nav
Jueves 16 de Agosto de 2018

Iglesia Católica hace “oración de exorcismo” tras ataques del presidente de Nicaragua

El presidente Daniel Ortega sigue reprimiendo violentamente a los ciudadanos

  • Iglesia    
  • 23 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

MANAGUA, NICARAGUA.- El dictador comunista de Nicaragua, Daniel Ortega, continúa reprimiendo duramente a su pueblo. Antes “mediadora” entre gobierno y oposición, la Iglesia Católica respondió a los ataques con oración ayuno. Un día después de haber sido llamado “golpista del Estado”,  hizo un llamado a los fieles de todo el país para hacer juntos “oración de exorcismo”, el viernes (20).

La misa en la iglesia de la Divina Misericordia, ubicada en la capital Managua, estaba llena de fieles. El lugar fue escenario, la semana pasada, del ataque de paramilitares  y la Policía Nacional que dejó como saldo dos estudiantes muertos. “Estas balas en las paredes también alcanzaron a Cristo”, lamentó, durante el sermón, el padre Erick Alvarado, de 38 años, que estaba en el templo y testificó la muerte de los jóvenes que se refugiaban en el lugar.

Aún se pueden ver las señales de la violencia tanto en las paredes externas como internas, marcadas por tiros, de grueso calibre. Tres acertaron una imagen de Jesucristo colgada en la pared.

El sacerdote sacó la oración que decía: “Precipitad al infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos que andan por el mundo para perder las almas.

La conocida invocación fue elegida por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que también pidió a los católicos ayunar por un día en favor del país.

Incluso sin citar el nombre del presidente, quedó evidente que es una respuesta a la acusación de Ortega que la Iglesia Católica estaba apoyando “setas satánicas”, como el presidente llama a sus opositores.

De hecho, la CEN se ha convertido en una de las más feroces críticas contra Ortega, que ha ordenado una fuerte represión a las protestas de la población y ya han dejado al menos 360 muertos desde el inicio de las manifestaciones en abril.

La Alianza Evangélica de Nicaragua (AEN) fue más débil y optó por divulgar sólo una nota, pidiendo al gobierno que cumpla la ley y exigiendo “respeto al flagelo de la intolerancia e injusticia que están viviendo diariamente por denunciar con una voz profética los abusos en curso en Nicaragua”. El documento, firmado por el presidente de la AEN, Mauricio Fonseca, los representantes evangélicos pidieron a las Naciones Unidas, a la OEA y la Comunidad Europea actuar para impedir “la represión y muerte del pueblo”.

[ Fuente: NCR ]