Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 24 de Septiembre de 2018

‘Insatiable’ de Netflix se burla de cristianos y el Espíritu Santo

Más de 234,000 personas han firmado una petición de Change.org instando a Netflix a cancelar la serie

  • Televisión    
  • 3 sep 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

EE.UU.- Muchos espectadores de la serie ‘Insatiable’ -insaciable- de Netflix han pedido su cancelación en medio de acusaciones de vergüenza, pero un grupo conservador también está arrojando luz sobre sus constantes ataques a la fe cristiana.

Dirigida a un público adolescente, la primera temporada de 12 capítulos ha sido criticada por News Busters del Media Research Center  por promover “todo tipo de exploración de identidad sexual y de género entre menores y adultos por igual, a cuestiones liberales como el aborto”.

Calificado TV-MA  para ser “visto por adultos e inadecuado para niños menores de 17 años”, la serie trata sobre una ex adolescente con sobrepeso, Patty Bladell (ex estrella de Disney Debby Ryan) que se venga de los estudiantes que una vez la intimidaron. Después de perder 70 libras, la ahora flaca Patty ingresa al concurso Miss Magic Jesus Pageant en el cual el ganador se pondrá una “corona de espinas”.

En la serie, sin saberlo, Patty es filmada participando en actos sexuales con el hijo adolescente de su pastor dentro de una pequeña réplica del Arca de Noé en el patio de recreo de la iglesia.

Pensando que está embarazada, el pastor Mike (el comediante Michael Ian Black) llama a Patty y su padre a su oficina para una reunión en la que da la noticia de que un posible ganador del concurso Miss Magic Jesus no puede estar embarazada, por lo que debe abandonar. La respuesta de Patty es asegurarle a su pastor que no se preocupe porque ha decidido abortar.

Varias historias LGBT también son prominentes en la serie, incluyendo a una estudiante transgénero y la mejor amiga de Patty, Nonnie (Kimmy Shields), quien descubre que tiene un enamoramiento obsesivo con Patty y eventualmente la besa. Más tarde, ella también besa a un chico, pero decide iniciar una relación lésbica con otra concursante en el concurso Miss Magic Jesus, que la golpeó en el baño de niñas. Después de ver la actuación sexual de su novia en el concurso, ella le dice con entusiasmo a su padre (que está sentado junto a ella en la audiencia) “esa es mi novia”. Él responde con una sonrisa aprobatoria y un abrazo paternal alrededor de su hombro.

“En lo que fue la escena más ofensiva de todo el show, el concurso Miss Magic Jesus comienza con los concursantes cantando una canción de adoración muy morbosa y sexualmente cargada que ni siquiera tiene sentido”, agrega News Busters.

El coro citado por News Busters dice: Vamos a viajar juntos, tu mano en mi corazón. Cualquiera que sea el clima, un amor tan fuerte. Hasta la vista. Muy difícil. Oh, Jesús, tú me llenas de todas las maneras. Dulce, dulce Jesús dentro de mí, te tengo en lo profundo de mi alma. Profundo, profundo, profundo en mi alma. ¡Sí! Oh, Espíritu, por favor cabálgame. Por favor, por favor, por favor, móntenme. Profundo, profundo, profundo en mi alma.

Dulce, dulce Jesús dentro de mí, te tengo en lo profundo de mi alma. Profundo, profundo, profundo en mi alma. ¡Sí! Oh, Espíritu, por favor cabálgame. Por favor, por favor, por favor, móntenme. Profundo, profundo, profundo en mí Hoooool … Padre. Creo que te amo.

“Pidiéndole al Espíritu Santo que ‘por favor, condúzcame … profundo, profundo, profundo en mi Hoooo … mi padre’ mientras hace movimientos y giros sexuales … ¿Qué se supone que significa eso, aparte de lo obvio? ¿insinuación?”, cuestionó News Busters. “Y tener chicas jóvenes y adolescentes suplicando a Jesús y al Espíritu Santo que tengan sexo con ellas es definitivamente sorprendente y completamente repugnante”.

Más de 234,000 personas han firmado una petición de Change.org  instando a Netflix a cancelar la serie porque “perpetúa no solo la toxicidad de la cultura de la dieta, sino también la objetivación del cuerpo de la mujer”. El autor de la petición publicó recientemente una actualización en la que agregó: “Resulta que la vergüenza no fue el único  problema con este programa”, y argumenta que la serie también hace “bromas sobre sexualidad, raza y abuso sexual”.

La creadora de la serie, Lauren Gussis, le dijo al Chicago Tribune  en una entrevista que aprovechó sus propias experiencias cuando fue intimidada en la escuela y que tuvo problemas por comer en exceso, y se ha sorprendido por la reacción negativa.

“El espectáculo trata tanto de querer que las cosas sean diferentes, y en el momento en que son diferentes, entonces quieres que sean diferentes otra vez. Así que creo que para mí, parte de mi trabajo es amar lo que es”, dijo Gussis al Chicago Tribune. “Elijo amarlo exactamente de la manera en que es porque me ha traído a este lugar en este día, que es exactamente donde tengo que estar”.

Le puede interesar: John MacArthur: “Racismo un problema en la iglesia evangélica”

[ Fuente: Christian Post ]