Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 22 de Octubre de 2018

Decenas de miles de judíos se reúnen para recibir bendición sacerdotal

“La oración es para que Dios bendiga a todas las personas del mundo y para que haya paz”, explica estudiosa.

  • Iglesia    
  • 3 abr 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

JERUSALÉN, ISRAEL.- Las celebraciones de la Pascua cristiana acabaron el domingo, pero en el calendario bíblico, los judíos deben conmemorar toda esta semana la “fiesta de los panes sin levadura”. El establecimiento de esta festividad está en el capítulo 12 del libro de Éxodo. Durante los siete días posteriores al recuerdo de la salida de Egipto, ellos debían comer solamente panes sin levadura, que está relacionado con la idea de purificación.

Siguiendo la tradición, decenas de miles de judíos se reunieron el lunes para hacer oraciones frente al Muro de Lamentaciones, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Cientos de sacerdotes estaban en el lugar para dar la bendición sacerdotal.

La ceremonia es conocida como Birkat Kohanim [bendición de los sacerdotes], siguiendo la línea de los descendientes de Aarón, hermano de Moisés. Se reúnen frente al lugar más sagrado del judaísmo.

“En el segundo día del Pesach, generalmente los Kohanim bendecimos al pueblo de Israel. Cuando existía el templo, los judíos venían de todas partes de Israel y el gran Cohen los bendecía”, explica la estudiosa Sarah Levi. Esta bendición se realiza en el lugar dos veces al año, en la celebración de la Pascua y en la Fiesta de los Tabernáculos.

Ayer, bajo el fuerte calor, la mayoría de los hombres judíos se cubría la cabeza con el talit – sus mantos de oración. Las mujeres quedaron en la parte lateral, por separado. “Hemos venido de todos los puntos de Israel. Nosotros somos de Yokneam, en el norte, y otros muchos vienen del sur solamente para estar en el lugar más sagrado que tenemos, donde una vez estaba el Templo”, explica Sarah.

El evento se produce este año en medio de una serie de amenazas de los palestinos que intentaron invadir la frontera el pasado viernes y prometieron que continuarán con su “Marcha del Retorno”, evento político islámico que pide el fin de Israel.

Por eso, un fuerte esquema de seguridad fue montado en la Ciudad Vieja, contando con “unidades policiales, agentes de fronteras y unidades especiales”, según su portavoz, Micky Rosenfeld. Las Fuerzas de Defensa de Israel anunciaron un cierre de 10 días en todos los pasos fronterizos de Cisjordania y Gaza a partir del 29 de marzo.

Por eso, es especialmente significativo el objetivo de esta ceremonia. “Es una bendición no sólo para el pueblo de Israel, sino también para el mundo entero. La oración es para que Dios bendiga a todas las personas del mundo, para que haya paz, amor, sustento, y todos los pueblos vivan bien”, concluye Sarah.