Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Evangelismo

Desertores de Corea del Norte desafían al comunismo y evangelizan a millones de personas

Entre vencer el hambre y pensamientos suicidas, dos norcoreanos relatan que hoy tienen conciencia de los planes de Dios en sus vidas.

Publicado

en

COREA DEL NORTE.- A pesar de la cara amable y pacífica que Corea del Norte presentó en los Juegos Olímpicos de Invierno, muchos desertores de la dictadura comunista cuentan historias de un régimen oscuro y opresivo.

Dos de ellos compartieron recientemente con CBN News como huyeron del país para escapar de la muerte, dificultades y persecuciones. Por razones de seguridad, ellos pidieron que sus identidades no fueran reveladas.

Para contar su historia, los llamaremos de Jae-un y Sung-min, ambos desertores de Corea del Norte. Jae-un es la única sobreviviente de una familia de cinco hermanos. Cuando ella tenía sólo 2 años de edad, su padre fue llevado a un campo de trabajos forzados en Corea del Norte. Nunca más oyó hablar de él. Durante el gran hambre a mediados de la década de 1990, su único hermano murió de desnutrición. Su madre murió en la carretera mientras intentaba encontrar comida para alimentar a su familia hambrienta.

Jae-un, vívidamente recordó con lágrimas las dificultades que enfrentó para luchar por su propia vida. “Durante el gran hambre sólo recibimos arroz una vez cada tres días. Cuando mi madre murió, no tuvimos fuerza para enterrarla. Mi hermana mayor fue a China para buscar trabajo y sostener a la familia”.

Por desesperación, Jae-un decidió huir de Corea del Norte. Una noche en diciembre de 1999, atravesó el río Yalu y cruzó la frontera china. El agua estaba congelada y la corriente era muy fuerte, pero estaba decidida a sobrevivir.

Después de llegar a China, ella eligió ser vendida a un hombre para que ella pudiera vivir en la gran ciudad. Pero ella huyó de él porque no la trataba bien. Fue entonces que Jae-un se unió a un grupo de estudio de la Biblia en China. Ella se acordó de la mujer que conoció antes de su huida y que le habló a ella sobre Dios.

Jae-un dijo que quedó impresionada con la bondad de aquella mujer. “Ella me dio dinero para comprar arroz suficiente para tres meses y me dijo que Dios está vivo y está conmigo, porque Él es el padre para el huérfano y el defensor de las viudas. Yo había oído hablar de Dios en Corea del Norte, pero también era consciente de que los creyentes son llevados a la cárcel a causa de su fe. Entonces me di cuenta de que Dios me ama”, relató.

Jae-un consiguió dar una llamada a su única hermana sobreviviente en Corea del Norte y compartió con ella sobre Jesucristo. Su hermana se entregó a Jesucristo y lo reconoció como su Salvador.

Sin embargo, las autoridades descubrieron que ambas se estaban comunicando y luego llevaron a su hermana a un campo de trabajo. Desde entonces Jae-Un nunca más oyó hablar de ella.

Jae-un se casó con un hombre norcoreano que conoció en la iglesia de China y finalmente se mudaron a Corea del Sur. A diferencia de Jae-un, que vivía en la pobreza, Sung-min era bien formado y graduado en Corea del Norte. Pero él dice que estaba desencantado con su país y decidió huir.

“Yo sabía que el dictador y sus privilegiados disfrutaban de una vida lujosa mientras tanta gente moría de hambre. En enero de 2007 crucé el río Tumen hacia China, pero la familia surcoreana que conocía no me recibió porque no formaba parte de su familia. Los guardias de la frontera me dijeron que fuera a una iglesia donde yo conseguiría ayuda, pero me rechazaron porque era ateo.

Sung-min contó que estaba desolado y ya no veía más sentido para vivir. Por eso buscó formas de intentar suicidio. “En el mes de junio de 2007, un hombre chino que conocí durante la travesía del río trajo a un evangelista para conversar conmigo. Me rehusé a conocerlo al principio, pero en junio de 2007, los dos insistieron en hablar conmigo, él dijo que entendía mis dificultades y que Jesucristo murió en la cruz por mí. Cuando lo oí, sentí algo pesado en mi corazón. Fue la primera vez en mi vida que tuve tales sentimientos. Era más importante que Jesús muriera en la cruz para darme la vida eterna, lloré, me arrodillé y oré con aquel pastor”, dijo.

Sung-min cree que 60.000 norcoreanos desertaron, pero la mitad de ellos decidió volver a Corea del Norte. Él dijo que ese gran número volvió al país comunista para evangelizar a sus familias y hoy hay unos 30.000 cristianos que pertenecen a las iglesias subterráneas en Corea del Norte.

Hoy, Jae-un y Sung-min presentan un programa cristiano de radio en Corea del Sur, que cuenta testimonios de norcoreanos transformados por Cristo. El programa también promueve la unidad entre los norcoreanos y surcoreanos en preparación para la reunificación.

Sung-min dice: “Creo que Dios tiene un plan para nosotros y reunirá a Corea en su tiempo y su forma. Nuestro programa pretende abrazar las diferencias y restaurar la identidad común de los pueblos de las dos Coreas. Creo que alrededor de 10 millones de norte-coreanos están escuchando nuestro programa, cerca de un millón de personas oyeron el programa surcoreano cuando regresé a Corea del Norte. Ahora hay más dispositivos móviles, así que creo que al menos 10 millones están escuchando nuestra programación una vez por semana o una vez al mes”.

Jae-un también comparte sus sentimientos: “Creo que mi trabajo es prepararse para la unificación y ayudar a los norcoreanos. Aunque mi vida ha sido extremadamente dura, Dios me escogió como hija de él y fue él quien me trajo hasta aquí entonces alabaré su nombre y predicaré el Evangelio de Jesucristo hasta el final de mi vida”.

[ Fuente: CBN News ]

Continuar Leyendo
Advertisement

Evangelismo

Iglesia impactada por lo sobrenatural que ocurrió mientras hombre era bautizado

Después de salir del agua, Richard cuenta que empezó a sentir un calor en sus manos.

Publicado

en

EE.UU.- Richard Daddona descendió a las aguas del bautismo de su iglesia en Kentucky, EE.UU., y ha surgido como un hombre curado de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

La esclerosis lateral amiotrófica, se volvió más conocida a través del físico británico Stephen Hawking quien la padeció, se caracteriza por el progresivo debilitamiento de los músculos y afecta las habilidades físicas.

Richard, de 60 años, fue diagnosticado con la enfermedad en octubre de 2016, después de pasar un año sintiendo contracciones constantes en todo el cuerpo.

En enero de 2017, Richard se retiró y comenzó a usar una silla de ruedas para moverse debido a los efectos de la enfermedad en las piernas. Su esposa, Nancie, se convirtió en su principal cuidadora. Él no podía sentarse, vestirse o bañarse solo.

Después del diagnóstico, Richard comenzó a tener una serie de 12 sueños con predicaciones sobre las “aguas que curan”.

En el sueño, cada vez que la predicación terminaba, él se veía al lado de su esposa, caminando alineado a una docena de árboles que tenían pasajes bíblicos fijados en pedazos de madera. Al final del camino, se encontraba con una cascada que llenaba una pequeña piscina. En la cima de la cascada, un hombre miraba hacia abajo con los brazos extendidos.

En cada nuevo sueño, Richard lograba descifrar un versículo bíblico que estaba fijado en los 12 árboles que llevaban a la piscina. “Me despertaba para escribir el versículo y volvía a dormir”, dijo a AG News, observando que los sueños se produjeron durante varios meses.

Cuando estaba en la mitad de los sueños, la pareja buscó a su pastor, Scott Brown, de la iglesia Asamblea de Dios Trinity Chapel, en Louisville. “Fue cuando empezamos a ver que había un tema claro y común. Un aspecto de ello era el bautismo en el agua”, comenta Brown.

El versículo del penúltimo sueño era Hechos 22:16, que dice: “¿Y ahora, que estás esperando? Levántese, sea bautizado y lave sus pecados, invocando su nombre. Richard nunca había sido bautizado.

Aguas que curan

En el culto bautismal, en septiembre de 2017, Richard contó su testimonio, citando los sueños y los versículos que los acompañaban. Dos pastores tuvieron que sacarlo de su silla de ruedas para ser colocado en la piscina.


Richard Daddona fue ayudado por dos pastores para entrar en la piscina bautismal. (Foto: Trinity Chapel Assembly of God)

Cuando Richard se sentó en la piscina del bautismo, comenzó a orar para que Dios lo curara. “Yo sabía que iba a ser curado, pero no sabía cuándo”, afirmó. “Yo estaba simplemente orando para que Dios me curara en aquel momento”.

Después de salir del agua, Richard cuenta que empezó a sentir un calor en sus manos – que estaban encorvadas – y luego en sus piernas. Él se levantó, agarró las manos de los pastores con la fuerza que él no tenía unos instantes antes y salió de la bañera sin ayuda.

Richard abrazó a la esposa, a los dos hijos, a las dos nueras y a los tres nietos que asistían al bautismo de la primera fila. Toda la congregación estalló en lágrimas de alegría, en aplausos, abrazos y expresiones de alabanza a Dios por la curación instantánea de Richard.

“Simplemente me sorprendió. “Yo no podía hacer nada más que alabar a Dios”, recuerda Philip Lascoe, uno de los pastores que hizo el bautismo. “No puedes verlo todos los días”, comenta el pastor Brown.

En vez de sentarse en la silla de ruedas que lo llevó a la iglesia, Richard salió empujándola. Hoy camina y se mueve como si nunca tuviera ELA, con fuerza y ​​agilidad para hacer cualquier tarea cotidiana.

“Toda esa experiencia me acercó a mi esposa y nos acercó a Dios”, afirma Richard. “Nosotros sentimos que podemos depender totalmente de él para cualquier cosa”.


Richard Daddona salió de la iglesia empujando su silla de ruedas, al lado de su esposa. (Foto: Trinity Chapel Assembly of God)

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Evangelismo

Multimillonario ateo reconoce el poder de Jesús tras ser sanada su hija

Michael McIntyre se acordó de las enseñanzas de su madre, que le decía a él cuando niño que debía agradecer a Dios.

Publicado

en

EE.UU.- Michael McIntyre nunca creyó que estaría haciendo lo que está haciendo hoy. Su ministerio cristiano es ayudar a las personas a tener un desempeño empresarial dentro de los estándares bíblicos.

Antes de eso, Michael había sido un ateo, a pesar de haber sido criado en una familia cristiana. Él cuenta que vivía corriéndose de Cristo desde temprana edad. Adulto, Michael se convirtió en un empresario exitoso en su negocio de seguros.

La conversión de Michael se produjo después de la enfermedad de su hija. “Un día mi hija se puso muy enferma. La llevamos al hospital y pasamos ocho horas en el servicio de urgencias y fue muy difícil “, dijo, de acuerdo con CBN News. “Al final del día, estábamos exhaustos, pero ella estaba muy bien”.

Michael llegó a casa lleno de gratitud por poder llevar a su hija a casa. Fue entonces cuando se acordó de lo que su madre solía compartir con él, cuando era niño, sobre siempre agradecer a Dios.

El empresario cuenta que siguió la recomendación sabia de su madre y expresó su gratitud a Dios repetidas veces, por una hora.

Cambio radical

El empresario dice que no sabía que, a partir de ese momento, Dios cambiaría radicalmente. Durante años, el hermano de Michael y más de mil personas de su iglesia estaban orando por su salvación. Estas oraciones estaban a punto de ser respondidas.

“Esa noche [después del pronto-socorro] tuve un sueño y, en ese sueño, una voz habló conmigo en una lengua que yo no entendía. Yo no le conté a mi esposa sobre eso, pero llamé a mi hermano para contarle sobre ese sueño”, explicó Michael.

Cuando oyó el sueño, Michel cuenta que su hermano explotó en lágrimas y le explicó que se trataba de Dios hablando. “Eres bienvenido”, dijo el hermano de Michael, que se convirtió en un cristiano.

Biblia

La Biblia adquirió un nuevo significado para Michael. Él pasó a entender lo que ella decía y encontró un profundo confort en sus palabras.

Con su nueva fe, uno de sus pastores le pidió que dirigiera un retiro a su iglesia. Dada su experiencia en conducir seminarios de negocios con su agencia de seguros, Michael aceptó de buen grado. Fue cuando Dios volvió a dirigir a Michael.

“Hay muchos emprendedores cristianos por ahí que necesitan algo para ayudar a impulsarlos al siguiente nivel”, dijo Michael, que era un experimentado empresario.

Entonces, él comenzó un ministerio llamado Next Level Experiencias, un retiro de tres días con el objetivo de ayudar a los cristianos a vivir por algo más grande que ellos mismos.

Michael explica que en esos tres días él pide a las personas que se miren en el espejo para ver quién realmente son.

“La mayoría de la gente olvida quién es porque vivimos en un mundo caído. Les mostramos que Dios quiere que aprendan que Él las creó. Él es el fabricante. Entonces, revelamos a la gente exactamente quien Dios quiere que sea, dentro de una nueva perspectiva. Es transformador”, cuenta.

El Next Level Experience ha ayudado a cientos de personas. “Yo recomendaría el 300% Next Level”, dice Paolo Linares, uno de los participantes del encuentro.

“Si usted no participó está perdiendo tiempo! El encuentro de Next Level Experience me ayudó a salir de mi concha, enfocó mi visión para ver quién realmente soy y cómo Dios me ve. ¡Eso me enseñó a caminar hacia mis objetivos y sueños! “, testificó.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Evangelismo

Viral foto de anciana siendo llevada en carretilla para ir a la iglesia

La foto retrata la rutina de doña Josefa, que vive en Piauí, y a pesar que no puede más caminar, cuenta con la ayuda de amigos y familiares.

Publicado

en

BRASIL. – La imagen de una anciana siendo llevada en una carretilla para ir a la iglesia está impactando en las redes sociales, junto con una pregunta: ¿cuáles son las razones que le impiden ir a la iglesia?

La foto retrata la rutina de doña Josefa, que vive en Piauí, y a pesar que no puede más caminar, cuenta con la ayuda de amigos y familiares para ir a la iglesia, la cual la llevan en una carretilla.

La foto fue compartida y divulgada por el obispo don Edilson Soares Nobre, de Oeiras, en Piauí, y ya suma casi 600 internautas, con diversos comentarios.

En la descripción de la foto, el religioso católico publicó una breve reflexión sobre el caso: “Mucho me alegra el testimonio de doña Josefa que, no teniendo más fuerza en los pies para caminar, ni teniendo un vehículo motorizado, busca esta forma inusitada para ir a la Iglesia y no perder la oportunidad de la gracia”.

“Yo vivo lejos; no tengo transporte; es muy temprano; es muy tarde; domingo es día de descanso; Yo ya fui el domingo pasado; tenía visitas; me invitaron a un cumpleaños; estaba lloviendo; mi papagayo murió; etcétera, etcétera, etcétera. Mientras tanto, Doña Josefa, allá en Piauí, perdió la fuerza de las piernas, y pide que la lleven en una carretilla, para no quedarse sin ¡la Sagrada Comunión! ¿Cuál es su excusa ahora? No tiene suficiente fe”, dijo el padre Gabriel Vila Verde, en una publicación en el portal Aleteia.

Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas