Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Vaticano llama a evangelio de prosperidad, ‘peligroso y diferente’

El resultado, dicen, es que: ‘No puede haber compasión por aquellos que no son prósperos, porque claramente no han seguido las reglas.

  • Teología    
  • 20 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

VATICANO.- Una revista aprobada por el Vaticano ha lanzado un ataque punzante contra los evangélicos que predican el ‘evangelio de la prosperidad’ resaltando que enseñan una teología que enseña que Dios quiere que los cristianos sean ricos.

El artículo en La Civilta Cattolica fue publicado por Antonio Spadaro, un sacerdote jesuita, y Marcelo Figueroa, un pastor protestante de Argentina. Es la segunda vez que los dos autores colaboran.

El año pasado criticaron el “ecumenismo del conflicto” que vio a fundamentalistas protestantes y católicos estadounidenses uniendo sus fuerzas para promover la “división y el odio”.

En su último artículo, “The Prosperity Gospel: Dangerous and Different”, – El evangelio de la prosperidad: Peligroso y diferente-  dicen que en el corazón del evangelio de la prosperidad está la creencia de que “Dios quiere que sus seguidores tengan una vida próspera, es decir, que sean ricos, sanos y felices”. . Este tipo de cristianismo coloca el bienestar del creyente en el centro de la oración y convierte a Dios el Creador en alguien que hace realidad los pensamientos y deseos de los creyentes”.

Está relacionado con el Sueño Americano de una vida mejor, y ‘traduce mecánicamente esta visión en términos religiosos, como si la opulencia y el bienestar fueran las verdaderas señales del deleite divino para ser conquistados mágicamente por la fe’, dicen.

Aunque nació en los Estados Unidos, se ha extendido por todo el mundo a través de África, Asia, China y América Latina, dicen los autores. Encuentran sus orígenes en el movimiento Word of Faith de Kenneth Hagin (1917-2003), y hacen referencia a exponentes modernos como Kenneth Copeland, Norman Vincent Peale, Oral Roberts, Pat Robertson, Benny Hinn, Robert Tilton, Joel Osteen y Joyce. Meyer.

Critican la predicación de la prosperidad por elevar la ‘palabra de fe’ por encima de la Biblia, diciendo: ‘Efectivamente,’ reclamar ‘las promesas de Dios, que han sido extraídas de los textos bíblicos o la palabra profética del pastor, coloca al creyente en una posición dominante con respecto a un Dios que está preso por su propia palabra, como es percibido y creído por los fieles’.

El resultado, dicen, es que: ‘No puede haber compasión por aquellos que no son prósperos, porque claramente no han seguido las reglas y, por lo tanto, viven en el fracaso y no son amados por Dios’.

Además, dicen, el dominio de esta enseñanza tiene consecuencias políticas: “Lleva a la conclusión de que Estados Unidos ha crecido como nación bajo la bendición del Dios providencial del movimiento evangélico”. También argumentan que el evangelio de la prosperidad no es una ‘causa de cambio real’ porque socava la solidaridad y alienta a las personas a creer en un ‘enfoque centrado en milagros’ para resolver sus problemas.

Concluyen: “El evangelio de la prosperidad está lejos del “sueño misionero” de los pioneros estadounidenses, y más aún del mensaje de predicadores como Martin Luther King y del contenido social, inclusivo y revolucionario de su memorable conferencia:” Tengo un sueño”.

[ Fuente: Christian Post ]