Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Iglesia

Hombre es enterrado con 55 mil dólares para “agradar a Dios”

El objetivo era librarse del infierno “en la hora del juicio final”. Charles Obong, de 52 años, venía sufriendo de una enfermedad y había dejado instrucciones a su esposa Margaret de depositar todo el dinero en su ataúd.

Publicado

en

UGANDA. – Un servidor público de Uganda dio instrucciones a su esposa de enterrarlo con 200 millones de chelines ugandeses, equivalentes a 55.392 dólares. El dinero, según el diario Daily Monitor, sería para que él pudiese “agradar a Dios en la hora del juicio final”.

Charles Obong, de 52 años, venía sufriendo de una enfermedad y había dejado instrucciones a su esposa Margaret de depositar todo el dinero en su ataúd. El objetivo de Obong sería poder pagar a Dios para que sus pecados fueran perdonados y fuese libre del infierno.

A pesar de que sólo le había dicho a la familia a cuáles pecados se refería, él pidió a su hermano y hermana que garantizaran que su deseo fuese cumplido por su esposa.

El funeral fue el 17 de diciembre y se siguieron todas las instrucciones que dio Obong. Sin embargo, esta semana, la familia decidió exhumar el cuerpo y el ataúd metálico elegante tuvo que ser abierto. Todo el dinero fue retirado, pero la mujer no dijo por qué cambió de opinión.

Enterrar a las personas con objetos de valor o dinero es una tradición étnica Langi, a la cual pertenece la familia. El pastor ugandés Joel Agel Awio, dijo al Daily Monitor, que Dios no puede ser comprado. “El precio de la vida eterna fue pagado con la sangre de Jesús. Si desea que sus pecados sean perdonados, busque eso cuando está vivo”, explica.

Continuar Leyendo
Advertisement

Iglesia

Iglesia devuelve 25 mil dólares al dueño de un Casino

“He dejado claro que no podemos quedarnos con eso”, enfatizó el pastor James Troglen.

Publicado

en

ALABAMA, EE.UU. – Una iglesia bautista de Alabama (EEUU), que sufrió grandes daños durante un tornado está devolviendo una donación de 25.000 dólares al dueño de un casino, alegando “conflicto de intereses”.

El cheque, que totaliza 25.000 dólares, no fue depositado por el liderazgo de la Primera Iglesia Bautista en Wetumpka. En la asamblea la semana pasada, los miembros decidieron devolver el dinero, aunque su templo continuó cerrado porque las reparaciones no se concluyeron.

“He dejado claro que no podemos quedarnos con eso”, enfatizó el pastor James Troglen al diario The Alabama Baptist. “Si esto impide que solamente una persona escuche de nosotros el evangelio, entonces no podemos quedarnos con esto”.

Troglen predicó sobre el tema durante un sermón a principios de febrero, basado en Mateo 17. La iglesia tiene una historia de oponerse a los juegos de azar.

Casinos Wind Creek donaron un total de 100.000 dólares a las iglesias de la región tras el tornado: 50.000 para la Primera Iglesia Presbiteriana, 25 mil para la Primera Iglesia Bautista y 25 mil para el departamento de policía. Sus respectivos edificios sufrieron grandes daños y el de la Iglesia Presbiteriana fue completamente destruido.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE THE ALABAMA BAPTIST

Continuar Leyendo

Iglesia

Iglesias liberales están muriendo, pero las conservadoras crecen

El estudio muestra que la crisis teológica y moral resultó en el cierre de iglesias

Publicado

en

EE.UU.- Las iglesias protestantes más antiguas están en apuros. Un informe de 2015, hecho por el Centro de Investigación Pew, muestra que esas congregaciones, que en el pasado eran la mayoría en el escenario cristiano, están disminuyendo rápidamente en Estados Unidos. Perdiendo casi un millón de miembros al año.

Con menos fieles, disminuyeron las entradas y con ello entraron en declive. Decenas de templos están siendo cerrados anualmente.

Un número reducido de líderes llamados y pastores han hecho varios esfuerzos para revertir esta tendencia y volver a atraer a la gente a la iglesia. Hace casi 20 años el obispo anglicano John Shelby Spong publicó el libro “Por qué el cristianismo necesita cambiar o morir”.

Spong, un teólogo liberal, enseñaba que sólo crecerían las iglesias que abandonaran la interpretación literal de la Biblia y se adaptar a las transformaciones sociales. Esto incluiría, por ejemplo, aceptar el divorcio, el aborto y el matrimonio gay como “normales”. Irónicamente, el libro era presentado como un “antídoto” para el declive de las grandes denominaciones evangélicas.

Según The Washington Post, este tipo de teología expuesta por Spong sigue siendo popular, especialmente en los más tradicionales, tales como la Iglesia Metodista Unida, la Iglesia Evangélica Luterana, la Iglesia Presbiteriana de EE.UU. (PCUSA) y la Iglesia Episcopal.

Después de dos décadas, las cifras muestran que esa mentalidad liberal no sólo fue incapaz de resolver el problema de declinación en la frecuencia, pero en algunos casos dividió y debilitó las denominaciones.

En la Iglesia Unida de Canadá, un reciente estudio muestra que el 20% de los pastores afirmó no creer en el Dios descrito en la Biblia. Veinte y nueve por ciento cree en Dios, pero no lo ve como “sobrenatural”. Poco más del 2% dijo ver a Dios como una “fuerza” y el 15,6% percibe a Dios como una “metáfora”.

Entre los presbiterianos, por ejemplo, vino el Pacto Evangélico de los presbiterianos, que hoy reúne a 300 iglesias que se han cansado de la agenda PCUSA liberal.

Por otro lado, continúan con tendencia de crecimiento las iglesias pentecostales y las que no niegan la Biblia como Palabra de Dios.

La búsqueda

El estudio realizado por el Pew llama “Teología Materias: Comparación de las características de crecimiento y disminución de las iglesias protestantes,” se pueden leer en su totalidad aquí, en inglés.

El director de la investigación, David Haskell, observó que el estudio apunta como las iglesias que están creciendo “se mantienen firmes en las creencias tradicionales del cristianismo y están más involucradas en prácticas como oración y lectura de la Biblia”.

Haskell observó también que la confianza sentida cuando se le presenta un conjunto de creencias cohesionadas, acaba siendo atractiva para no creyentes.

La enseñanza de doctrinas centrales, consideradas verdades inalterables, hace que los visitantes ganen confianza. Esta confianza, aliada a un mensaje edificante, reconfortante o claramente positivo, es una combinación atractiva.

El estudio también encontró una correlación entre el crecimiento de las iglesias y las prácticas de sus pastores. Aquellos que declaran leer la Biblia diariamente y consideran el evangelismo “importante” logran mantener un crecimiento más sólido.

Por ejemplo, el 71% de los líderes de las iglesias en crecimiento leía la Biblia diariamente, mientras que sólo el 19% de los pastores de las iglesias que pierden miembros tienen ese hábito.

Además, el 100% de los pastores responsables de las iglesias en ascenso dicen que es muy importante alentar a los no cristianos a convertirse en cristianos”, en comparación con el 50% del clero de las iglesias con declive de la membresía.

Otro aspecto de la investigación fue cómo la alabanza influenciaba el crecimiento. Las congregaciones que optan por un estilo de adoración contemporáneo, con instrumentos musicales y cánticos, en promedio crecen más que las iglesias que optan sólo por un estilo “tradicional”, con órgano y un coro.

El material confronta otros estudios similares publicados en los últimos años mostrando que para las personas que frecuentaban las iglesias la teología que se enseñaba no era ‘relevante’.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE CHRISTIAN POST Y WASHINGTON POST

Continuar Leyendo

Iglesia

Estacionamiento se convierte en iglesia para alcanzar a indigentes

Con la intención de involucrar a los indigentes en los cultos, la iglesia se estableció en un estacionamiento en el centro de Alabama, en los Estados Unidos.

Publicado

en

ALABAMA, EE.UU.- Los indigentes de la ciudad de Birmingham, en Alabama, pasaron a recibir la visita frecuente de Keith Akins, después de que se sintió llamado a hacer algo nuevo. “Queríamos entrar en los lugares oscuros y olvidados de la ciudad donde nadie iba”, dijo a Baptist Press.

Junto con su familia y amigos, Akins preparó las comidas y la distribuyó a los indigentes – a veces era posible conseguirle que comieran en los restaurantes. No importa donde fuera el encuentro, las enseñanzas de Jesús eran siempre el tema principal.

“Fue como leer el Evangelio”, describió. “Jesús adoraba sentarse y compartir una comida. Sólo sentíamos, comíamos y conversábamos normalmente. Construimos algunas relaciones fuertes”.

En aquella época, había comenzado una iglesia en su casa, la Church at Southside, que creció y necesitaba su propio edificio. Akins quería que fuera un lugar donde cualquiera se sintiera cómodo, pero los indigentes no se abrieron a la idea de asistir a un templo.

“Siempre he escuchado historias de que no tenían la ropa adecuada. Yo les decía a ellos que era diferente, que podrían venir exactamente como estaban, pero decían: ‘No, yo ya estuve en la iglesia antes’ y luego me contaban historias horribles. Eso rompió mi corazón”, dijo Akins.

La iglesia comenzó a reunirse en un espacio alquilado con la esperanza de incluir a los indigentes, pero ninguno de ellos entró por las puertas. “Me acuerdo que le pregunté a Dios: ‘Yo sé que el Señor los colocó en mi corazón, ¿qué quiere que haga?’. Y sentí el Espíritu Santo animándome: ‘¿Por qué no vas a ellos?’, contó.

En aquel momento, la congregación de 40 miembros desistió de renovar el contrato del alquiler y tuvieron la idea de ser una “iglesia móvil”. Ellos llevaron un camión con comida y se pararon en un estacionamiento en el centro de la ciudad.

En noviembre de 2016, en las primeras tres semanas, nadie apareció. Hoy más de 100 personas se reúnen todos los domingos en el estacionamiento de una agencia de publicidad.

Todos toman el desayuno juntos antes del culto y, al final, los indigentes reciben una cesta de alimentos. En los últimos dos años, la iglesia ha servido más de 10 mil comidas.

Akins destaca que la iglesia quiere recibir a todos con los brazos abiertos, no importa su condición. Si hay pecado, el amor de Jesús es capaz de transformar. “Son personas de diferentes estilos de vida. No todos los que vienen son desamparados – algunos están en casas y apartamentos de baja renta”, explica.

La generosidad pasó a ser una característica en la congregación del estacionamiento. Muchas veces, los miembros llevan dinero o comida para distribuir a las personas que necesitan más.

“Es una bella imagen del Reino de Dios”, dijo Akins. “Nosotros no tenemos todo planeado, pero Dios está trabajando”.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE BPNEWS

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas