Connect with us

Iglesia

Argentina: Historial de abusos en “La casita de Dios”

Los hechos ocurrieron en el centro educativo para sordomudos e hipoacúsicos de Mendoza, en el Instituto Antonio Próvolo, Argentina.

Avatar

Published

on

NOTICIACRISTIANA.COM.-Los sacerdotes Horacio Corbacho, de 53 años de edad  de origen argentino y Nicola Corradi de 83, de nacionalidad italiana, los declararon culpables por delitos de abusos sexuales en perjuicio de niños y niñas con discapacidad.

Los hechos ocurrieron en el centro educativo para sordomudos e hipoacúsicos de Mendoza, en el Instituto Antonio Próvolo, Argentina.

Los involucrados los condenaron a 45 y 42 años de prisión, mientras que un jardinero de dicho centro, identificado como Arnaldo Gómez, lo condenaron a 18 años.

El arzobispado de Mendoza emitió un comunicado de prensa divulgado a través del sitio Vatican News, en el que expresan solidaridad y cercanía con las víctimas y sus familias, al tiempo que ratifican su compromiso “con la prevención, la transparencia, la verdad y la justicia para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad”.

Aproximadamente 30 niños abusados

Se contabilizan 9 años de abusos, desde 2005 hasta 2016, cuando por primera vez un exalumno, hizo la primera de las denuncias de violación. A esta les siguieron muchas más llegando a sumar aproximadamente 25 casos más.

De acuerdo con los testimonios de las víctimas había un modus operandi para cometer los abusos sexuales. La mayoría de los relatos señalan un cuarto al que identificaron como “la casita de Dios”.

Según el diario La Región, en ese lugar los sometieron a diversos vejámenes: violaciones, tocamientos, pornografía y amenazas. Todo ocurría en la madrugada, cuando los otros niños dormían en sus habitaciones.

Catorce los Procesados

Son en total 14 personas relacionadas con el caso Próvolo, entre ellos un monaguillo.

Las niños, eran elegidos de acuerdo con su nivel de sumisión a los golpes para asegurarse de que lo fueran también con sus abusadores.

Luego de introducirlos al cuarto destinado para los abusos, eran dejados con los curas. Posteriormente, eran regresados a sus habitaciones.

Algunos de los niños también fueron encadenados y obligados a violar a otros de sus compañeros. Esto conformó las evidencias en el interior del instituto, donde se encontró material pornográfico.

La monja Kosaka Kumiko, otra de las involucradas, aún no es sentenciada, pero se le acusa por el delito de complicidad. Actualmente se encuentra bajo arresto domiciliario y se espera un juicio por separado en 2020.

“Pedimos perdón por los pecados propios y ajenos. La conciencia de pecado nos ayuda a reconocer los errores, los delitos y las heridas generadas en el pasado y nos permite abrirnos y comprometernos más con el presente en un camino de renovada conversión”, señaló la Santa Sede en clara referencia al papa Francisco.


Publicado en: NOTCIASCRISTINAS.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo. 


Continue Reading
Advertisement

Más leídas

Recibe Notificaciones de las nuevas noticias.    Ok No thanks