Connect with us

Descubrimientos

Arqueólogos creen haber encontrado legendarias “Minas del Rey Salomón”

La importancia del hallazgo se da por que la arqueología es un viejo debate de que si reyes como David y Salomón existieron realmente. Hasta hace poco, la única mención de ellos estaban en los textos del Antiguo Testamento y la tradición judía.

Publicado

en

El término “Las Minas del Rey Salomón” es una novela publicada por el autor Inglés Henry Rider Haggard, que fue un éxito en todo el mundo. Se trata de un relato de ficción acerca de un viaje a través de las selvas al interior de África, donde un grupo de aventureros buscan una riqueza oculta en las minas que pertenecen al rey de Israel, que fue uno de los hombres más ricos del mundo en su tiempo. El interés sobre el tema llegó a ser mostrado en las películas de Hollywood.

Una verdadera exploración, en 1930, dirigida por el arqueólogo estadounidense Nelson Glueck afirmó haber encontrado las verdaderas “minas del rey Salomón”, no en el interior de África, sino en la región del reino bíblico de Edom.

Las encuestas realizadas a lo largo del siglo 20 cuestionaron las afirmaciones Glueck, sobre todo después del descubrimiento de un gran templo egipcio en el centro del valle, en el año 1969. Para un grupo de arqueólogos influyentes, los antiguos egipcios construyeron las minas en el siglo 13 antes de Cristo, en un período muy anterior al reinado de Salomón en el siglo 10.

Recientes excavaciones en las minas de cobre en el extremo sur de Israel pueden ofrecer nuevas pruebas sobre el reinado de Salomón, que dominó la región durante 40 años. Se sabe que durante la llamada “Edad de Hierro”, comenzó la explotación de los yacimientos de cobre en el Valle de Timna, ahora parte de Israel.

Hay miles de antiguas minas y decenas de fundición local en ese distrito. El debate actual de los arqueólogos es quienes controlaban las minas, y cuándo.

Las recientes excavaciones llevadas a cabo en el Valle de Timna, reveló al mundo en el siglo 10 antes de Cristo, coincidió con la época del rey Salomón. Sin embargo, los expertos creen que las minas fueron explotadas por los edomitas, un pueblo que a menudo peleó con Israel.

“Sin lugar a dudas, las minas son de la época del rey Salomón”, afirma el arqueólogo Erez Ben-Yosef, de la Universidad de Tel Aviv. “Estos hallazgos pueden ayudar a entender la sociedad local”.

Desde el año pasado, Ben-Yosef y su equipo hacen excavaciones en la zona conocida como el “Cerro de los Esclavos”, una fundición local, sin explorar, que contiene cientos de hornos y capas de cobre restantes para la extracción del metal.

Aunque no hay ruinas arquitectónicas importantes en el sitio, los arqueólogos encontraron piezas de ropa, cuerdas, tejidos y cerámicas, y restos de comida. Se recogieron 11 muestras de este material para realizarles las pruebas de datación de carbono en la Universidad de Oxford, Inglaterra. Los resultados muestran que son artículos a partir de la época del reinado de Salomón.

Ben-Yosef, dice que “en el Valle de Timna, ciertamente fundaron una sociedad con un alto grado de desarrollo, organización y poder”.

La importancia del hallazgo se da por que la arqueología es un viejo debate de que si reyes como David y Salomón existieron realmente. Hasta hace poco, la única mención de ellos estaban en los textos del Antiguo Testamento y la tradición judía. Ben-Yosef cree que su descubrimiento podría demostrar que estos personajes bíblicos tenían control sobre las minas del Valle Timna, ahora apodado “Las Minas del Rey Salomón”.

El descubrimiento todavía tiene que someterse por un largo y cuidadoso proceso de reconocimiento arqueológico, pero debe pasar a la historia cuando se publique próximamente en la prestigiosa revista American Schools of Oriental Research. Parece que recibirá mayor importancia cuando se cultive en Israel la oportunidad de reconstruir el Templo de Salomón, con el argumento principal de refutar a los musulmanes que dominan el lugar que si hay evidencia científica que demuestre que Salomón existió.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Live Science

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Descubrimientos

Hallazgo podría indicar lugar donde Dios le habló a Moisés

Para los expertos, el lugar es la montaña descrita en la Biblia como un área que estuvo envuelta en fuego, humo y truenos.

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – Un descubrimiento arqueológico está siendo tratado por investigadores como la revelación del lugar donde Dios le habló a Moisés durante el éxodo del pueblo hebreo.

Las inscripciones en hebreo antiguo en las paredes de las montañas son la evidencia utilizada por los arqueólogos como argumento.

Las imágenes de las inscripciones fueron publicadas por la Doubting Thomas Research Foundation (DTRF). El registro se realizó en Jabal al-Lawz, que se encuentra en Arabia Saudita, cerca de la frontera con Jordania.

Según la información del portal Sputnik News, el sitio es conocido como la “montaña de los almendros” y tiene 2.500 metros de altura, ubicado en la región noreste del país árabe de mayoría musulmana.

Para los expertos, el lugar es la montaña descrita en la Biblia como un área que estuvo envuelta en fuego, humo y truenos. A pesar que el video fue producido por los investigadores de DTRF en 2018, este tiene más de 2.2 millones de visitas en YouTube, y muestra el viaje a la montaña.

Los investigadores informaron que se descubrió que el sitio tenía una de las representaciones más antiguas de una menorá, un candelabro de siete brazos utilizado como símbolo en el judaísmo.

El Dr. Sung Hak Kim, una autoridad en física en Arabia Saudita, dijo que encontró el dibujo de este antiguo símbolo del judaísmo, que fue grabado en las paredes de las montañas durante el éxodo dirigido por Moisés.

“Las imágenes se ven como […] una gran cantidad de inscripciones y dibujos de rocas alrededor de la posible ubicación del Monte Sinaí.

Se cree que la presencia de estas inscripciones prueba que había personas que hablaban hebreo en la región de estos tiempos antiguos”.

Miles Jones, un médico que se especializa en lenguas arcaicas, examinó las fotografías y dijo que los registros en realidad pueden ser “hebreo antiguo”. Además, el equipo de DTRF también afirma que las pruebas realizadas muestran que las inscripciones se remontan a un tiempo cercano al momento en que la Biblia habla del éxodo.

Otro descubrimiento son las huellas grabadas en algunas de las piedras alrededor del sitio de las inscripciones hebreas.

La Biblia dice que Dios le dijo al pueblo hebreo que “toda planta que pisara la planta de vuestro pie será vuestro territorio”, por lo que los investigadores sugieren que estas huellas pueden haber sido una marca dejada por los hebreos durante el éxodo.

Doubting Thomas Research Foundation señala otra evidencia que respaldaría la teoría, como las cuevas en el mismo lugar con grabados en roca que representan la historia del “becerro de oro” mencionado en la Biblia.

En este contexto, los arqueólogos fundaron el proyecto “El Sinaí en Arabia” para garantizar que el gobierno saudí conserve el sitio con el fin de realizar más investigaciones.

En respuesta a la solicitud, el gobierno saudí ha erigido cercas alrededor de la montaña para hacer que el sitio sea señalado como un sitio arqueológico.

Mientras tanto, otros investigadores sauditas creen que Jabal al-Lawz es el Monte Sinaí o fue el punto de cruce de los hebreos hace milenios.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Descubrimientos

Podrían haber encontrado lugar donde Jesús alimentó 5,000 personas

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – Los arqueólogos israelíes han descubierto un mosaico inusualmente bien conservado, que aparentemente representa el milagro de Jesús alimentando a 5,000 personas, según citan los Evangelios de Marcos, Lucas y Juan. La representación está en el piso de una antigua iglesia cristiana con vista al Mar de Galilea.

Investigadores de la Universidad de Haifa expusieron el mosaico durante las excavaciones en la llamada “Iglesia quemada” en el sitio de la excavación Hippos-Sussita.

Ellos creen que la iglesia del siglo VI probablemente fue incendiada durante la conquista sasánida del siglo VII. El fuego ayudó a preservar el mosaico porque cuando el techo se quemó, cubrió el piso con una capa de ceniza, protegiéndolo de los elementos con el tiempo.

