Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Descubrimientos

Herodes no finalizó el Muro del Segundo Templo de Jerusalén

Un reciente descubrimiento arqueológico podría entrar en contradicción con la narrativa bíblica de que el rey Herodes el Grande construyó hasta el final el muro del Segundo Templo de Jerusalén en el siglo I antes de Cristo.

Publicado

en

Un reciente descubrimiento arqueológico ha echado por tierra la aceptada noción de que el rey Herodes el Grande, construyó hasta el final el muro del Segundo Templo de Jerusalén en el siglo I antes de Cristo.

Un sorprendente hallazgo presentado ayer miércoles frente al Muro Occidental que sustentaba el santuario judío, consiste en un baño ritual judío (mikve, en hebreo) en el que fueron encontradas diecisiete monedas, algunas posteriores al mítico rey de Judea.

El baño ritual, que fue encontrado por primera vez en siglo y medio de excavaciones en la ciudad, quedó justo bajo el muro de sujeción sobre el que Herodes comenzó presuntamente la ampliación del pequeño templo existente hasta ese momento.

“No quiero restar en nada la grandeza de Herodes en la construcción, es todavía su templo, pero sus sucesores fueron los que lo acabaron”, dijo el investigador Ronny Reich, de la Universidad de Haifa en Israel.

Los trabajos llevados a cabo al este del Muro Occidental (conocido popularmente en el mundo no judío como Muro de los Lamentos), han dejado al descubierto algunas instalaciones del barrio que había en el lugar antes de la construcción del Templo, un canal de desagüe que corría bajo su pavimento y los cimientos del que es el lugar más cercano al sitio más sagrado para el judaísmo.

Según los investigadores, para poder construir la gran barrera de contención de la explanada sobre la que estaba el templo, los trabajadores de aquella época debieron llenar con tierra pozos y baños rituales del barrio y sólo entonces colocaron encima los grandes bloques de piedra de más de dos toneladas.

Ha sido en un “mikve” que quedó “mitad debajo del muro mitad fuera”, donde los arqueólogos han encontrado las pruebas de que la construcción duró, por lo visto, más de lo que se creía.

Además de trozos de cerámica y candelabros, cuya exactitud puede variar en hasta veinticinco años, se han hallado diecisiete monedas de bronce que al parecer perdió su propietario y el año inscrito en las más recientes es posterior a Herodes el Grande, que reinó entre el 40 y el 4 antes de Cristo.

Las cuatro monedas fueron acuñadas durante el período del gobernador romano Valerius Gratus, entre el 15 y el 26 de la despeus de Cristo, es decir unos veinte años después de la muerte del monarca y unos cuarenta antes de la destrucción del santuario por los romanos, por lo que “los judíos apenas disfrutaron del santuario completo durante una generación”, explicó Reich.

El hallazgo indica que al menos esa parte del complejo fue construida en la última etapa de todo el proyecto y desestima también la teoría de un equipo de ingenieros que aseguraba que la construcción del templo duró sólo entre ocho y diez años. “Siguieron construyendo durante otras dos generaciones”, concluyó el investigador.

Las monedas prueban que la construcción se prolongó por lo menos cuarenta años y corroboran el relato del historiador judeo-romano Flavio Josefo, quien escribió que comenzó en el décimo octavo año del reinado de Herodes, el 22 antes de Cristo y fue terminado en los años 50 del siglo I, durante el reinado de Agripa II (biznieto de Herodes).

Descrito por Josefo como “el mayor proyecto que el mundo ha conocido”, el templo de Jerusalén era una suerte de regalo de Herodes para ganarse el favor de su pueblo, que dudaba de él por ser de linaje idumeo y por haber desplazado a la anterior dinastía sacerdotal de los asmoneos.

Entre los otros grandes proyectos del monarca están la imponente fortaleza de Masadá, junto al Mar Muerto, y la ciudad de Cesarea, a orillas del Mediterráneo, pero el templo siempre fue considerado el sello de unas dotes arquitectónicas que hicieron de Jerusalén un ejemplo para toda la región.

EFE y Aurora

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Descubrimientos

Arqueólogos pueden haber encontrado ciudad de Ai -Hai- de A.T.

Los arqueólogos pueden haber encontrado la ciudad del Antiguo Testamento de Ai -Hai-.

Publicado

en

EE.UU.- El Dr. Scott Stripling y un equipo de arqueólogos dicen que pueden haber encontrado la ubicación de la ciudad bíblica de Ai en el Antiguo Testamento.

El equipo, los Asociados para la Investigación Bíblica, ha estado excavando el sitio cerca de Jerusalén durante años, según SputnikNews.com.

“Hubo 14 años de excavaciones difíciles con un hiato de 8 años debido a la Intifada”, dijo Stripling, refiriéndose al levantamiento palestino contra Israel. “Sufrimos de vandalismo constante. Pero perseveramos e hicimos un excelente trabajo de excavación”.

La ciudad de Ai -Hai- fue una ciudad cananea descrita en el Libro de Josué, donde la ciudad fue emboscada por Josué y los israelitas.

Anteriormente, los arqueólogos e historiadores pensaron que las ruinas de la ciudad estaban cerca de el-Tell en Cisjordania. Sin embargo, el equipo de Stripling afirma que la ciudad estaba ubicada en Khirbet el-Maqatir.

Stripling dijo que la descripción bíblica de los israelitas escondidos en un baño podría ser el actual Wadi Sheban, que se encuentra al oeste de la antigua ciudad de Ai.

Se espera que Stripling publique sus hallazgos y lo que él llama “evidencia convincente” a finales de este año.

“Esto nos da una perspectiva regional, una visión general de lo que estaba sucediendo en las tierras altas de Israel en la antigüedad”, dijo. “Podemos ver transiciones en la cultura”.

Stripling dice que él es cristiano y su trabajo ha reforzado su fe. “Mi trabajo en arqueología en Israel me ha afectado profundamente como creyente”, dijo.

“Ya creía en la Biblia, pero a medida que pasan los años he visto cientos de ejemplos de sincronización entre la cultura material que estamos excavando y lo que leí en el texto. Esto es un recordatorio constante de que hay un Dios y que él dejó un registro de su obra en la historia”.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE CHRISTIANLINES

Continuar Leyendo

Descubrimientos

Encuentran moneda con inscripción del rey Agripa, citado en la Biblia

Arqueólogos ya analizaron el artefacto y concluyeron que la moneda de aproximadamente dos centímetros tiene cerca de 2 mil años de edad.

Publicado

en

ISRAEL. – Un hallazgo arqueológico más surge para fundamentar científicamente la historicidad de los textos bíblicos, específicamente del Nuevo Testamento. Esta vez el descubrimiento fue por casualidad, hecho por un estudiante israelí. Él encontró en un arroyo en la región de Shiloh, en las cercanías de Tel Aviv, Israel, una moneda con la inscripción del rey Agripa, citado en Hechos de los Apóstoles.

Arqueólogos ya analizaron el artefacto y concluyeron que la moneda de aproximadamente dos centímetros tiene cerca de 2 mil años de edad, habiendo sido acuñada durante el reinado de Herodes Agripa I, en el año 40 después de Cristo. De hecho, la pieza consta la inscripción “Rey Agripa”, confirmando su autenticidad.

“Todo descubrimiento arqueológico tiene una historia y ofrece más detalles sobre la historia de la tierra y del pueblo de Israel. Este tipo de descubrimiento tiene una pieza más en el rompecabezas histórico de nuestro pueblo”, dijo Hanania Hezmi, líder del equipo de arqueología israelí, según el Times of Israel.

El hallazgo arqueológico es de gran importancia, ya que no sólo evidencia la confiabilidad del texto bíblico sobre la persona del rey Agripa, sino también del Apóstol Pablo, principal predicador de los Evangelios entre los no judíos de la época.

La Biblia, en Hechos de los Apóstoles, describe el encuentro del Apóstol con Agripa. Este relato preciso y detallado apunta directamente a la historicidad de Pablo, reforzando así sus relatos acerca de Jesucristo y los demás discípulos como eventos históricos.

“Al otro día, viniendo Agripa y Berenice con mucha pompa, y entrando en la audiencia con los tribunos y principales hombres de la ciudad, por mandato de Festo fue traído Pablo”, dice el verso de Hechos 25:23, describiendo el encuentro de ambos.

“Entonces Festo dijo: Rey Agripa, y todos los varones que estáis aquí juntos con nosotros, aquí tenéis a este hombre, respecto del cual toda la multitud de los judíos me ha demandado en Jerusalén y aquí, dando voces que no debe vivir más”, continúa el verso 24.

Herodes Agripa gobernó Judea desde el 41 d.C hasta su muerte tres años después. Era nieto de Herodes el Grande y padre de Herodes Agripa II, el último rey de la dinastía herodiana. Gobernó el territorio a satisfacción de los judíos, y en ese momento fue aclamado como “Agripa el Grande”, según Josefo.

Fuente: Times of Israel

Continuar Leyendo

Descubrimientos

Científicos confirman existencia de terremotos citados en la Biblia

Los profesores Israel Finkelstein y Yigal Yadin encontraron un nivel de destrucción correspondiente al año 760 a.C”, el mismo período asignado a los escritos de los profetas de la Biblia.

Publicado

en

ISRAEL. – La relación entre fe y ciencia nunca ha sido un problema para los científicos comprometidos con la verdad de los hechos. Esto, porque cuanto más conocimiento es adquirido, más los descubrimientos, confirman los relatos de la Biblia para luego ser demostrados científicamente, contra los que niegan la verdad de la revelación de Dios a la humanidad.

Recientemente, se agregaron algunos datos al enorme banco de informaciones disponibles en favor de la fe judeo-cristiana, esta vez, fundamentando relatos contenidos en el Antiguo Testamento.

Estos datos parten de un artículo titulado: “Comprobación de los hechos del libro de Amos”, escrito por Ruth Schuster, donde cuenta con científicos de investigación que confirman el hecho de los terremotos mencionados en los libros de Amos y Zacarías.

Según Ruth, “descubrimientos hechos en una excavación en Hazor por los profesores Israel Finkelstein y Yigal Yadin encontraron un nivel de destrucción correspondiente al año 760 a.C”, es decir, el mismo período asignado a los escritos de los profetas de la Biblia

“En otra excavación en Lachish, David Ussishkin encontró un nivel de destrucción de la misma época. El pedazo de tierra también tiene una capa similar que data de mediados del octavo siglo a.C.”, añade Ruth, que es bióloga, formada por la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El relato en el libro de Zacarías es preciso: “Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos”, Zacarías 14: 5.

En el verso 4 del mismo capítulo de la Biblia el profeta llega a decir que el Monte de los Olivos fue “dividido en dos mitades por un valle muy grande, de modo que una mitad se movió hacia el norte. y el otro para el sur”, indicando el tamaño del terremoto, que, según los expertos, debe haber sido de 8,2 en la escala Richter.

“Este evento de magnitud 8 de 750 a.C. parece ser el más grande ya documentado en la zona de falla de transformación del Mar Muerto durante los últimos cuatro milenios”, explicó el profesor de Geología Creacionista, el Dr. Steven A. Austin.

Según el artículo de Ruth, los científicos Kate Raphael y Amotz Agnon concluyeron que al menos 11 terremotos ocurrieron en la época y región descrita por los profetas bíblicos. Sin embargo, debido a la magnitud, sólo el más fuerte fue relatado en la Biblia.

Las investigaciones se realizaron mediante la utilización del método de datación carbono-14, usando materiales orgánicos cosechados en las profundidades del Mar Muerto.

Fuente: Haaretz

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas