Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Descubrimientos

Herodes no finalizó el Muro del Segundo Templo de Jerusalén

Un reciente descubrimiento arqueológico podría entrar en contradicción con la narrativa bíblica de que el rey Herodes el Grande construyó hasta el final el muro del Segundo Templo de Jerusalén en el siglo I antes de Cristo.

Publicado

en

Un reciente descubrimiento arqueológico ha echado por tierra la aceptada noción de que el rey Herodes el Grande, construyó hasta el final el muro del Segundo Templo de Jerusalén en el siglo I antes de Cristo.

Un sorprendente hallazgo presentado ayer miércoles frente al Muro Occidental que sustentaba el santuario judío, consiste en un baño ritual judío (mikve, en hebreo) en el que fueron encontradas diecisiete monedas, algunas posteriores al mítico rey de Judea.

El baño ritual, que fue encontrado por primera vez en siglo y medio de excavaciones en la ciudad, quedó justo bajo el muro de sujeción sobre el que Herodes comenzó presuntamente la ampliación del pequeño templo existente hasta ese momento.

“No quiero restar en nada la grandeza de Herodes en la construcción, es todavía su templo, pero sus sucesores fueron los que lo acabaron”, dijo el investigador Ronny Reich, de la Universidad de Haifa en Israel.

Los trabajos llevados a cabo al este del Muro Occidental (conocido popularmente en el mundo no judío como Muro de los Lamentos), han dejado al descubierto algunas instalaciones del barrio que había en el lugar antes de la construcción del Templo, un canal de desagüe que corría bajo su pavimento y los cimientos del que es el lugar más cercano al sitio más sagrado para el judaísmo.

Según los investigadores, para poder construir la gran barrera de contención de la explanada sobre la que estaba el templo, los trabajadores de aquella época debieron llenar con tierra pozos y baños rituales del barrio y sólo entonces colocaron encima los grandes bloques de piedra de más de dos toneladas.

Ha sido en un “mikve” que quedó “mitad debajo del muro mitad fuera”, donde los arqueólogos han encontrado las pruebas de que la construcción duró, por lo visto, más de lo que se creía.

Además de trozos de cerámica y candelabros, cuya exactitud puede variar en hasta veinticinco años, se han hallado diecisiete monedas de bronce que al parecer perdió su propietario y el año inscrito en las más recientes es posterior a Herodes el Grande, que reinó entre el 40 y el 4 antes de Cristo.

Las cuatro monedas fueron acuñadas durante el período del gobernador romano Valerius Gratus, entre el 15 y el 26 de la despeus de Cristo, es decir unos veinte años después de la muerte del monarca y unos cuarenta antes de la destrucción del santuario por los romanos, por lo que “los judíos apenas disfrutaron del santuario completo durante una generación”, explicó Reich.

El hallazgo indica que al menos esa parte del complejo fue construida en la última etapa de todo el proyecto y desestima también la teoría de un equipo de ingenieros que aseguraba que la construcción del templo duró sólo entre ocho y diez años. “Siguieron construyendo durante otras dos generaciones”, concluyó el investigador.

Las monedas prueban que la construcción se prolongó por lo menos cuarenta años y corroboran el relato del historiador judeo-romano Flavio Josefo, quien escribió que comenzó en el décimo octavo año del reinado de Herodes, el 22 antes de Cristo y fue terminado en los años 50 del siglo I, durante el reinado de Agripa II (biznieto de Herodes).

Descrito por Josefo como “el mayor proyecto que el mundo ha conocido”, el templo de Jerusalén era una suerte de regalo de Herodes para ganarse el favor de su pueblo, que dudaba de él por ser de linaje idumeo y por haber desplazado a la anterior dinastía sacerdotal de los asmoneos.

Entre los otros grandes proyectos del monarca están la imponente fortaleza de Masadá, junto al Mar Muerto, y la ciudad de Cesarea, a orillas del Mediterráneo, pero el templo siempre fue considerado el sello de unas dotes arquitectónicas que hicieron de Jerusalén un ejemplo para toda la región.

EFE y Aurora

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Descubrimientos

Arqueólogos descubren ruinas de iglesia cristiana primitiva en Egipto

El descubrimiento fue realizado por investigadores polacos en excavaciones cerca de la ciudad de Alejandría.

Publicado

en

EGIPTO. – Arqueólogos polacos descubrieron una iglesia del IV siglo en Egipto, la cual, de acuerdo con ellos, puede ser una de las iglesias cristianas más antiguas del país. Las ruinas de la iglesia fueron descubiertas en el antiguo puerto de Marea, cerca de la ciudad de Alejandría.

Marea era una bulliciosa ciudad portuaria en el Lago Maeortis, ahora conocida como Lago Mariout y “sirvió como el puerto de Alejandría para barcos que navegaban en el Nilo”.

Era una comunidad urbana muy rica, de acuerdo con las fuentes sobrevivientes, desde el período helenístico hasta la era bizantina. La ciudad entró en decadencia después de la conquista árabe de Egipto y fue gravemente dañada por un terremoto y más tarde fue abandonada.

Un equipo del Centro de Arqueología Mediterránea de la Universidad de Varsovia, en Polonia, viene realizando investigaciones en el lugar desde el 2000, incluyendo trabajos de excavación y conservación.

Los expertos continúan investigando el sitio arqueológico para obtener más información sobre la naturaleza de las primeras iglesias y esto puede traer conocimiento sobre la comunidad cristiana primitiva en Egipto.

Cristianismo en Egipto

Los descubrimientos más interesantes del equipo en Marea hasta ahora incluyen una basílica, una capilla funeraria y las mayores colecciones de fragmentos cerámicos (“ostracas” para los arqueólogos) descubiertas en Egipto.

En la basílica que funcionó del siglo 5 al siglo 8, los arqueólogos descubrieron remanentes muy antiguos.

“Al final de la última temporada de la investigación, debajo del piso de la basílica, encontramos los restos de una pared, que revelaron ser las paredes externas de una iglesia aún más antigua”, dijo el Dr. Krzysztof Babraj, del Museo de Arqueología de Cracovia, quien lideró la investigación sobre la basílica.

“Este es uno de los más antiguos templos cristianos descubiertos en Egipto hasta ahora”, agregó.

Terremoto

La iglesia más vieja está debajo de la basílica, que fue destruida por un terremoto que devastó Marea en el octavo siglo después de Cristo. La forma de sus paredes de cal, junto con fragmentos de cerámica y vidrio encontrados dentro de las ruinas, indican que la iglesia se remonta a mediados del siglo IV.

Las ruinas miden 24 por 15 metros, la iglesia fue decorada con azulejos policromos, de los cuales pocos quedaron. Los arqueólogos están recogiendo lo que queda de ellos, esparcidos en miles de fragmentos. Todas las tejas fueron destruidas durante el terremoto y están en fragmentos.

La iglesia más antigua tenía paredes de piedra caliza que estaban llenas de detritos y piedras. El equipo logró datar el edificio debido a los fragmentos de cerámica o ostraca encontrados en las ruinas.

Los muros exteriores de la iglesia fueron identificados y fueron construidos en forma de una cruz, típica de las casas de culto cristianas, desde los tiempos antiguos hasta hoy.

Cuando la Iglesia más grande fue destruida, el lugar de culto más antiguo fue completamente enterrado por albañiles y pilares, quedando perdida en la historia hasta ser revelada ahora por el equipo de investigación.

“Nuestro descubrimiento también es importante porque básicamente no conocemos ningún remanente de iglesias de la metrópolis vecina de Alejandría. Ahora sabemos cómo pueden parecer, y es por eso que es tan importante continuar nuestra investigación que acabamos de empezar en la vieja iglesia”, dijo Babraj, explicando el significado del descubrimiento.

 La más antigua iglesia cristiana en Egipto que todavía está en uso, es la famosa Iglesia Colgante en El Cairo, que data de los años 690 d.C.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Descubrimientos

Confirman existencia de Balac, rey que contrató a Balaam para maldecir a Israel

La inscripción cita al rey de Moab.

Publicado

en

ISRAEL. – Según un estudio de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, el rey bíblico Balac, rey de los moabitas, realmente existió. Leemos sobre Balac en Números (capítulos 22 y 24), fue él quien contrató a Balaam para maldecir a los israelitas.

A través de una piedra datada del siglo IX a.C., fue posible afirmar que realmente existió. La investigación analizaba la piedra que recibió el nombre de Mesha en homenaje al rey de Moab. Una de las inscripciones fue traducida como Casa de David.

Pero la investigación en la Universidad de Tel Aviv rechazó esta conclusión debido a un fragmento de apenas legible encontrado en la línea 31 de la inscripción, que se menciona el nombre del rey Balac (Balac).

Con ese descubrimiento, el nombre de Balac, que hasta entonces se creía haber vivido en el siglo XIII a.C., pasaría a formar parte de la historia antigua de la región y específicamente del período de la Mesha.

“Al descartar la lectura de la Casa de David, descartamos que el reino de Judea haya conquistado el de Moab, algo que puede ser significativo para la historia antigua de Israel”, explicó a la agencia EFE el profesor que encabezó el estudio de la Universidad de Tel Aviv.

Los arqueólogos Israel Finkelstein, el historiador Nadav Na’aman, los dos de la Universidad de Tel Aviv, y Thomas Romer, biblista de la Universidad de Lausana en Francia, analizaron las inscripciones de la estela de Masha que sugiere la existencia real del rey Balac.

Esta tablilla data de la segunda mitad del siglo IX a.C y fue encontrada en el siglo XIX en las ruinas de la ciudad de Dibon en Moab, actualmente llamada Jordania.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Descubrimientos

Investigadores dicen haber encontrado ruta usada por Moisés en el Éxodo

Ruta pasaría por Arabia Saudita, confirmando una antigua teoría.

Publicado

en

ARABIA SAUDITA. – Especialistas de la Fundación de Investigación Doubting Thomas (Tomas, el Incrédulo en traducción libre), hace años hace estudios históricos investigando la evidencia de los relatos bíblicos. Ellos creen que finalmente descubrieron evidencias del camino recorrido durante el Éxodo de los judíos de Egipto a la Tierra Prometida.

Liderados por Ryan Mauro, viajaron a Arabia Saudita tres veces, recogiendo datos y haciendo registros en un lugar que tiene acceso restringido, pero que ha sido señalado hace décadas como la verdadera ubicación del Monte Sinaí.

“Lo que encontré allí fue simplemente increíble. Yo no podía creer que había todas esas evidencias del Éxodo y casi nadie fuera de esa región era consciente de ello”, explicó Mauro, que es cineasta.

El Libro de Éxodo habla sobre la salida de los judíos de la esclavitud en Egipto, el cruce del Mar Rojo y su viaje por el desierto. Uno de los lugares más significativos en la narrativa es el Monte Sinaí, donde Moisés recibió los diez mandamientos.

Históricamente, la ubicación de este monte se asocia con la península del Sinaí, en Egipto. Cada año miles de peregrinos lo escalan para visitar lo que se cree que es el lugar donde Dios se reveló por primera vez a Moisés.

Sin embargo, hay varios estudiosos que apuntaban a Jabal al Iawz, conocido como “otro monte Sinai”, ubicado a más de 160 kilómetros al este del golfo de Aqaba, que separa la península del Sinaí de Arabia Saudita.

Posible trayectoria del Pueblo de Israel

Hipótesis de la posible trayectoria de Israel

“Después de tres viajes a Arabia Saudita, estoy plenamente convencido de que los judíos entraron en la antigua tierra de Madián cuando huyeron de la esclavitud en Egipto”, destaca Mauro, informando que existen pruebas de que Moisés condujo al pueblo a través del golfo de Aqaba, al este de la península del Sinaí. En ese lugar, la travesía tendría unos 12 kilómetros de ancho, con una profundidad superficial de apenas 33 metros.

“Tomará algún tiempo para traer esa teoría alternativa a la historiografía tradicional, pero creo que nuestro trabajo va a cambiar seriamente el escenario sobre ese asunto”, defiende el estudioso.

Él está relanzando un documental titulado “Encontrando la Montaña de Moisés”, donde mostraría “evidencias arqueológicas innegables” de su ubicación en Arabia Saudita.

Sin embargo, “No hay evidencia histórica, geográfica, arqueológica o bíblica creíble para la tesis de que el Monte Sinaí se encuentra en Jabal al-Lawz en Arabia Saudita”, dijo el investigador creacionista Gordon Franz.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COMDAILY STAR – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas