Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- Shilo Harris perdió las orejas y la piel del 35% de su cuerpo. Luego de que le dispararan mientras patrullaba en un tramo de una carretera peligrosa al sur de Bagdad, Irak en 2007.

Pero después de tantas cirugías y sufrimiento dice que, “definitivamente trato de que todos sepan que estoy aquí por el amor de Dios y que estas cicatrices son una bendición”.

Él y otros 3 soldados fueron alcanzados por un artefacto explosivo improvisado. En el ataque perdieron la vida sus 3 compañeros. Solo Shilo y el conductor sobrevivieron. Durante 48 días estuvo en coma debido a quemaduras graves de tercer grado. Como resultado, perdió ambas orejas y varios dedos.

“Fue la cosa más aterradora y oscura. Estaba muy adolorido y con una sensación de impotencia. Eso fue un infierno. Así es como lo interpreté”, dijo Shilo.

Shilo no siempre ha aceptado su destino. Debía pasar 6 horas diarias de cuidado de sus heridas y 3 veces al día de rehabilitación por el de estrés postraumático También asegura que comenzó a beber e incluso se apuntó con una pistola en la cabeza.

Divorcio

Kathryn, su esposa, permaneció fiel a su lado por un tiempo, actuando como su principal cuidadora. Pero la tensión fue abrumadora para ella y la pareja se divorció. Una decisión que Shilo comprende. “Usualmente dices estarás en la salud y enfermedad, pero luego dices, ‘¿Qué diablos es esto? ¿Me inscribí en esto? ‘”

Shilo tuvo que profundizar con Dios para salir de las profundidades de la desesperación. “Era oscuro y aterrador, me hizo querer acercarme más a Cristo, porque no quiero volver a experimentar eso nunca más”, expresó.

Mejor vida con Dios

Hoy en día Shilo Harris es un hombre cristiano muy cercano a Dios. Escribió el libro “Will of Steel: Mi viaje a través del infierno para convertirme en el hombre que debería ser”. Y también es un orador motivacional en las escuelas.

“Supongo que se podría decir que tuve mucha suerte en algunas cuentas ese día”, dijo. Se despertó de un coma inducido durante 48 días. Además de las orejas, perdió tres dedos y la punta de la nariz. Tenía fractura de clavícula y vértebras.

Después de 3 años y más de 60 cirugías, incluida la investigación con células madre para regenerar partes de su cuerpo, Shilo atribuye su supervivencia a Dios, informa portal Guiame.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM – Agradecemos su fidelidad con nuestro medio de comunicación. Le invitamos a suscribirse al boletín informativo y activar la sección de notificaciones en la portada de nuestra página web.