Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Evangelismo

Ex ateo comparte cómo se convirtió a Jesús y en un teólogo evangélico

La conversión de Bignon del ateísmo al cristianismo es según él “entre 66 millones de franceses, soy sólo una casualidad, una anomalía”.

Publicado

en

“Si los ateos franceses rara vez se convierten en cristianos evangélicos, cuánto más raro es que uno de ellos se convierta en un teólogo cristiano evangélico”, así empieza su artículo Guillaume Bignon, el cual lo compartió en la revista cristiana Christianity Today.

La conversión de Bignon del ateísmo al cristianismo es según él “entre 66 millones de franceses, soy sólo una casualidad, una anomalía. Me inclino a ver esto como la obra de un Dios que dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia (Romanos 9:15)”.

En realidad Guillaume Bignon no venía de una familia atea sino cristiana católica que fue amorosa con él, sin embargo, la tradición religiosa y la superstición fue lo que alejó a Bignon de ser un católico así que cuando tuvo la edad suficiente para ser independiente se desligó de la creencia católica y según él comenzó a perseguir su propia felicidad.

“Se me permitió asistir a una buena escuela, aprender a tocar el piano, y participar en muchos deportes. Estudié matemáticas, física, e ingeniería en la universidad, me gradué de una respetable escuela de ingeniería, y conseguí un trabajo como científico de la computación en el área de finanzas. En el área de los deportes, después de crecer y llegar a medir 6 pies 4 pulgadas, descubrí que podía saltar 3 pies de altura y terminé jugando voleibol en una liga nacional, viajando por el país cada fin de semana para los juegos”, dice el ahora teólogo evangélico que reside en New York con su familia.

Una mujer cristiana fue el enlace

Las posibilidades de que le predicaran a Bignon del evangelio “eran increíblemente escasas”, sobre todo por su vida de mujeriego, aun así en una ocasión cuando tenía unos 20 años “mi hermano y yo estábamos de vacaciones en el Caribe. Un día, caminando de regreso de la playa, decidimos pedir un aventón y ver si alguien nos llevaba de regreso a casa. Un carro se detuvo. Dos mujeres jóvenes visitantes de Estados Unidos estaban perdidas y necesitaban ayuda para llegar a su hotel. Por cierto, el hotel estaba justo al lado de nuestra casa, así que nos dijeron que subiéramos a su carro”.

“Eran lo suficientemente atractivas que mi radar lo captó de inmediato, y empezamos el coqueteo. La chica en la que yo estaba interesado mencionó de paso que creía en Dios— lo que para mis estándares era un suicidio intelectual. También dijo que creía que el sexo pertenecía dentro del matrimonio—una creencia aún más problemática que el propio teísmo, si eso fuera posible. Sin embargo, una vez que las vacaciones terminaron, yo volví a París, ella a Nueva York, y empezamos un noviazgo”.

Bignon quería desengañar a su novia cristiana para que se volviera atea, sin embargo, si quería refutar el cristianismo tenía que conocerlo así que él decidió leer la Biblia.

Una oración incrédula

“Si algo de esto es cierto, entonces podemos pensar que al Dios que existe le preocupa en gran medida este proyecto mío. Así que empecé a orar al aire: Si hay un Dios, entonces aquí estoy. Estoy buscándote en esto. ¿Por qué no respondes y te revelas conmigo? Estoy abierto. Yo no lo estaba, pero me di cuenta de que si Dios existía, eso no lo iba a detener”, dijo en esa ocasión Bignon.

Una o dos semanas después de la oración incrédula de Bignon uno de sus hombros comenzó a fallarme—sin que mediara un accidente o lesión evidente. Su hombro empezaba a arder después de diez minutos de iniciar cada práctica. Simplemente no podía clavar durante los juegos. El médico no podía ver nada mal, el fisioterapeuta tampoco, así que le dijeron que descansara su hombro y dejara de jugar voleibol durante un par de semanas.

Con sus domingos disponibles decidió asistir a una iglesia para ver lo que hacían los cristianos cuando se reunían. “Me dirigí a una congregación evangélica en París, visitando como se visita un zoológico: con el fin de ver animales exóticos de los que había leído en los libros, pero que nunca había visto en la vida real. Recuerdo haber pensado que si alguno de mis amigos o familia me podía ver en una iglesia, me moriría de vergüenza”.

¿Así que usted cree en Dios?

“No recuerdo una palabra del sermón. Tan pronto como el servicio terminó, me levanté de un salto y corrí hacia la puerta de salida, eludiendo cualquier contacto visual, para evitar así el tener que presentarme. Llegué a la puerta trasera, la abrí, y, literalmente, tenía un pie fuera de la puerta cuando una ráfaga escalofriante subió desde mi estómago hasta mi garganta. Me oí a mí mismo diciendo: Esto es ridículo. Tengo que resolver esto. Así que puse mi pie otra vez dentro del templo, cerré la puerta y fui directamente al pastor.

“Así que, ¿usted cree en Dios?”, “Sí”, dijo, sonriendo. “Entonces, ¿cómo funciona esto?” le pregunté.

“Podemos hablar de ello,” dijo. Después de que la mayoría de las personas se había ido, fuimos a su oficina y hablamos durante horas. Yo le bombardeé con preguntas, y nos volvimos a encontrar de nuevo por varias semanas. Él con paciencia e inteligencia explicó su visión del mundo. Y yo nerviosamente empecé a considerar que todo esto podría ser cierto. Mis oraciones incrédulas cambiaron a: Dios, si eres real, es necesario dejar en claro esto, para que yo pueda entrar y no hacer el ridículo. Empecé a tener la esperanza de que Dios abriera el cielo y me enviara una luz de lo alto”.

“Le pedí que me perdonara”

“Lo que siguió fue menos teatral y más brutal: Dios reactivó mi conciencia. Esto no fue una experiencia agradable. Al mismo tiempo que había comenzado mis investigaciones sobre Dios, yo también había cometido un delito particularmente siniestro—incluso aún para los estándares ateos. A pesar de que sabía exactamente lo que yo había hecho, lo había empujado hacia lo profundo de mi interior. Pero Dios lo trajo de nuevo a mi mente con toda su fuerza, y finalmente vi mi acción tal y como era. Me azotó un intenso sentimiento de culpa, me paralizó un dolor en el pecho, y me disgustó la idea de lo que había hecho y las mentiras con las que lo había tratado de ocultar”.

“Yo estaba tumbado de dolor en mi apartamento, cerca de París, cuando, de repente, por fin se me prendió el foco. Es por eso que Jesús tuvo qué morir: por mí. “El que no conoció pecado, se hizo pecado en mi nombre, para que en él fuésemos hechos justicia de Dios” (2 Co. 5:21). Él tomó sobre sí el castigo que yo merecía, para que en la justicia de Dios, mis pecados fuesen perdonados—por la gracia como un regalo, y no por mis buenas obras o rituales religiosos. Él murió para que yo pudiera vivir. Puse mi confianza en Jesús, y le pedí que me perdonara en la forma en que la Escritura prometió que lo haría”.

Guillaume Bignon regresó a New York con su novia pero después terminaron su noviazgo pues ambos se dieron cuenta que no estaban hechos el uno para el otro. Sin embargo, él comenzó a capacitarse yendo a conferencias, leyendo libros, participando en debates, luego decidió estudiar en un seminario teológico.

“Finalmente obtuve una maestría en estudios del Nuevo Testamento. En el proceso, conocí a una mujer maravillosa, nos casamos, tuvimos dos hijos y seguí mis estudios en un programa de doctorado en teología filosófica. Esta es la manera, en pocas palabras, cómo Dios toma un ateo francés y hace de él un teólogo cristiano. Yo no estaba buscando a Dios; ni lo busqué ni lo quería. Él extendió su mano, me amó cuando yo todavía era un pecador, rompió mis defensas, y decidió derramar su gracia inmerecida”.

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Evangelismo

7 mil aceptan a Jesús en cruzada evangelística realizada por nieto de Billy Graham

“La salvación no es una acción, un ritual o una iglesia. La salvación es una persona y su nombre es Jesús”, predicó Will Graham.

Publicado

en

FILIPINAS. – Durante los dos días de la celebración del Gran Pangasin, que tuvo lugar el 9 y el 10 de febrero, casi 7.000 personas dijeron sí a la nueva vida, esperanza y libertad con Jesucristo. Esto representa casi el 20% de la 35.300 que participaron en los actos de celebración dirigidos de Will Graham, nieto del evangelista más famoso en el mundo, Billy Graham.

Filipinas tiene una mayoría católica y su relación con Dios pasa a través de rituales donde la gente se corta, se laceran con látigos y llegan a crucificarse, especialmente durante la Semana Santa.

En lugares así, donde muchas personas son “religiosas”, los mensajes de Graham se concentran en la naturaleza pecaminosa del hombre y en la necesidad eterna de una relación con Jesucristo.

“La salvación no es una acción, un ritual o una iglesia. La salvación es una persona y su nombre es Jesús”, predicó Will. “La salvación no está basada en buenas obras. No hay nada que pueda hacer para salvarse. La salvación viene por la fe en Cristo solamente”.

Voluntarios de fe

El evento contó con la ayuda de voluntarios creyentes para colaborar con el Ministerio y apoyar a los participantes. Uno de ellos, Jerick estaba preparado para orar por la gente. Él conversó con un niño que había sido invitado a la celebración por un amigo cristiano.

El niño le dijo a Jerick que era adicto a los videojuegos. “Después de orar por él, sentí mucha alegría porque hice algo que le ayudó a tener más confianza de que Dios estaba con él”, dijo Jerick. “El Señor nunca lo dejará”.

Mientras las gradas seguían vaciando y miles respondían a la invitación para iniciar una relación con Jesús, Myra Jalique miraba con admiración. La pastora y misionera, sirvió como enlace entre la Celebración y las autoridades locales.

“Estoy llena de alegría. No puedo realmente explicar eso. “Señor, gracias por la cosecha”, ella compartió. “Eso es realmente demasiado. Yo entiendo la misericordia y la gracia de Dios que Él me ha concedido, y yo quiero eso para nuestro pueblo.

Myra dijo que “sólo el Espíritu de Dios atrae a esas personas. No importa cuál sea la razón. Dios ya preparó el corazón de ellos algún tiempo atrás, para que ellos respondieran al evangelio”.

Ella cree que la acción evangelística tendrá un impacto duradero y eterno en la provincia y la región. “Esto puede tener un efecto para otras provincias, no sólo para el Pangasinan, sino para la nación”.

La celebración del Gran Pangasinan inició la gira evangelística de dos semanas de Will Graham en Filipinas. Hubo actividades especiales para jóvenes, policías y empresarios, así como la distribución de cajas de zapatos de Samaritan’s Child Christmas en un orfanato en Manila.

Los días 15 y 17 de febrero, Will Graham predicó el Evangelio en la Celebración de Metro Manila, capital de Filipinas.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACION DE ASOCIACIÓN EVANGELÍSTICA BILLY GRAHAM

Continuar Leyendo

Evangelismo

Sordo vuelve a escuchar y consigue leer la Biblia milagrosamente

Toda su familia se convirtió al cristianismo tras ver el milagro en la vida de Talik, de 18 años

Publicado

en

NEPAL. – Los cristianos que viven en Nepal, país asiático de la región del Himalaya, todavía enfrentan restricciones a la libertad religiosa. Sin embargo, los milagros y señales de Dios han impactado la vida de los nepaleses.

Aunque Nepal se considera secular, la nueva Constitución aprobada en 2015 limitó la libertad de religión. En 2017, el Parlamento nepalí aprobó también la ley anti- conversión empeorando la situación de los cristianos.

Mientras que el gobierno trata de evitar el crecimiento de la Iglesia, el cristianismo está en la subida en Nepal. El Pastor Biju, un misionero de la organización The Timothy Initiative, testificó esta realidad de cerca mientras la nueva legislación fue aprobada en el país.

Durante una visita a una comunidad de personas no alcanzadas, Biju se detuvo a orar con Tilak, un joven sordo y mudo de 18 años. Al principio el chico se asustó, pero después vivió un gran milagro.

“El pastor Biju dio una sonrisa tranquilizadora antes de cerrar los ojos y enfocar su atención en el cielo. Tilak no entendió lo que él estaba diciendo, pero sabía que el Señor estaba oyendo “, cuenta la organización.

Después de orar por la curación y liberación de Tilak, el pastor notó una mirada perpleja y llena de lágrimas. “Él fue sanado. Lágrimas escurrían por la cara de Tilak cuando oyó por primera vez. Él corrió a su madre, que sollozó de alegría y alivio. Su niño fue sanado y por causa de Jesús”.

Toda la familia entregó sus vidas a Jesucristo aquel día. “Tilak y su familia quedaron ansiosos por aprender más sobre el Dios que restauró su audición y liberó su lengua, entonces comenzaron a frecuentar la primera iglesia plantada entre su pueblo”, relata la organización.

Un nuevo milagro marcó la vida de Tilak. Él era analfabeto, pero logró leer la Biblia de manera milagrosa, aun sin haber recibido ninguna instrucción.

“Tilak, el niño que no sabía leer, ahora estudia la Palabra de Dios. Tilak, el niño que no podía oír, está oyendo enseñanzas y creciendo en su fe. Tilak, el niño que no sabía hablar, ahora proclama la Buena Nueva de Jesucristo entre los que nunca oyeron”, celebran los misioneros.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE GOD REPORTS

Continuar Leyendo

Evangelismo

Anne Graham relaciona su sanidad de cáncer con Naamán

Evangelista compara su séptima sesión de quimioterapia al “séptimo buceo de Naamán”

Publicado

en

EE.UU.- Anne Graham, de 70 años, hija del difunto Billy Graham, anunció a través de sus redes sociales que será totalmente limpia y curada luego de la “séptima sesión de quimioterapia” para combatir el cáncer de mama.

Diagnosticada en agosto del año pasado, comenzó el tratamiento de quimio en octubre y desde entonces ha enfrentado momentos difíciles. La evangelista ya pasó por una cirugía, pero el cáncer se extendió a los nódulos linfáticos.

De acuerdo con Christian Post, Anne Graham ya ha sentido que ha sido sanada por Dios, pero va a continuar con el tratamiento hasta el final. Reafirmando su fe, recordó que “aun trabajando para el Señor, las personas pierden a sus seres queridos y enfrentan el cáncer. Eso todo forma parte de la vida”, dijo.

Curada como Naamán

Mientras oraba con las dos hijas, después de la quinta sesión de quimio, Anne dijo que una de ellas, Rachel, compartió la historia bíblica de Naamán, que está en el libro de 2 Reyes, capítulo 5.

“Así descendió al Jordán y se sumergió siete veces según el orden del hombre de Dios; él fue purificado y su piel se convirtió en la de un niño”, dice el versículo 14. Para Anne, esa fue la respuesta de Dios a sus oraciones.

“Yo podía oír el susurro claro del Espíritu, confirmando que yo debería continuar con la quimioterapia. “El tratamiento completo va a suceder en la séptima sesión, el 14 de febrero”, reveló.

La próxima y última sesión será como el “séptimo buceo” de Naamán. “Aunque yo resista a la suciedad y al lodo, en obediencia a Dios, voy hasta la séptima sesión”, dijo luego de hacer la comparación.

Después de escuchar al médico que tenía “el espíritu indomable”, Ana respondió animada “Sí, y su nombre es Jesús”, concluye.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE CHRISTIAN POST

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas