Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

NOTICIACRISTIANA.COM.- ¿Te imaginas predicar o escuchar una palabra de Dios en medio de una tormenta de nieve? , ¡es de valientes!  esto es lo que hace una Iglesia en Alaska. En medio de que el mundo pasa encerrado en cuarentena y lucha con  la pandemia del Covid-19-

El reverendo Nick Bruckner se paró sobre un montículo de nieve mientras instaba a los fieles miembros a  tomarse un tiempo para reflexionar durante la temporada de Cuaresma e instó a los fieles a  “no dejarse llevar por la vida”.

Los fuertes vientos le hicieron difícil pasar las páginas de su Biblia, pero su voz no fue callada. En medio de la tormenta de nieve, el pastor usó los restos de una taza de plástico para proteger su micrófono y bloquear los sonidos de las ráfagas de vientos.

Bruckner  predicó aproximadamente a  35 invitados  quienes escucharon y cantaron himnos desde el interior de sus vehículos. Este fue el servicio dominical del 22 de marzo durante la pandemia de coronavirus en Unalakleet, un pueblo en la costa noroeste de Alaska.

A medida que COVID-19 continúa extendiéndose por todo el país, las iglesias se las ingenian y ofrecen creativamente los servicios de adoración al estilo autocinema para mantener las reglas de distanciamiento social destinadas para proteger a las personas de contraer el nuevo coronavirus.

El pastor Bruckner admite que fue una locura, y a pesar de que personas de la iglesia realmente se extrañaron entendieron la modalidad.

“Todos los que estaban en su automóvil tenían la sonrisa más grande en la cara, solo porque no nos reunimos físicamente para la iglesia la semana anterior y todos la echamos de menos”, dijo Bruckner, pastor de la iglesia Unalakleet Covenant.

“Estar juntos, a pesar de que no hay contacto físico, … realmente calienta los corazones de las personas y anima a todos, incluso a mí”.

Extrañamos reunirnos para adorar, pero también extrañamos esas relaciones y la forma única en que se construyen cuando están físicamente presentes el uno al otro”, revela el pastor.

Bruckner dijo que los miembros de la iglesia han respondido a la pandemia orando entre ellos por teléfono. También han llamado a los ancianos para asistirles en emergencia.

Como iglesia, según el pastor estamos llamados a protegernos y a cuidar al prójimo.la iglesia decidió cancelar el servicio de adoración dominical y otras reuniones, como la comida comunitaria mensual que los miembros de la iglesia cocinan para la aldea, hace aproximadamente dos semanas”.

“Necesitamos proteger a las personas”, dijo Bruckner. “Es un reflejo de nuestro compromiso con Dios de amar a nuestro prójimo.

Las medidas que se han venido tomando, han sido de manera responsable. En un domingo normal antes de esta pandemia, si alguien tenía gripe o sabían que eran contagiosos o podrían ser contagiosos, les pediríamos que se quedaran en casa porque eso es lo que se debe hacer”, agregó.

La Iglesia del Pacto de Unalakleet, que forma parte de la Iglesia del Pacto Evangélico, está compuesta por unos 90 miembros en un área que es predominantemente Iñupiat, dijo el pastor Bruckner.  Es una iglesia multiétnica en un pueblo de aproximadamente 800 personas.


Publicado por: NOTICIACRISTIANA.COM.-Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas y del mundo