino es un luchador y siempre venció numerosas adversidades. Una anécdota del jugador es que cuando era joven el Olympique de Marsella le envió un pasaje para hacerle una prueba en el equipo.

Firmino hizo una escala en España para ir al club francés, pero lo deportaron por no tener algunos requisitos. No obstante, tras un mes el club le vuelve a dar otro pasaje, pero luego de las pruebas no quedó seleccionado.

Firmino volvió a Brasil para jugar con Figueirense en la segunda división. El jugador brasileño marcó ocho goles en la temporada que su equipo subió a primera división, y “Bobby”, como le dicen, ya era un estelar.

Firmino luego es contratado por el equipo alemán Hoffenheim debido a que un ejecutivo del equipo vio lo destacado que era el jugador en el video juego “Football Manager”. Bobby juega cuatro años en Alemania y anota 49 goles.

En 2015 el Liverpool lo compra por 40 millones de euros. El día de hoy sigue jugado con el equipo inglés y es una pieza clave de la alineación.

Cristianismo

El mes pasado Roberto Firmino confirmó su amor a Dios al bautizarse en la piscina  de su casa. Además estuvo acompañado de su compañero de equipo, Allison Baker, por su esposa y un pastor.

El jugador que tanto luchó, antes de meterse al agua abrió su corazón al señor y dijo: “Jesús es amor; no puedo explicarlo. Es suficiente confiar, creer en él y experimentar el Espíritu Santo.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo.