Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Confiar en Dios cuando todas las circunstancias son favorables, es algo muy diferente cuando hay personas que se burlan de tu fe, especialmente cuando eres víctima de una enfermedad grave. Esto fue lo que le pasó a un cristiano de un pueblo aislado en Asia.

En la región, debido a la distancia, las condiciones de salud son muy precarias. No es posible contar con asistencia médica y el apoyo técnico de un hospital, por lo que los residentes dependen muchas veces de su propia “suerte”.

En el caso de un hombre llamado Samuel, la historia fue diferente. Eso es porque, a pesar de sufrir parálisis, la visita de un pariente cristiano le brindó la esperanza que necesitaba para sanar, algo que había tratado de lograr de varias formas diferentes, pero sin éxito.

Después que su pariente le presentó a Jesús, Samuel decidió entregar su vida y confiar en la providencia de Dios, pero se encontró con un problema: ¡sus vecinos comenzaron a burlarse de su fe!

“El rechazo de sus amigos y camaradas en el pueblo fue demasiado para Samuel”, informó el sitio web Gospel For Asia. “Ve y ora, veamos cómo te ayudará tu Dios”, dijeron los vecinos.

A pesar de esto, Samuel persistió y asistió a los servicios en el hogar en el pueblo, acompañado por un pastor llamado Mason.

Afortunadamente, después de muchas oraciones y discipulado, Samuel fue sanado de su parálisis, pero espiritualmente todavía tenía que hacer algo en su vida, ya que el hombre recién convertido se sentía despreciado por sus vecinos y emocionalmente abatido.

Fue en este estado de apatía que Samuel volvió a enfermarse, esta vez con una acumulación de agua en los testículos, lo que provocó más burlas por parte de su vecindario disgustado con su fe.

Dios hizo doble milagro

Incluso bajo un nuevo ataque, Samuel persistió y nuevamente buscó al pastor Mason, de quien recibió consejos y nueva guía. Juntos, se acercaron aún más a Dios y la curación sucedió nuevamente, pero de una manera diferente: no solo se curó el cuerpo de Samuel, sino también su estado emocional y sus vecinos cerraron no boca y volvieron a burlarse de él.

“Mediante el amor de Cristo y la conexión con otros cristianos, Samuel encontró una cura para el rechazo, la desesperanza, la soledad y la desesperación. Había sido sanado dos veces en su cuerpo, y ahora estaba experimentando plenitud en cuerpo, alma y espíritu”, dice Gospel For Asia.

Así, hoy el Samuel es un testimonio vivo del amor y la misericordia de Jesús, consciente de que no importa cuánto el mundo se burle de su fe, porque “es más agradable a Dios que a los hombres”.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.- Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.