Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Estudios

La mayoría de los protestantes lucha contra la tentación de comer en exceso

La oración (18 por ciento) resultó ser la forma más común de la gente para resistir la tentación. Doce por ciento usa la razón y los recordatorios, un 8 por ciento se enfoca en otra cosa, y el 7 por ciento considera las consecuencias. Sólo el 4 por ciento tomó medidas preventivas y tres por ciento se refugió en leer las Escrituras.

Publicado

en

En comparación con los católicos (44 por ciento) y el resto de la población estadounidense (55 por ciento), los protestantes (66 por ciento), son los más propensos a decir que son a menudo o a veces tentados a comer en exceso.

En otras tentaciones, los protestantes luchan en un nivel similar al de otros adultos estadounidenses. Cincuenta y ocho por ciento de los protestantes (60 por ciento frente a todos los adultos) dicen que están tentados por las preocupaciones o están ansiosos; 57 por ciento de los protestantes (60 por ciento frente a todos los adultos) dicen que luchan con la morosidad, el 42 por ciento (frente al 44 por ciento de todos adultos) dicen que gastan demasiado tiempo en los medios de comunicación es a menudo o a veces una tentación, y el 40 por ciento (frente al 41 por ciento de todos los adultos) lucha contra la pereza o “no trabajar tan duro como debería”, ser.

Un poco más de un tercio de los protestantes y todos los adultos, dicen que son tentados a gastar más dinero del que pueden pagar.

Otras tentaciones comunes son chismes (26 por ciento de todos los adultos frente al 22 por ciento de los protestantes), sensación de celos (24 por ciento vs 20 por ciento), ver pornografía (18 por ciento vs 14 por ciento), mintiendo o engañando (12 por ciento), el abuso alcohol o drogas (11 por ciento frente al 3 por ciento), ofender o descargar su furia a través de un mensaje de correo electrónico (11 por ciento vs 12 por ciento).

En la tentación de hacer algo sexualmente inapropiado con alguien, 9 por ciento de todos los adultos y 5 por ciento de los protestantes dicen que luchan con frecuencia o algunas veces.

Barna Group, llevó a cabo su investigación en relación con el proyecto de un libro de Todd Hunter, un obispo anglicano, que tituló su obra: “Nuestros Pecados Favoritos”. El libro está diseñado para ayudar a los lectores a comprender la naturaleza de la tentación y el pecado.

Kyle Idleman, autor de “Not a Fan”, dice que aunque el estudio es útil y refleja con precisión las tentaciones de EE.UU. y su cultura, cree que un gran pecado fue dejado fuera de la lista: la idolatría.

“Realmente es el único pecado del que todos estos otros pecados vienen. Todos nuestros ‘pecados favoritos”, tienen una manera de revelar nuestro “dios favorito. En última instancia cada vez que cedemos a una de estas tentaciones, estamos eligiendo a un dios falso. La Idolatría es el principal pecado en la Biblia y eso no ha cambiado. Pero ahora en lugar de inclinarse ante las estatuas talladas y las imágenes de oro, hacemos reverencia con nuestras tarjetas de crédito, con los motores de búsqueda, nuestros calendarios. Nuestros templos se han convertido en sitios web, restaurantes y estadios deportivos”, dijo en una declaración a Christian Post.

Barna, también encontró las razones de porque las personas “ceden” a las tentaciones. En realidad muy pocos (sólo el 1 por ciento) culpó a su naturaleza humana y el pecado. La mitad se limitó a decir que “no están realmente seguros” y el 20 por ciento dijo que les gusta “escapar o huir de la vida real”.

Menos del 10 por ciento dijo que lo hacen para “sentir menos dolor” o “para satisfacer las expectativas de la gente”. El dos por ciento dijo que lo hace para “tomar un atajo hacia el éxito” y otro 1 por ciento admitió que no tienen “suficiente fuerza de voluntad”.

Cuando se trata de resistir la tentación, más de la mitad de los estadounidenses dicen que no hacen nada concreto para evitar una situación tentadora. Sin embargo, la mayoría de los protestantes y los católicos, por su parte, dicen que hacen el intento de evitar las tentaciones.

