Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Activistas gay impiden que Bolsa del Samaritano lleve juguetes a niños necesitados

La justificación para la cancelación es que la organización evangélica liderada por Franklin Graham, un líder conservador es acusado de ser “homofóbico” y “transfóbico”.

  • Educación Pública    
  • 8 dic 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

CANADÁ.- Un distrito escolar en Canadá cerró su participación en el programa de donación para niños necesitados tras protestas de activistas LGBT. El ministerio Bolsa del Samaritano, que forma parte de la Asociación Evangelística Billy Graham, promueve anualmente la “Operación Navidad para Niños”, donde recoge donaciones que luego las distribuye para niños necesitados en alguna parte del mundo.

Cada caja – del tamaño de una caja de zapatos de adulto – contiene un pequeño juguete y un folleto con el mensaje del evangelio.

En algunos casos, además del juguete se envía una pieza de ropa o material de higiene.

La justificación para la cancelación es que la organización evangélica liderada por Franklin Graham, un líder conservador es acusado de ser “homofóbico” y “transfóbico”. La Canadian Press informa que los alumnos de 259 escuelas en los distritos escolares de Newfoundland y Labrador no podrán colocar las donaciones en las cajas.

Después de recibir sucesivas “denuncias” sobre la postura “fundamentalista” de la Bolsa del Samaritano sobre el matrimonio y la sexualidad, el consejo de administración del distrito escolar decidió cerrar su participación en el programa.

Los alumnos iban, como ya hicieron en otros años, a llevar una donación, para colocarla dentro de la caja ofrecida por el ministerio.

“Esta organización exige que sus voluntarios y coordinadores firmen” declaraciones de fe “que están en conflicto directo con nuestra filosofía inclusiva, particularmente en lo que se refiere a la comunidad LGBT”, justificó el director de educación Tony Stack.

Añadió que la participación de la escuela con el ministerio cristiano podría generar algún tipo de constreñimiento en los alumnos que son hijos de parejas homosexuales. “Por ejemplo, un niño con dos madres o dos padres, por desgracia, no conseguirá encajar y participar con otros compañeros de una actividad apoyada por una organización que se opone a la propia existencia de la unidad familiar de ese niño”, insiste Stack, aunque en ningun el momento de la misión hable sobre la sexualidad.

El reglamento citado por el distrito se refiere a los voluntarios que trabajan con la misión, no a los niños que donan juguetes y los colocan en las cajas. Esto indica que la reclamación vino de los profesores. Como se trata de un trabajo voluntario, nadie estaba obligado a participar. La misión pide donaciones y se encarga de transportar y distribuir las cajas en comunidades carentes por el mundo.

De acuerdo con la prensa canadiense, Stack aseguró que el distrito ya participa con otras organizaciones benéficas que ayudan a niños en países en vías de desarrollo. El reglamento de la Bolsa de Samaritano es un tipo de contrato, donde las personas que desean trabajar con la misión deben estar de acuerdo con la declaración de fe del ministerio, que defiende el matrimonio sólo como la unión entre un hombre y una mujer.

La exigencia pasó a ser hecha en 2016, enfatizando la posición de la Bolsa del Samaritano sobre el matrimonio y el aborto, después que un canadiense pro-aborto y pro-LGBT que sirvió como voluntario durante años con la organización no fue aceptado en una posición de liderazgo pues se negó a firmar el Reglamento.

El portavoz de la Bolsa del Samaritano en Canadá, Jeff Adams, explicó: “Hemos incluido estas especificaciones porque las opiniones del mundo sobre estas cuestiones han cambiado a un punto en el que sentimos la necesidad de recordar a nuestros voluntarios que la Biblia es la palabra inspirada e infalible de Dios”.

No se ha revelado cuántos niños necesitados quedarán sin los regalos de Navidad pero son miles.

[ Fuente: CBC]