Cuando los arqueólogos rompieron la capa de cenizas, encontraron un mosaico colorido que representa imágenes de canastas con pan y pescado, un milagro que se cree que ocurrió cerca del Mar de Galilea.

“Ciertamente puede haber diferentes explicaciones para las descripciones de pan y pescado en el mosaico, pero no se puede ignorar el parecido con la descripción en el Nuevo Testamento: por ejemplo, porque el Nuevo Testamento tiene una descripción de cinco panes en una canasta o dos peces representados en el ábside, como lo encontramos en el mosaico”, dijo el Dr. Michael Eisenberg, jefe del equipo de excavación de Hippos-Sussita, en nombre del Instituto de Arqueología de la Universidad de Haifa, Israel .

Dr. Michael Eisenberg, durante una visita a la iglesia, presentando uno de los azulejos que cubrían el piso (Foto: Reproducción / Arleta Kowalewska)

Esta iglesia estuvo parcialmente expuesta hace aproximadamente una década, y ahora el Dr. Eisenberg, su colega Jessica Rentz y su equipo han regresado para exponer los restos. El descubrimiento del mosaico con cestas llenas de pan y pescado desafía la creencia tradicional de que el milagro del Nuevo Testamento ocurrió en la ahora llamada Iglesia de Multiplicación Tabgha en el lado noroeste del Mar de Galilea.

Algunos expertos teorizan que ocurrió más cerca del sitio de excavación Hippos-Sussita.

En la actualidad, tendemos a considerar la Iglesia de la Multiplicación en Tabgha, al noroeste del Mar de Galilea, como el sitio del milagro, pero con una lectura cuidadosa del Nuevo Testamento es evidente que puede haber ocurrido al norte de Hippos en la región de la ciudad”, explicó Eisenberg.

“Según las Escrituras, después del milagro, Jesús cruzó el agua al noroeste del Mar de Galilea hacia el área de Tabgha / Ginosar, de modo que el milagro tuvo que ocurrir en el lugar donde él comenzó la travesía en vez de donde el mosaico de la Iglesia de la Multiplicación tiene una representación de dos peces y una canasta con solo cuatro panes, mientras que en todas partes del Nuevo Testamento que cuentan el milagro, hay cinco panes, como se encuentra en el mosaico Hippos. Tiene una representación de 12 canastas, y el Nuevo Testamento también describe a los discípulos que, al final del milagro, tenían 12 canastas de pan y pescado”, explica.

Sin embargo, Eisenberg no está convencido de que el milagro sucedió cerca de la Iglesia Quemada en Hippos. Señala las principales diferencias entre el mosaico recién descubierto y el relato del Nuevo Testamento.

Por ejemplo, algunas canastas en el mosaico están llenas de fruta y no solo pan. Otros lugares representan tres peces juntos en lugar de solo dos.

“La iglesia está ubicada en el extremo occidental del Monte Sussita y es el punto más occidental de la ciudad y domina, hoy como antes, el ministerio del Mar de Galilea y de Jesús y donde ocurrieron la mayoría de sus milagros. No hay duda de que la comunidad local conocía bien los dos milagros de Multiplicación de los panes y los peces y quizás conocían mejor sus ubicaciones estimadas que nosotros”.

La suposición de que el artesano o las personas que ordenaron el trabajo querían crear una afinidad por un milagro cercano, debe ser lógico. Terminaremos de excavar y limpiar el veinte por ciento restante del mosaico y examinaremos cuidadosamente esta suposición. Los peces mismos tienen una serie de significados simbólicos adicionales en el mundo cristiano, y su interpretación requiere precaución”, resumió.

Durante el proceso de preservación, dirigido por la Autoridad de Antigüedades de Israel, también se exhibieron dos inscripciones griegas en el mosaico.

La primera inscripción habla de los dos padres de la iglesia, Theodoros y Petros, creando un santuario en honor de un mártir cristiano. La segunda inscripción revela que el nombre del mártir es un hombre llamado Theodoros. No se sabe mucho más sobre el mártir.

Los investigadores también descubrieron los restos quemados de las puertas de la iglesia, un par de aldabas de bronce fundido en forma de leones rugientes.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Descubrimientos

Creen haber hallado Emaús donde Jesús apareció resucitado

La ciudad de Kiriath-Jearim en Israel fue señalada por los arqueólogos como la posible Emaús, donde Jesús hizo su primera aparición después de ser resucitado.

Publicado

en

NOTICIACRISTIANA.COM. – Los arqueólogos han encontrado enormes muros de una fortificación helenística de 2.200 años de antigüedad que podría identificar la ubicación de la ciudad bíblica de Emaús, donde los Evangelios informan que Jesús hizo su primera aparición después de ser crucificado y resucitado, según informa el diario Haaretz.

Desde 2017, una expedición franco-israelí ha estado cavando en Kiriath-Jearim, una colina con vistas a Jerusalén, al lado de la ciudad de Abu Ghosh. El sitio es conocido principalmente porque albergó el Arca del Pacto durante 20 años antes que fuera llevada a Jerusalén por el rey David, según la Biblia.

Los enormes muros encontrados por los investigadores pueden haber sido construidos por el general seléucida que derrotó a Judas Macabeo, un famoso líder judío que dirigió la revuelta macabea contra el imperio seléucida.

Las paredes masivas de las fortificaciones recién descubiertas tienen hasta tres metros de espesor y en algunas áreas aún tienen dos metros de altura. En las últimas semanas, un equipo de excavación de la Universidad de Tel Aviv y el Collège de France también descubrió los restos de una torre.

Judas Macabeo fue derrotado y asesinado en 160 a. C. por un ejército seléucida dirigido por Báquides, un general enviado a Judea para reprimir la rebelión. El antiguo historiador judío Flavio Josefo y el libro de los Macabeos proporcionan listas de las ciudades fortificadas por el general, pero Kiriat-Jearim no aparece en la lista.

Por otro lado, las listas incluyen una ubicación no identificada al oeste de Jerusalén, en la carretera estratégica que une la ciudad desde Jaffa a la costa mediterránea. Este lugar fue conocido por Josefo y el autor de Macabeos como Emaús.

Como no hay otras fortalezas helenísticas conocidas al oeste de Jerusalén, el arqueólogo Israel Finkelstein y el maestro bíblico Thomas Römer sugieren que la colina Kiriath-Jearim y la ciudad adyacente de Abu Ghosh se identifican como Emaús, que fue fortificada por Báquides.

Debate alrededor de Emaús

El Evangelio de Lucas dice que Emaús estaba a 60 estadios de Jerusalén, una medida que se traduce bien en los 11 kilómetros que separan la ciudad de la colina de Kiriath-Jearim y Abu Ghosh.

Aun así, otros eruditos no confirman si Lucas y otros primeros cristianos creían que este era realmente el lugar donde el Mesías hizo su aparición milagrosa. “Finkelstein y Römer tienen un buen argumento arqueológico, geográfico y topográfico. Sin embargo, sigue siendo una hipótesis”, dice Benjamin Isaac, profesor emérito de historia antigua en la Universidad de Tel Aviv.

Isaac, que no participó en el estudio, dijo que no hay pruebas suficientes para vincular de manera concluyente a Emaús con Kiriath-Jearim y que hay al menos otros dos sitios cercanos que reclaman el nombre.

Tradicionalmente, la mayoría de los estudiosos identificaron a Emaús de los tiempos de Jesús con lo que más tarde se convirtió en la ciudad bizantina de Emaús-Nicopolis, ubicada en el Valle de Ayalon.

Emaús-Nicopolis se ajusta a la descripción mencionada en 1 Macabeos 4 como la ubicación de la Batalla de Emaús, pero está a 25 kilómetros de Jerusalén, más del doble de la distancia dada por Lucas, por lo que está lejos de ser una combinación perfecta.

El segundo candidato de algunos eruditos es el pueblo moderno de Moza, entre Kiriath-Jearim y Jerusalén. Por otro lado, el área está demasiado cerca de Jerusalén para ajustarse a la distancia dada en el Evangelio de Lucas.

“Geográficamente, creo que la distancia a Jerusalén encaja bien, así que creo que Kirjath-Jearim podría haber sido el Emaús del Nuevo Testamento”, concluye Römer.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Más leídas