La oración (18 por ciento) resultó ser la forma más común de la gente para resistir la tentación. Doce por ciento usa la razón y los recordatorios, un 8 por ciento se enfoca en otra cosa, y el 7 por ciento considera las consecuencias. Sólo el 4 por ciento tomó medidas preventivas y tres por ciento se refugió en leer las Escrituras.

David Kinnaman, presidente de Barna Group, señaló una preocupación entre los “milenarios” quienes están más propensos que otros grupos de edad a admitir la tentación.

“La mayor preocupación es si los milenarios están comenzando a aceptar estas emociones como algo normal y no es intrínsecamente malo, como resultado de la influencia de los medios de comunicación, el comportamiento y los valores de par normativos cambiantes. La tentación no debe ser vista como una característica relativamente benigno de la vida moderna”.

Los resultados se basan en OmniPoll que incluyó 1.021 entrevistas en línea con adultos de los Estados Unidos. El error de muestreo es de cuatro puntos porcentuales más o menos.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Estudios

Estudio en Brasil asocia el infarto a la falta de perdón

“Encontré más ocurrencia de infarto entre aquellos que tienen dificultad al perdón”, afirma la investigadora.

Publicado

en

SAO PAULO, BRASIL. – Durante el 40º Congreso de la Sociedad de Cardiología del Estado de São Paulo (Socesp) se presentó un estudio que asocia la falta de perdón con el infarto, este fue elaborado por la psicoanalista Suzana Avezum.

Para llegar a esta conclusión, la investigadora estudió a 130 pacientes (65 que tuvieron un infarto y 65 que no sufrieron un infarto) que respondieron dos cuestionarios, uno para evaluar la disposición para el perdón y otro sobre espiritualidad y religiosidad.

“Encontré más ocurrencia de infarto entre aquellos que tienen dificultad al perdón”, afirma la investigadora, que también evaluó los efectos de la espiritualidad en esa cuestión.

“El estudio mostró que los que sufrieron un infarto, un 31% afirmaron haber tenido una pérdida significativa de la fe. Mientras quienes no lo tuvieron, el índice fue del 9%”, dijo la investigadora.

Entre los pacientes que tuvieron un infarto, el 65% afirmó que no estaban dispuestos a perdonar. El índice fue del 35% de las personas que no han tenido este problema de salud.

En otro aspecto del estudio, el 54% de los que tuvieron un infarto dijeron que perdonarían. Y el 72% que no lo ha padecido no se mostró dispuesto a perdonar.

El cardiólogo y coordinador del Programa de Infarto Agudo de Miocardio del Hospital del Corazón (HCor), Leopoldo Piegas, confirmó que hay relación entre cuestiones emocionales y enfermedades cardiovasculares.

El médico también dijo al diario O Estado de Sao Paulo que en los últimos años muchos estudios están tratando de comprender la relación entre la espiritualidad y estas enfermedades.

“En la última década, ha crecido la cuestión de la relación entre espiritualidad y enfermedades del corazón. Casi en todos los congresos de cardiología tienen sesiones especiales sobre el tema que llenan las salas. Las personas más tranquilas, sosegadas y ahí van a la cuestión de la religiosidad, tienen una tendencia menor tener ese tipo de enfermedad”, dijo.

El que concuerda con esos datos es el cardiólogo y director de Comunicación de la Sociedad de Cardiología del Estado de São Paulo, José Luis Aziz, que declaró: “Varios trabajos mostraron que las personas que perdonan tienen menos probabilidades de tener infarto y, cuando lo tienen, es más leve”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Estudios

1 de cada 10 jóvenes protestantes han abandonado la iglesia debido al abuso sexual

El mayor riesgo de agresión sexual es para las personas de 12 a 34 años.

Publicado

en

EE.UU.-Un nuevo estudio de LifeWay Christian Resources dice que los cristianos más jóvenes están optando por abandonar la iglesia si hay denuncias de conducta sexual inapropiada.

Según Christianity Today, el 10 por ciento de los feligreses protestantes menores de 35 años informan que han abandonado una iglesia porque la mala conducta sexual no se había tomado en serio.

Entre todos los feligreses, el mismo número es solo del 5 por ciento. Nueve por ciento del grupo de jóvenes protestantes de la iglesia también dijeron que dejaron de asistir a la iglesia porque se sentían inseguros con las acusaciones de conducta sexual inapropiada en la iglesia.

Más del 20 por ciento dijo que también denunciarían acoso sexual. “No es sorprendente que los adultos jóvenes que solo han conocido este hecho franco lo llamen “cultura sexual” para identificar mejor los casos de mala conducta de los adultos mayores”, dijo Scott McConnell, director ejecutivo de LifeWay Research que realizó la encuesta.

La generación más joven también es dos o tres veces más propensa que la generación más vieja a decir que ha “experimentado acoso sexual en forma de cumplidos y chistes sexualizados, sexting o miradas prolongadas”.

Justin Holcomb, un experto en abuso sexual en la iglesia y miembro de la junta directiva de GRACE (Respuesta piadosa al abuso en el ambiente cristiano), dijo que el mayor riesgo de agresión sexual es para las personas de 12 a 34 años.

“Creo que las brechas son generacionales en el sentido de que la generación más joven lo ha tenido con la falsedad, y están inclinadas a decirlo como es, mientras que las generaciones más viejas crecieron con el mandato no escrito de ‘no digas secretos’. Sin duda, ambas edades han sufrido abuso sexual, pero los creyentes más jóvenes son más propensos a compartirlo”, dijo Mary DeMuth, sobreviviente de abuso sexual infantil y defensora.

Sin embargo, el estudio también mostró que un 69 por ciento cree que su iglesia está más preparada para proteger a los niños que hace 10 años.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Estudios

Búsqueda por consuelo y orientación en la Biblia atrae a más de 40 millones de personas

Los datos se refieren a la población de los Estados Unidos y engloban la vida religiosa en general.

Publicado

en

EE.UU.- Una información preciosa para el universo cristiano fue divulgada recientemente por la Sociedad Bíblica Americana (SBA). Se refiere al número creciente de personas que buscan consuelo y orientación en la Biblia.

Según el director de la Sociedad, John F. Plake, un estudio llamado “Estado de la Biblia de 2019” apuntó que 18,1 millones de personas más buscaban leer la Biblia este año, comparado al año pasado, sumando más de 40 millones de personas.

“El aumento significativo en el número de adultos que buscan respuestas en la Biblia este año da a la iglesia una excelente oportunidad para atraer a más personas a la verdad bíblica”, dijo John Plake.

Plake explicó que muchas de esas personas ya forman parte de las iglesias cristianas, pero están tratando de entender mejor las enseñanzas de la Biblia, en gran parte, como forma de respuesta a los problemas cotidianos.

Incluso las personas que no tienen intimidad con la Biblia, es decir, no son cristianas, están buscando orientación en las Sagradas Escrituras, reflejando una necesidad de acogida espiritual y emocional que el mundo moderno ha despreciado.

“Creo que nuestro trabajo como iglesia es conocer las cuestiones que nuestra sociedad está pidiendo y estar seguros de que estamos allí para proporcionar respuestas bíblicas llenas de gracia y verdad”, dijo Plake.

“No sabemos de manera cuantitativa exactamente lo que está causando ese movimiento, particularmente, haciendo que la gente salga a esa fase más exploratoria de la participación en la Biblia. Pero estamos muy agradecidos por ello”, refuerza.

Los datos se refieren a la población de los Estados Unidos y engloban la vida religiosa en general, incluyendo actividades en grupo. Las cifras indican que el 81% de los adultos ven a la iglesia como un lugar clave para que las personas puedan pedir ayuda.

102,7 millones de adultos interactúan con la Biblia, a menudo buscando consejos prácticos, mientras que el 60% de ellos creen que el mensaje de las Escrituras ha transformado sus vidas.

Plake alerta a la necesidad de que los líderes estén atentos en cuanto a esos datos, pues revelan que muchas personas pueden estar queriendo ayuda. “Ellos no están lejos de la iglesia. Ellos no odian a la iglesia. Ellos no están lejos de Dios”, dijo.

“En realidad, ellos pueden estar sentados a nuestro lado en un domingo por la mañana … Ellos son móviles porque ya están experimentando la Biblia, están curiosos para saber más sobre lo que la Biblia dice y ellos están en la iglesia”, destaca.

Por último, Plake señala que, independientemente del segmento de la denominación, la Biblia es el factor clave de la unidad entre los cristianos y esto debe ser valorado, de acuerdo con el portal de Baptist Press News.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas